miércoles, 1 de marzo de 2017

Que la cuenten como quieran

Tengo tan mala memoria que ya empiezo a borronear momentos de cuando nació mi hija. Visito lugares donde viví y no recuerdo caras o nombres, a veces ninguno de los dos. Tal vez por eso hay que escribir. Tal vez por eso no hay que dejar que la memoria se escape en el momento mismo en el que está sucediendo.

La obsesión por documentar, por fotografiar, por guardar de alguna forma ese breve espacio de tiempo en el que el recuerdo se genera para luego comenzar a borronearse, para perderse de a poco, fundiéndose en negro como si fuera el final de una película.

Por qué recordar? Para qué? La nostalgia siempre liga a la tristeza. O tal vez no. Tal vez recordar nos permite añorar y al mismo tiempo evitar repetir errores. Tal vez recordar es lo que nos salva de no caer en las personas que nos lastimaron, de no perdonar a los que nos hicieron mal. Tal vez recordar sea la herramienta que nos aleja de lo que nos hunde.

A veces, apenas recuerdo sentimientos.