jueves, 18 de julio de 2013

Memoria fotográfica

Ya sé que la memoria fotográfica es otra cosa, pero yo tengo una memoria fotográfica propia: tengo la ¿habilidad? de acordarme el momento y circusntacia en el que una foto fue sacada. Dirán que no es gran cosa, y por ahí no lo es, pero de alguna forma y a partir de una foto, puedo revivir un momento que puede haber sucedido, digamos, uno 20 o 25 años atrás. No está tan mal, ¿no?

Será por eso que me gusta tanto la fotografía y desde chica tuve una obsesión con guardar de esta forma los recuerdos. Porque esto viene acompañado de mi corta memoria general (foto o no pasó).

Lily, una pared de Barcelona y unas zapatillas mías de hace 6 años.

miércoles, 17 de julio de 2013

Orange is the new black

Si no están viendo Orange is the new black, deberían empezar a hacerlo. Eso es todo lo que voy a decir al respecto.


jueves, 11 de julio de 2013

Céline & Jesse


Parece que a medida que nos conocemos, nos alejamos y al mismo tiempo, nos "iluminamos" más. Iluminar en el sentido de la razón, de entender mejor, de comprender mejor, de tener una lucidez (justamente, derivado de la palabra luz) mayor. Celine y Jesse, y su relación con más diálogos de la historia, son un reflejo bastante real de las miserias y alegrías de una pareja. 

Aquellos que no vieron Antes del amanecer y Antes del atardecer no podrán apreciar realmente todos los matices de esa relación (porque hay que estar un poco enamorado de la pareja para poder quererlos y perdonarlos). Los reproches de fondo, lo bastante insufribles que son ambos, con otros, con ellos mismos. Y lo fuerte que es, al mismo tiempo, la cosa que los une y que los hace ser parte el uno del otro, más allá de todo y de nada. Con momentos que rozan el esnobismo y la insoportable levedad del ser. 

Yo los amo. Me identifico con ambos. Me identifico con una historia, justamente, de película, pero de película con defectos. De esas que son más reales y muestran aspectos no clásicos de las comedias románticas (a las cuales disfruto enormemente también).

Antes del anochecer es el ¿cierre? de una trilogía magnífica que, como el vino, no hace más que mejorar a medida que se pone vieja. En unos años, me sentaré a ver las tres de corrido y, si dios quiere, veré Antes de la medianoche o algo así.

BTW, Ethan Hawke (my god!) no hace más que mejorar con el tiempo también. Y gracias a dios que se arregló los dientes que tenía destrozados en la segunda de la serie. Ella, bastante insufrible, pero muy real.