miércoles, 22 de mayo de 2013

Barcelona aquí arribem

Conocer ciudades nuevas debe estar en mi TOP 5 de cosas favoritas. No solo estar sino también la previa me copa. Investigar  la ciudad, hacerme mapas de recorridos, conocer y saber qué hacer a dónde ir.

Parte de esta investigación previa (sí, soy una ñoña, qué le vas a hacer?) consiste en preguntar a la gente que anduvo por la misma ciudad qué me recomienda, qué cosas no valen la pena, qué cosas son imperdibles.

En un mes y unos días voy a estar dando vueltas por Barcelona, volviendo a mis viajes en solitario. Y acá estoy, pidiéndoles que me recomienden qué hacer y qué no hacer 4 días en la ciudad.

(También andaré por Madrid, Londres y Oxford, que ya conozco, pero si tienen algún dato no típicamente turístico, bienvenido sea!)

PD: Si están planeando viajar, les recomiendo que se bajen las apps de Trip Advisor City Guides. Son gratis, tienen mapas que funcionan off line y están buenísimas.

PD2: Soy muy "fans" de armar mapitas con Google Map donde marco puntos de interés y recorridos para hacer. Si hay algún otro freak por ahí que hace lo mismo y lee esto, bienvenidos sean los mapas! (Si alguien quiere mi mapita de Madrid o Londres, pidan que es gratis).


View Barcelona in a larger map

viernes, 17 de mayo de 2013

Lloren, chicos, lloren

De grande uno llora menos. No porque tenga menos motivos para llorar sino porque no está tan aceptado llorar.

Yo lloro mucho. Lloro cuando algo me emociona, lloro cuando algo me entristece. Lloro. A veces lloro sin motivo aparente, y a veces cuando se supone o justifica el llanto, no lloro.

De chiquita siempre me decían que no llorara porque la gente que llora se pone vieja más rápido, y, por ende, más fea. Yo lloraba igual.

Hoy lloro cuando veo una película, cuando alguno de mis sobrinos me dice algo que me toca de alguna forma, cuando pienso en cómo sería mi vida si mi bebé estuviera acá.

A veces lloro a escondidas y a veces miro Grey's Anatomy para tener una excusa externa para llorar. A veces no lloro para no tener que explicar por qué.

Creo que nunca lloré de felicidad, salvo que llorar de felicidad sea como cuando te reís tanto que los ojos empiezan a mojarse. O que emocionarse sea, de alguna forma, llorar de felicidad.

Y vos, cuándo fue la última vez que lloraste?