Nadie está mirando

Cuando tenga hijos les voy a decir lo mismo que me dijo mi mamá repetidas veces, dando muestras de una estrategia parental sumamente eficiente (y católica): siempre hay alguien que te está mirando.

Mamá no hablaba de Dios. Mamá hablaba de la sociedad. Hablaba de la sociedad conocida, cercana. Y más creciendo en el interior. Siempre hay alguien que te está mirando y por eso hay que tener cuidado con lo que uno hace (y deja de hacer).

Claro que esto se validó repetidas veces, por ejemplo cuando me ratié con dos amigas, por única vez, en la secundaria y, boludas nosotras, nos fuimos a un lugar hiper transitado y alguien nos vio y nos buchoneó y nos re cagaron a puteadas. Otra vez, por ejemplo, la madre de un novio se enteró de que su hijo andaba noviando conmigo porque alguna vieja chota nos vio caminando por la calle acaramelados. Y así, varias veces.

Pero después, uno piensa: "Pará, mi vieja me estaba re cagando. Mentira que siempre hay alguien que está mirando. Eso es imposible, estadísticamente hablando." Y bueno, una se relaja. Y más cuando te mudás a una ciudad como Buenos Aires, donde, claro, es mucho más difícil que alguien de tu sociedad cercana te esté mirando.

Hasta que una mañana como hoy, alguien a quien no ves desde hace años, te pregunta por el chat: "te pusiste un vestido azul?" y te das cuenta de que sí, siempre hay alguien que te está mirando y que menos mal que no se te voló justo en ese momento en el que te miraron porque ese vestido te suele dejar en bolas y siempre hay alguien que está mirando.



Comentarios

Patricia N. ha dicho que…
Jajajajajaaj! cierto! mi vieja me decia lo mismo, y tambien pude comprobarlo, que siempre alguien esta ahi como un enviado!
Buen finde!
Besos!
Cerebrito. ha dicho que…
por eso mismo, desde el dia que descubri que mi vieja me habia agarrado para la joda diciendome que 'dios esta en todos lados y anota las cosas malas que haces en un cuadernito y viene y te castiga' (ni siquiera somos creyentes y me lo dijo para que deje de preguntar pavadas); cada vez que voy por la calle sacandole el cuero a alguien me callo cuando estoy por llegar a la esquina, no sea cosa de que sorpresivamente acuda esa persona a la forreada, o un amigo que le cuente.

suerte que no te volviste emo, otaku, o alguna payasada asi despues de irte a vivir a baires, como hacen muchos a los que se les despierta la necesidad de rebelarse, mira si te sorprendia con un 'te teñiste el pelo de verde!?' ese alguien!
Haiku ha dicho que…
Totalmente cierto! Y bajoneante.
Sofía ha dicho que…
Jajaja tal cual.
Acá en Uruguay hace un tiempo había un aviso que decía "acá nos conocemos todos". Y es así, siempre te pasa que te cruzás con alguien que conocés a 300 km de donde vivís. O te encontrás con el tío del vecino. O hablás con alguien que recién conocés y resulta que conoce a tu primo. Por acá siempre decimos cosas como¡Que chiquito es este país!. Pero parece que no, que es más global y se da en ciudades con una cantidad muuuuuy superior de habitantes. Que chiquito es el mundo.
Agus ha dicho que…
yo soy de pergamino, una "ciudad" con alma de pueblo, y creeme, nos conocemos todos! las cagadas que me mandé de pendeja se las enteró todo el mundo... después aprendí ;) beso, Pau!
Salomè ha dicho que…
tal cual, las madres son asì...... saludines.
Anónimo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fresh ha dicho que…
Primera vez que paso por tu blog & me gustó mucho cómo & lo que escribís, besos.
yo ha dicho que…
jajaja! Muy cierto

Entradas populares