jueves, 28 de febrero de 2013

Tonta calmada

Es muy loco que de chicos tengamos tanta fe ciega en los adultos y que, de adultos, nos demos cuenta de que, en realidad, ningún adulto tiene muy claro lo que hace de su vida.

A lo largo de mi vida me crucé con mucha gente que me demostró que, si algo seguro hay en la vida, es que nadie tiene muy bien definido cuál es el mejor camino. Incluso el que parece tener todos los patitos en fila tiene, de base, una incertidumbre bastante importante.

Cuando me agarran ataques de ansiedad respecto a mi futuro, pienso en esto y me tranquilizo. Será que "mal de muchos, consuelo de tontos", pero prefiero ser una tonta calmada que una tonta ansiosa.


viernes, 22 de febrero de 2013

Nos vemos en 30 años

Estaba leyendo un post de Frank cuando me acordé de ésto que paso a relatarles. No me juzguen ni me ataquen, en el fondo soy una romántica, ilusa e incomprendida.

Corría el año 2008, principios para ser más exacta, y quien fuera una de las pocas personas en romperme el corazón - mentira, varios me lo rompieron - me decía que me dejaba por otra. "Dejarme" es un concepto bastante generoso porque en realidad nunca fuimos más que dos personas que coinciden en tiempo y espacio para darse un poco de esa cosa que se dan las personas que se dan, pero valga para la historia que el concepto era "te estoy dejando por otra".

Era una situación bastante bizarra porque aquella por quien me dejaban era quien le había roto el corazón a este chico, quien de alguna forma había ahogado sus penas en mí o en eso que se dan las personas que se dan (y déjenme soñar con que de algo serví y no fui un simple paso). Cuestión que de los arrepentidos se sirve Dios, y en este caso este hombre, y la chica volvió a él diciéndole que... no sé qué le dijo porque tanto no supe, sólo supe que ella quería estar con él y que él, claramente, quería estar con ella más de lo que quería estar conmigo.

Digan lo que digan, el tipo tenía esa honestidad brutal, de las que te rompen el corazón pero contra las que no se puede hacer nada, porque qué margen deja la honestidad brutal ante éste tipo de situaciones? Si no sabés, te lo digo: ninguna. Cuando el tipo te dice que prefiere estar con otra, no tenés margen. No hay nada que puedas hacer. No podés discutir, ni pelear ni nada. Es lo que hay.

Les decía entonces que el señor (empezamos con un chico y terminamos un señor, y después digo que no idealizamos el pasado) me estaba dejando por otra pero, epa, no íbamos a dejar las cosas así. No señor, qué se piensan? Que mi dinero no vale?

En un acto de ¿infantilidad? ¿romanticismo? ¿estupidez? ¿miseria total y falta de dignidad? decidimos enviarnos a través de futureme (esa web que te permite enviarte mails en un tiempo futuro) un mail a cada uno que decía:

"Buscame. Nombre y Apellido. DNI."

No recuerdo si incluimos algún tipo de información extra y no me pregunten por qué lo del DNI ni el "buscame" porque era bastante evidente quién era el otro y para qué nos estábamos mandando el mail. Seteamos la fecha para una fecha dentro de unos 30 años (ponele, no lo recuerdo exactamente) y nos despedimos muy conformes con las direcciones que tomaban nuestras vidas. Vale. Él estaba conforme. Yo estaba a las puteadas.

La vida quiso, o yo quise, que las cosas salieran bastante bien para mi también, y hoy esto al borde del primer año de casada con Gastón. Eso es más de lo que pueden decir Britney, Kim y algunos más - aplausos para Pau. Ésta historia no es, igualmente, para contarles lo feliz que soy con Gastón, ni lo mucho que lo amo, y lo importante que es para mi, pero mejor dejémoslo anotado, no vaya a ser cosa que se ponga celoso.

Hace un tiempo volví a hablar con el chico en cuestión y le pedí permiso para contar la historia (no quiero más ofendidos) y se dio el siguiente diálogo:

- Me das permiso para incluir tu historia en un futuro libro?
- Haceme quedar bien
- Imposible. Me dejaste por otra.
- Peor hubiera sido que te deje por otro
- Si, siempre puede ser peor. Si querés, al final del capítulo pongo "peor hubiera sido que me deje por otro" así termina pum para arriba
- No me hagas puto (...) ya veo que compro el libro y termino sodomizado
- El capítulo se va a llamar "a por todo"



martes, 19 de febrero de 2013

Archive

¿Vieron que uno ahora puede chequear todo su historial de Twitter y darse cuenta de cuán pelotudo era hace dos o tres años? Bueno, a veces te sorprendés a vos mismo:



Esto demuestra que mi capacidad de ironía estaba intacta, aunque mi humor es tan malo como siempre lo fue.

A todo esto, sabían que "archive" en inglés se dice "arcaiv" y no "archive"? Yo me enteré de pedo hablando con británico. También me enteré el otro día que "interesting" se dice "inerestin".

Ah, mirá qué interesante...


viernes, 8 de febrero de 2013

Nadie está mirando

Cuando tenga hijos les voy a decir lo mismo que me dijo mi mamá repetidas veces, dando muestras de una estrategia parental sumamente eficiente (y católica): siempre hay alguien que te está mirando.

Mamá no hablaba de Dios. Mamá hablaba de la sociedad. Hablaba de la sociedad conocida, cercana. Y más creciendo en el interior. Siempre hay alguien que te está mirando y por eso hay que tener cuidado con lo que uno hace (y deja de hacer).

Claro que esto se validó repetidas veces, por ejemplo cuando me ratié con dos amigas, por única vez, en la secundaria y, boludas nosotras, nos fuimos a un lugar hiper transitado y alguien nos vio y nos buchoneó y nos re cagaron a puteadas. Otra vez, por ejemplo, la madre de un novio se enteró de que su hijo andaba noviando conmigo porque alguna vieja chota nos vio caminando por la calle acaramelados. Y así, varias veces.

Pero después, uno piensa: "Pará, mi vieja me estaba re cagando. Mentira que siempre hay alguien que está mirando. Eso es imposible, estadísticamente hablando." Y bueno, una se relaja. Y más cuando te mudás a una ciudad como Buenos Aires, donde, claro, es mucho más difícil que alguien de tu sociedad cercana te esté mirando.

Hasta que una mañana como hoy, alguien a quien no ves desde hace años, te pregunta por el chat: "te pusiste un vestido azul?" y te das cuenta de que sí, siempre hay alguien que te está mirando y que menos mal que no se te voló justo en ese momento en el que te miraron porque ese vestido te suele dejar en bolas y siempre hay alguien que está mirando.



martes, 5 de febrero de 2013

´cuchame

Cuando era más chica y me preguntaban qué música me gustaba, nunca sabía qué responder y siempre terminaba tirando un "no sé, me gusta de todo". Digo cuando era chica porque de adulto la gente no anda por ahí preguntándote qué música te gusta. O al menos a mi no me pasa.

El tema es que si te metías entre mis casettes o luego mis cds o después mis dvds cargados de mp3 te podías encontrar con cualquier cosa, pero cualquier cosa de verdad. Si entrás a mi Ipod vas a encontrar música que va desde Britney bitch a Regina a Radiohead a bandas que nadie conoce. Pero, y aquí el detalle, es poco probable que te encuentres con, ponele, todo el dísco X de Norah Jones. No porque no me guste Norah Jones sino porque me gustan canciones, no bandas ni artistas (suena tan ridículo decir "bandas ni artistas"). Decime básica o, lo que yo prefiero, desprejuiciada, pero a mi lo que me llega son las canciones y los momentos en los que las conozco.

Por ejemplo, una vez iba caminando por la calle y pasaron dos chicas y un chico cantando ésta canción, saltando con los brazos entrelazados. ¿Cómo podrías no enamorarte del tema después de ver ese video clip en vivo? Imposible.

LLámame by Los Gardelitos on Grooveshark

Otra vez, por ejemplo, me crucé con éste tema en el auto del novio de una amiga, y se lo hice poner tantas veces que terminó regalándome el CD:

LEMMON TREE by Fools Garden on Grooveshark

Hace unos meses me crucé con éste video y me enamoré, primero del video y después de la canción:



Qué se yo... me gusta la idea de ir enamorándome de canciones y situaciones y momentos. Capaz cuando se me pase la adolescencia pierda el hábito...


(Qué? No era que ahora la adolescencia dura hasta como los 40 años?)


viernes, 1 de febrero de 2013

Marcada

¿Cuántas cicatrices entran en el cuerpo?

Por el momento, acumulo:

- Dos pantorrillas quemadas por subirme a una moto con dos caños de escape
- Tres cicatrices en la panza por la operación de vesícula
- Una marca en la pierna que me hice contra la punta de una cama de hierro, jugando al cuarto oscuro
- Varios rasguños de Lily que nunca se fueron. Quedaron como marquitas blancas.
- Tres cicatrices en la cara, una en medio de una ceja, otra al costado del labio y otra al costado del ojo, víctima de una mordida de perro que casi me deja ciega
- Una marca en la muñeca, resultado de tocar una olla caliente
- Un resto de una frutilla en la rodilla que me hice cuando me desmayé por correr las 6 vueltas a la pista en diciembre (obligada por mi profesora de gimnasia, maldita perra)
- Algunas sueltas por ahí que no recuerdo de qué fueron pero seguro mi mamá se re-acuerda


PD Tengo una escondida que no se puede contar y se los cuento para que se queden con la duda y me pregunten en los comentarios pero igual sepan que no les voy a contar