martes, 29 de enero de 2013

Suficiente

Dicen que uno tiene que vivir en cada edad lo que corresponde a esa edad porque sino después la vida te lleva por caminos que te hacen querer vivir lo que no viviste y terminás de 50 en un boliche, reventando la noche junto a pendejas de 20 a las que no les podés hacer competencia ni sombra. Y por suerte puedo decir que yo hice lo que tenía que hacer cuando lo tuve que hacer.

No es que tenga un historial como para armar un equipo de fútbol con banco de suplentes pero hubo llamadas a las madrugada, chats hasta llegar al "me subo a un taxi y voy para allá", hubo besos robados y besos suplicados y hubo amores, de los falsos, de los reales y de los de "los dos sabemos que no es amor". También hubo levantadas a upa, hubo apuradas en la calle y amoríos de esos que sólo se admiten en horario de oficina, cuando la oficial está también "trabajando". Hubo, por supuesto, de esos amores que nunca se dan y quedan en una especie de recuerdo de algo que no fue, nostalgia de lo que nunca existió, y esas ganas alguna vez abandonaron el cuerpo. Hubo de todo. De altos y flacos y bajos y gordos. Rubios, morochos, pelados y rapados. Hubo pseudo rockers con pantalones achupinados, borrachos y fumados tocando la puerta a las 7 de la mañana y recuperación con Big Macs al día siguiente.

Hubo de "te amo pero vos no a mi", "ella llegó primero" y "mejor no, dale? pero mientras tanto divirtámonos". Hubo hombres más hombres y otros más niños. Hubo niños que eran hombres y hombres que eran niños. Hubo reciente divorciado, nos estamos conociendo, sólo somos buenos amigos y te quiero de novia. Hubo de oficina, de blog, de amigos, de amigos de amigos, del pasado y finalmente del futuro. Hubo de todo, hubo mucho, hubo suficiente y, por suerte, nunca demasiado.


4 comentarios:

JLO dijo...

la vida misma...

buena descripción de los distintos estados efervescentes y el histeriqueo que a veces se da...

salu2

Patricia N. dijo...

Me encanto!
Lo bueno , lo malo, lo lindo, lo feo!
Un beso!

Pedro B. dijo...

Lo importante es que nunca falten..

MissSofía dijo...

Tan real como la vida misma. :)
Very nice, Pau Go.