martes, 29 de enero de 2013

Suficiente

Dicen que uno tiene que vivir en cada edad lo que corresponde a esa edad porque sino después la vida te lleva por caminos que te hacen querer vivir lo que no viviste y terminás de 50 en un boliche, reventando la noche junto a pendejas de 20 a las que no les podés hacer competencia ni sombra. Y por suerte puedo decir que yo hice lo que tenía que hacer cuando lo tuve que hacer.

No es que tenga un historial como para armar un equipo de fútbol con banco de suplentes pero hubo llamadas a las madrugada, chats hasta llegar al "me subo a un taxi y voy para allá", hubo besos robados y besos suplicados y hubo amores, de los falsos, de los reales y de los de "los dos sabemos que no es amor". También hubo levantadas a upa, hubo apuradas en la calle y amoríos de esos que sólo se admiten en horario de oficina, cuando la oficial está también "trabajando". Hubo, por supuesto, de esos amores que nunca se dan y quedan en una especie de recuerdo de algo que no fue, nostalgia de lo que nunca existió, y esas ganas alguna vez abandonaron el cuerpo. Hubo de todo. De altos y flacos y bajos y gordos. Rubios, morochos, pelados y rapados. Hubo pseudo rockers con pantalones achupinados, borrachos y fumados tocando la puerta a las 7 de la mañana y recuperación con Big Macs al día siguiente.

Hubo de "te amo pero vos no a mi", "ella llegó primero" y "mejor no, dale? pero mientras tanto divirtámonos". Hubo hombres más hombres y otros más niños. Hubo niños que eran hombres y hombres que eran niños. Hubo reciente divorciado, nos estamos conociendo, sólo somos buenos amigos y te quiero de novia. Hubo de oficina, de blog, de amigos, de amigos de amigos, del pasado y finalmente del futuro. Hubo de todo, hubo mucho, hubo suficiente y, por suerte, nunca demasiado.


lunes, 28 de enero de 2013

Regalo ideas

Idea genial:

Una aplicación en la que vos selecciones las cosas que te gustan (ingredientes) y dónde vivís y que esa aplicación te diga, todos los días, qué cocinar, en base a la temporada en la que estás (y por ende lo que se consigue fácilmente) y lo que te gusta, manteniendo una dieta equilibrada.

Yo pago.

¿Vos?




martes, 22 de enero de 2013

Lula, la linda

Ahí donde haya dos o más hermanas, siempre se sabe quién es la más linda. En mi caso, no era yo. No soy yo. Mi hermana Lula es la más linda. Siempre lo fue. Y no es que yo me considere fea ni mucho menos, pero Lula siempre fue la más linda.

Y venía pensando esto porque en el bondi vi a dos chicas, de entre 7 y 11 años, y una de ellas, la más chica, era muy linda. La otra hermana no era fea, era linda también, pero la de 7 era muy muy linda. Tenía ojos rasgados, verdes, y esas miradas que brillan. Además, esta sonriendo, todo el tiempo. Era muy linda. La hermana más grande tenía ojos marrones, una cara super armoniosa y agradable pero ni a los talones de la más chica. Y encima iba seria, muy seria. Igual que Lula y yo.

Toda la vida me pasó que ahí donde íbamos las dos, ella era siempre "la preferida", incluso entre amigos en común. Ella, supongo que por ser linda y por ser simpática, y no seria como yo, siempre lograba la preferencia de nuestras amigas para jugar. Nunca le tuve envidia ni celos, igual (lo que es bastante llamativo porque estaban dadas todas las condiciones). Simplemente me llamaba mucho la atención que ella siempre fuera, claramente, preferida. Para colmo, no sé si ella fue consciente alguna vez de ésto. Cosa de lindas, ¿viste?

De adultas, las cosas tienen otra dimensión y no es que ella sea menos linda ahora, sino que supongo que ya no me llama la atención. Seguimos teniendo amigas en común, ella sigue siendo más linda que yo, ella sigue siendo mucho más simpática que yo y yo, yo sigo siendo la hermana seria.

jueves, 17 de enero de 2013

El mail más humillante de mi vida

Desde RRHH nos mandaron auriculares para los cursos de e-learning que comienzan ahora. Probé el mío y no funcionaba. Mandé mail:

Maria,
Los auriculares que me dieron no funcionan.
Saludos
Paula

A los dos minutos tuve que mandar el siguiente mail:

Perdón, ya encontré la fichita del volumen :)
Gracias
Paula

Matemos a la regional marketing manager que no sabe encontrar un regulador de volumen en un headset. No merezco el puesto que tengo.


miércoles, 16 de enero de 2013

Camino al Oscar y 482 fotos

El otro día leí que esta chiquita, Jennifer Lawrence, dijo en una entrevista que ella siempre supo que le iba a ir bien en la actuación. Supongo que hay gente que nace con ese instinto de triunfo. Lo mismo sentí cuando el otro día le dije a @ladybotona que yo realmente creía que algún día iba a tener la capacidad de comprarme un departamento frente al Central Park.

- Pero vos de verdad crees que algún día vas a poder comprártelo? - me preguntó
- Si, claro, tengo grandes expectativas para mi vida - le dije

No sé si es soberbia o exceso de inocencia pero es cierto. Tengo grandes expectativas para mi vida. 

Y de ahí saltamos a hoy, a ahora. Hoy me trajeron las 482 fotos que mandé a imprimir. Son casi 5 años de mi vida en fotos. Ustedes, ¿mandan a imprimir cada tanto o quedan colgadas en bytes? 

Mi miedo más terrible es perder todas las fotos, perder todos los recuerdos. Siento como si mi biblioteca de fotos fuera lo que soy, o lo que me hizo ser lo que soy. Si mi casa se incendiara, lo primero que agarraría serían la gata, la computadora y el disco externo. Todo lo demás se recupera, las fotos no.

viernes, 11 de enero de 2013

Papito

Ayer iba en el bondi, volviendo a casa, cuando veo que, en un bondi que iba a la misma velocidad que el mío, pegado al nuestro, había un chiquito de no más de 2 años que saludaba con la mano a todo nuestro colectivo. La gente, ortiva como es, ni se daba cuenta y el pendejo insistía e insistía. En un momento empecé a pensar "mirame mirame mirame" a ver si funcionaba y el pobre chico tenía alguien que le devuelva el saludo, y parece que funciona porque me miró y me saludó y lo saludé y me sonrió, divino, con una sonrisa gigante. Entonces lo seguí saludando y él me devolvía el saludo y así hasta que se me ocurrió levantar la mirada apenas unos centímetros y mirar al padre que, justo cuando cruzábamos miradas, me descargó un beso al aire con una lascivia pocas veces vista. Bajé mi mirada, fucsia, me re-acomodé mirando al frente y traté de ignorar su mirada por la cuadra y media que siguió hasta que los dos colectivos se distanciaron.

jueves, 10 de enero de 2013

Anybody out there?

Éste blog a veces se siente como una casa después de una fiesta, donde quedan restos de cerveza en vasos semi vacíos, pegotes en el piso de algún vaso de coca que se cayó, cenizas y colillas de cigarrillo por doquier. Yo, la dueña, a veces siento que soy de esos anfitriones borrachos, que siguen hablando solos cuando ya todos se fueron, con la esperanza de que quede algún invitado por ahí dando vueltas, aunque más no sea para ayudar a limpiar y ordenar la casa.

Y, a veces, se siente como si la fiesta recién empezara, cuando pasan cosas como que los protagonistas del post "No tengo el coraje" me comenten o escriban un post sobre el post que yo escribí.

Comenten, no sean putos, que sé que están ahí, que leen, que vienen y están en la fiesta y toman cerveza. No me dejen hablando sola :)

miércoles, 9 de enero de 2013

Le mua sen tua

Cuando los franceses hacen cine que me gusta, salen cosas como Delicacy.



Audrey Tatou me genera sentimientos encontrados, pero qué linda que es!

PD: El título no significa nada, lo inventé en mi perfua francua (?)


lunes, 7 de enero de 2013

No tengo el coraje

Puse "I feel like I should be getting somewhere" en Google, buscando la letra de la canción y para sacarme la duda de si realmente decía eso, cuando entre los resultados, apareció un post de un blog, escrito en 2010, donde un él contaba que al día siguiente iba a viajar 16 horas en tren hasta llegar a la ciudad de ella, para conocerla, para empezar o seguir una historia que claramente empezó online.

Fui hasta la home del blog y leí que sigue escribiendo al día de hoy.

Hay un post, bastante nuevo, en el que habla de que está casado con una mujer adorable.

No tengo el coraje para leer el blog y saber si se casó, o no, con aquella chica que iba a conocer en 2010. Mi espíritu romántico se niega.

PS: se niega a enterarse de que no se casó con ella sino con otra, claro.