jueves, 20 de septiembre de 2012

Todo sería más fácil

Todo sería más fácil si dejaran de existir mujeres embarazadas por lo menos por dos años. En los últimos tres días lloré en tres colectivos distintos y un par de veces en la oficina. También lloré en lo del ecógrafo y, por supuesto, en lo de la obstetra. Tanto que me mandó al psicólogo, con lo que en los próximos tiempos voy a sumar otro profesional ante el cual voy a llorar: el chofer del bondi, mis compañeros de oficina, el ecógrafo, la obstetra y el psicólogo.

En dos semanas parto a Londres and I may be running away from my problems but I am runing towards London y eso nunca puede estar mal. Londres nunca puede estar mal. Capaz hasta te sumo un llanto ante la reina. God save the queen.

Lo mejor, o lo peor, del llanto es que ni siquiera tiene un disparador exacto. Aparece en cualquier momento y una tiene que bancarse que la gente te mire con cara de "loca, qué te pasa? por qué llorás?". Y de repente llorás porque hoy viste una foto en Facebook de una chica que tiene fecha de parto para la misma semana que tenías vos y el bebé es varón y se va a llamar Pedro.

Sea como sea, son tiempos difíciles y keep calm and go on es el leitmotiv más que nunca. Keep calm and go on. Keep calm and go on. Keep calm and go to London.


jueves, 13 de septiembre de 2012

Pesadillas x 2000

Es muy difícil recuperarse de todo ésto si, por más esfuerzo que haga durante el día, a la noche sueño pesadillas y al despertarme es un vuelta a cero.