jueves, 9 de agosto de 2012

Panza, pancita, panzota. Buzarda.

Estoy llegando a velocidad constante a ese momento en el que ya no voy a poder dormir boca abajo. Ni garchar perrito. No sé cuál de las dos me da más tristeza. Infinita tristeza, como diría @m_una_ramera


3 comentarios:

Avril dijo...

Conseguite un par de almohadas mas y arrancá a probar, no todo está perdido.

MOMA dijo...

JAJJAJA, MUY BUEN CONSEJO... CON LAS ALMOHADAS SE SOLUCIONA. UN BESO GRANDE PAU.

MOMA dijo...

JAJJAJA, MUY BUEN CONSEJO... CON LAS ALMOHADAS SE SOLUCIONA. UN BESO GRANDE PAU.