martes, 26 de junio de 2012

No podés y es normal

Desde que estoy embarazada, o desde que sé que estoy embarazada, hay dos frases que escucho con mucha más frecuencia que cualquier otra frase: "no podés" y "es normal".

No podés darte baños de inmersión. No podés hacer grandes esfuerzos físicos. No podés cambiarle las piedritas al gato. No podés fumar. No podés tomar alcohol. No te podés arrodillar así. No podés tener relaciones sexuales (en mi caso puntual). No podés comer verdura cruda fuera de tu casa.

Al mismo tiempo...

Es normal que te duelan los ovarios. Es normal que tengas algo de pérdidas. Es normal que sientas más los olores y gustos. Es normal que no sientas ningún cambio en el cuerpo. Es normal que sientas las lolas más sensibles. Es normal que te sientas triste y a los dos segundos feliz. Es normal que llores por cualquier cosa. Es normal, es normal, es normal.

Lo único que sé con certeza es que desde hace dos semanas, sueño todas las noches con que tengo relaciones sexuales con mi marido (envidien eso, cuántos tienen fantasías sexuales con sus propias parejas???) y que me fumo un paquete entero de cigarrillos. Sé que de lo segundo no zafo más y, de hecho, pienso aprovechar la volada para no volver a fumar. Lo primero, crucemos los dedos, se terminará prontamente.

domingo, 24 de junio de 2012

Borrador y cuenta nueva

Si, ya sé. ¿Cuántas veces más voy a cerrar éste blog para después volver a abrirlo? No sé. Creo que a partir de ahora, en vez de cerrarlo, voy a declarar final y nueva temporada. No sé.

Lo que sí sé es que hace un mes y medio me compré una bicicleta que sólo pude usar una vez. Al día siguiente de comprarla, tuve que ir a la guardia porque me hice un test de embarazo y me dio positivo, lo que significa que nos trajimos un mexicanito de nuestra lunademiel/vacaciones, y estaba con algo parecido a andrés y dije "esto no puede estar bien".

Me embaracé acá a propósito para tener excusa para volver

Cuestión que hace un mes y medio que estoy en cama. Si, no es que estoy haciendo vida tranqui. Estoy en cama. No me dejan trabajar, ni física, ni sexual, ni psicológicamente. No sé cuán factible es lo último, pero es lo que la "dotora" me ordenó.

Y a pesar de que hace un tiempo decidí que había sido suficiente mantener este blog por 5 años, en realidad el motivo principal del cierre había sido, en su momento, que no me gustaba que cualquiera pudiera acceder a lo que escribí hace 5 años y que ya no tiene valor. Pero claro, nunca pensé que la cuenta de Twitter no iba a ser suficiente y, además, no tuve en cuenta la posibilidad que nos da Blogger de guardar entradas ya publicadas en borrador, porque más allá de todo, no quería perder 5 años de escribir.

Cuando me enteré de que estaba embarazada y empecé a pensar en todo lo que eso significaba, mi amiga personal LadyBotona me dijo "escribí sobre todo esto que te está pasando". En ese momento pensé que a nadie le podía interesar lo que le pasa a una mina embarazada. Después pensé "bueno, capaz a alguien le interesa". Y aunque pensé en abrir otros blogs y empezar de cero (de hecho lo hice y me duró dos posts), la verdad es que NSYSV siempre va a ser mi pièce de résistance. Así que acá estamos, una vez más, escribiendo para el eter, o para vos, o para mi.

O para la bolita saltarina que está creciendo en mi panza.