lunes, 30 de enero de 2012

No digas que te casás

La receta para evitar el sobreprecio que le mete todo el mundo a cualquier servicio/producto cuando les pedís presupuesto es no decir nunca, bajo ningún aspecto, que es para un casamiento.

Aparentemente, la palabra casamiento sube el precio en un 300% automáticamente.

4 comentarios:

Caprichosa dijo...

Jajaja. Parece que alguien esta por casarse.

Solo pasaba a invitarte a pasarte por mi blog que lo estoy estrenando :) besos!

ceci dijo...

GRAN tip!

hadazul dijo...

en realidad, basta con que sepan que festejas algo... sobreprecio automatico.

lou dijo...

es bueno saberlo!