lunes, 3 de octubre de 2011

Eran otras eras

Entonces, digo, por ahí la vida no se divide en años ni en meses sino en eras. Eras que se definen de manera personal, que cada uno establece mentalmente y de manera inconsciente, delimitadas por hechos que nos marcaron profundamente, tanto desde lo positivo como desde lo negativo.

La muerte de alguien, el nacimiento de otro, un cambio de vida, un corte en una relación. Y la gente aparece como nueva o vieja dependiendo de si vienen arrastrando su presencia en nuestras vidas desde eras anteriores o si aún pertenecen a esta era que vivimos actualmente.

Será que cuando vivimos algo fuerte, algo único, algo especial, se cierra una era y se abre otra y toda esa gente que está con nosotros desde antes de ese hito pasa a ser "nuestra gente", la gente nuestra "de toda la vida", y los nuevos esperan pacientemente a que nuestra vida vuelva a tener un acontecimiento importante en su línea de tiempo y los convierta en gente que sí, porque sólo la gente que sí pasa de era a era, sólo la gente que sí puede superar el filtro que uno aplica cuando la vida cambia, o cuando uno cambia.


14 comentarios:

Lu dijo...

Ufff... de esos post que uno al leerlos, por el momento por el que atraviesa, siente que le remueven hasta los vasitos sanguíneos del dedo gordo del pie, jaja.

¡Cuánta razón!

~Coraline dijo...

Me gusta tu explicación.

penny lane dijo...

Totalmente de acuerdo. Y creo que el fin de las relaciones son momentos que te marcan bastante... suele haber SIEMPRE un antes y un después.
Obvio que cuando hay acontecimientos fuertes te marcan... de eso no hay dudas...
Pero quizás no todos creen que una relación pueda marcar tanto. En mi caso... creo que es lo que dirige mi existencia...!
Saludos!

H e l e n a... dijo...

Con toda la razoon...

dafne dijo...

Tal cual, cada uno con sus eras transitando el mismo tiempo.

saludos

Gustavo dijo...

Erasé una vez un planeta triste y oscuroooo...

Un Simple Blog dijo...

¿y será bueno tenes muchas o pocas eras?

Monstruo dijo...

Debe ser por eso que nos duele más cerrar etapas que terminar un año y empezar otro.
El calendario nos exede, mientras que las etapas dependen más de nosotros.
Besos!

Jote dijo...

me gusta la propuesta, es positiva... puede analizar etapas mas largas de la vida y no tener que depender de cortos plazos de tiempos y desilusionarse o ponerse ansioso de los resultados o consecuencias!

volvi al mundo blog pasate cuando quieras! besooss

vicky caparelli dijo...

Es verdad, es muy no hay mal que por bien no venga y mientras vivamos, el final de algo que puede llagar a ser satisfactorio o no para nuestras vidas se va a transformar en el comienzo de algo nuevo. Muy bueno el blog, besos.

YO-YO dijo...

Nunca más apropiado un post tuyo...
el viernes falleció mi vieja. se cerró una era y empezó otra.
besos

ceci dijo...

Coincido!!! A veces me digo "It s the end of an era" no porque sea extranjera, sino oporque es una frase de Carrie Bradshaw. y es porque estoy conciente d eque una nueva etapa se ilumió y en contraste las demás quedan atrás.. el problema es cuando gente de la era anerior no comprende en qué era estás! También me psa mucho eso.

la loca dijo...

Lo terrible es que nos hayan hecho creer que el tiempo se mide únicamente por el calendario y el reloj...

Emiliana dijo...

Tal cual... eras, etapas.. como quieras llamarlo.
Siempre pasan cosas que nos hacen cambiar, modificar e indefectiblemente cerramos y abrimos esas eras o etapas.