martes, 27 de septiembre de 2011

Entrar y salir de fase

La primera vez que escuché "Amar la trama más que el desenlace", de Jorge Drexler, me quedé fascinada por el concepto tan simple y a la vez tan significativo de su letra.


Camino por Madrid en tu compañía,
Mi mano en tu cintura,
Copiando a tu mano en la cintura mía.

Algo en la melodía, sumado a las palabras justas, hicieron que amara el tema desde esa primera vez que lo escuché. 

Y sin planearlo tú acaso,
Como quién sin quererlo va y lo hace,
Te vi cambiar tu paso,
Hasta ponerlo en fase,
En la misma fase que mi propio paso.

Lo que empezó como una descripción de una situación típica de pareja, terminó en trasladar ese concepto a los distintos momentos que atraviesa una relación. 

Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener,
Entrar y salir de fase.

Por que, al fin y al cabo, la relaciones entran y salen de coordinación, y aún en los momentos en que todo parece fuera de lógica, fuera de lugar, hay una mano que guía, otra que se deja guiar, para luego hacer el cambio y convertirse el guía en guiado.

Fue un salto ínfimo
Disimulado,
Un mínimo cambio de ritmo apenas,
Un paso cambiado.

Será que, cuando las cosas no cierran, cuando no todo es perfecto, es cuando uno de los dos tiene que pegar el saltito, acomodarse al paso del otro, llegar al otro, alcanzarlo y volver a caminar en la misma fase.

Ir por ahí como en un film de Eric Rohmer
Sin esperar que algo pase.
Amar la trama más que al desenlace.





5 comentarios:

Cinty dijo...

Es que Drexler es un grande y lamentablemente acá (Uruguay) no se lo valora como debería...

Renata dijo...

Gracias Gracias Gracias!! Es justo lo que necesitaba!! IDOLA!

Cada canción de Drexler es maravillosa (en su justa medida).

Calipso dijo...

Grandioso tema Pau!!!
Espero escucharlo en vivo el 12 de octubre.
saludos desde Chile =)

SoL dijo...

Amo este tema de Drexler, la 1era vez q lo escuché, me copó la melodía y ni le preste atención a la letra...cuando me dí cuenta lo groso de la misma, morí. Canción favorita lejos!

Un Simple Blog dijo...

Si solo dá felicidad cumplir el objetivo, sería muy triste.

Yo amo la trama más que el desenlace.