Eran apenas dos cuadras

Hay algo muy raro en eso de volver a una ciudad que no ves desde hace seis años y en la que pasaste más de 12 años de tu vida. No sé por qué motivo, la memoria que tenía de La Rioja no era la que vi hace seis años, cuando fui por última vez, sino la que quedó grabada para siempre ese 17 de julio de 1994 cuando nos subimos todos a la 505 rural y partimos a Buenos Aires. De hecho, el último recuerdo que tengo de ese día es la última "vuelta del perro" que dimos con mi familia y el momento exacto en el que pasamos por ese local de fichines (flippers, para mi) y mis amigas, que estaban haciendo "vereda", empezaron a correr al lado de nuestro auto mientras el semáforo cambiaba a verde, como una escena de película en el que ella parte en tren y él corre desesperado tratando de detenerlo. El auto arrancó, dejando atrás una vida.

Llegué a una ciudad que apenas conocía. La Rioja no es lo que era. Mi vida y mis amigas no son lo que eran. Son otra cosa, distinta. Y cuesta reencontrarse en ese lugar nuevo, en ese lugar distinto porque, tal vez, al no ser lo que éramos, no hay posibilidad de encontrarse sino una oportunidad de re-conocerse. Y anduve caminando por esa ciudad que supe tan mía, intentando re-conocerme y re-conocerla, hasta el cansancio, hasta darme cuenta de que no había ahí nada que fuera mío, apenas recuerdos.

Y a medida que veía casas venidas abajo, casas tiradas abajo y casas construidas sobre ruinas de casas que ya no existen, las cuadras que antes parecían eternas ahora se me aparecieron cortas, apenas unos pasos. El camino del colegio a casa, esas cuadras que parecían tan largas en esos años y que ahora recorrí en apenas minutos escuchando mi Ipod y fumándome un cigarrillo; la distancia de mi casa a la de mi amiga; el recorrido del centro a los barrios; la bajada de la quebrada hasta la casa de gobierno. Casi como una metáfora o analogía.

"Es impresionante cómo la percepción cambia con los años", le dije a papá, mientras íbamos en el auto. "Yo tenía la impresión de que nuestra casa y la de ellos (unos tíos) estaban bastante alejadas y eran apenas dos cuadras".

Eran apenas dos cuadras.


Comentarios

sofía ha dicho que…
Es increíble cómo la perspectiva de la infancia hace que todo se vea mucho más grande y maravilloso; Y que a medida que crecemos nos vamos dando cuenta que todo no es tan así. Hay lugares, cosas, o personas a las que no deberíamos volver a ver, para mantener esos recuerdos intactos.
Cinty ha dicho que…
Tal cual, pienso eso todos los días.. Uno de chico ve todo tan grande, tan inmenso y después... Después es todo tan pequeño e insignificante...

¿Sabes lo que hago yo? Ver los detalles... Ir caminando y ver los árboles de mi cuadra, que para mi, siguen siendo gigantes!! Y así con todo, hacelo!


Besote Pau
S ha dicho que…
esta entrada hizo que me acuerde de algo que me dijo una amiga (que no veía hacía, fácil, 10 años (por cambios de escuela y esas cosas que hacen que la gente se aleje); cuestión llegó a casa, fuimos a la cocina a preparar mates y me dice: guaau! yo veía todo tan grande cuando venía acá.... y mirá ahora! los pies me tocan el piso cuando me siento en la silla! (siempre fue bastante bajita, incluso ahora que con 21 años mide un poco mas de 1,60mts).
Es la forma de ver el mundo de chico que cuando crecés.... si, como dice más arriba Cinty, se ve todo más pequeño e insignificante.
Habría que empezar (o volver) a ver con ojos de niño, capaz que hasta se pone más linda la cosa.!
saludos pau!
Maca! ha dicho que…
Me gusto mucho esta entrada, me siento muy identificada. Yo me fui de Argentina con 12 anios a Espania y pude volver recien el anio pasado.. todo estaba tan distinto, tan cambiado, o quizas lo unico que habia cambiado era yo, pero aun con la tristeza de verlo todo tan "arruinado" me hizo muy feliz volver.
Un beso :)
Ceci ha dicho que…
Ufff
Pau, yo no me fui hace tantos años como vos pero entiendo a q te referis...
Cuando volvi a principio de este año a vivir aca me encontre con una ciudad distinta, tan diferente a las q deje hace 14 años!!!
Y ni te explico la gente, mis amigas, las costumbres... MUY complicado comprender q no es lo mismo venir de visita un finde a ser parte de la vida cotidiana!!!
De mas esta decir q me encanto tu entrada y logicamente TU visita :D
Un beso grande!!!
PD: las chicas todavia se rien cuando pregunto donde queda un lugar y doy referencias como "area", "punta ballena", etc
Emiliana ha dicho que…
Otra cosa que cambia con el tiempo.
Igualmente esta bueno esto de ver las cosas de otro modo.
Saludos
Pao Wentz Ross ~ ha dicho que…
Me paso algo parecido pero con otro lugar y en menos tiempo, el paso del tiempo es increíble.
Saludos <3

Entradas populares