lunes, 21 de febrero de 2011

Con el tiempo entendés

Con el tiempo, y la experiencia, entendés. Entendés que el tipo que te decía "no te enamores" pero te tiraba su perfume en tu mano antes de irse para que lo recordaras todo el día, quería que te enamores de él. Entendés que el que pensabas que podía ser tuyo, si le demostrabas que vos lo ibas a querer más que ella, que vos ibas a cuidar más de él que ella, nunca fue tuyo ni tampoco tuviste oportunidades reales de ganártelo.

Entendés que el que te jugaba de histérico en realidad jugaba con él mismo y que la histeria es un juego de uno, no de dos. Entendés que en realidad nunca estuviste enamorada de esa persona con la que compartiste tantos años porque, de haberlo estado, no lo habrías dejado una vez al año por cada año que duró la relación.

Entendés que algunas personas no son para vos, más allá de la diversión momentánea y esporádica y que no vale la pena sufrir por esas personas. Entendés que cuando creíste estar enamorada, en realidad estabas caliente, encaprichada y molesta por la negativa. Entendés que el juego de la seducción que te hizo aquel tipo se acabó en el exacto momento en el que abriste tus puertas, literal y metafóricamente.

El tiempo te da eso. Te da darte cuenta de que, por Dios, por la Virgen, por quien sea que me lo pueda asegurar, no querés nunca más volver a estar soltera, porque la parís. Porque no sabés distinguir el amor de la calentura. Porque no soportás el rechazo. Porque la tranquilidad y la felicidad que te dan los brazos conocidos no se ganan de ninguna otra manera.

Claro, con el tiempo entendés que soltera sos una pelotuda. Sos la mina que se enamora a la segunda salida y se obsesiona. Sos la minita que no entiende por qué el otro no quiere pasar las 24 horas del día con vos, como vos querés pasarlas con él. Aunque... si las tuvieras, ¿las querrías? No, claro que no. ¿Por qué? Porque sos una pelotuda. Porque en el fondo lo que estás buscando, cuando estás soltera, no es amor, no es comprensión, no es el hombre de tus sueños. Lo que buscás cuando estás soltera, vos, la que escribe este post, es seguridad. Seguridad que creés encontrar en cualquier parte, que creés que es fácil y por la que pagás con cualquier moneda que se te pida, incluso con tu propia dignidad, con tu amor propio, con tu felicidad. Todo sea por esa seguridad que nos da tener alguien al lado. Alguien a quien puedas quemarle la cabeza y eso esté permitido. Alguien a quien no dudes en llamar porque claro que podés llamar, ¿cómo no voy a poder llamar? Es un derecho adquirido, ¿cierto?

Milan Kundera en El libro de los amores ridículos (el cual recomiendo ampliamente) dice:

"Es posible afirmar que Flajsman actuó con rapidez y bastante presencia de ánimo.
Sin embargo hubo una cosa que no fue capaz de registrar con frialdad. Se pasó todo un
segundo mirando con asombro el cuerpo desnudo de Alzbeta, pero el susto le llenaba
hasta tal punto que no fue capaz de ver a través de aquel velo lo que ahora nosotros,
desde una perspectiva conveniente, podemos saborear plenamente"

14 comentarios:

Glinçju dijo...

muy cierto!!

Haiku dijo...

Aplausos.

CarBernadou dijo...

Muy bueno, aunque apoyo la teoría de que la histeria es un vínculo.

Saludos!

Gustavo dijo...

Uh que feo cuando sos soltera sos insoportable entonces?

Chica acomplejada dijo...

Muy cierto. Me encantó la parte en la que decís que la histeria es un juego de uno, no de dps.
Me siento así a veces.

soma dijo...

me senti identifica :/ jaja
esta muy buenoo

un besoo ! :)


http://www.noestamosfuncionando.blogspot.com/

Lucy (no esta nada mal) dijo...

Algo parecido me paso cuando alguien me regalo una caja de chocolates y dijo: "NO quiero que No te enamores de mi" terrible fallido, terrible histeria no? La histeria es de uno, pero con otro, sino hay otro no le sirve de nada la histeria!
Besos muy buen post! adhiero!

Young Desire dijo...

¿Sabés qué? GRACIAS. Hoy se termina todo. :D

Anti dijo...

Yo también te digo GRACIAS

ANDROMEDA dijo...

asi es...la bendita y puta SEGURIDAD,que en realidad nadie promete ni quiere dar.
saludos!

Andrea dijo...

Coincido. Pero sabé también que después de un tiempo de estar soltera empezás a conocerte y rechazar esos besos insulsos y saber que la calentura termina en las sábanas y eso mismo es sólo lo que querés.
Que está bueno elegir lo que te hace bbien y descartar las boludeces. Con el tiempo te ponés exigente. sabés porque? Porque te das cuenta cuanto valés, y ya no querés cualquiera, te querés ante nada a vos. Me gustó mucho!

sofía dijo...

Creo que acabás de darme un vistazo a mi propio yo. Debería leer este post absolutamente todos, todos, y todos los días.
Gracias de verdad.

Malena G.S. dijo...

Sos una genia ! Es la pura verdad ! Qué lindo es leer lo que siento y saber que no soy la única.

Vale dijo...

De acuerdo!
Opino, como Andrea, que después de un tiempo que varía según cada uno, te aprendés a valorar y entendés mejor las cosas. Aunque no sé si es por estar soltera o por la edad!