miércoles, 12 de enero de 2011

La escapada

Voy a levantarme despacio, tratando de no hacer ruido, juntar mis cosas e irme. Voy a intentar que cuando salga de la cama, los resortes del colchón no suenen y evitar así despertarte. Voy a vestirme, en el orden que pueda, hasta estar presentable. Voy a caminar en puntas de pie hasta llegar a la puerta. Agarraré apenas lo necesario para lograr mi cometido.

No voy a mirar atrás. No voy a pensar dos veces. No voy a detenerme un segundo a reflexionar. Corro el riesgo de que te despiertes mientras escapo en la mañana y descubras mi plan. Milímetro a milímetro voy a cerrar la puerta, bien despacio para que no chille y apenas se escuche un imperceptible ruido al darse contra el marco.

Incluso bajaré dos pisos por escalera para evitar que el ruido del ascensor pueda despertarte y te des cuenta de que me fui. Recién en el 7mo me animaré a apretar el botón que me lleve hasta la planta que asegure mi salida.

Voy a volver 10 minutos después con medialunas y naranjas para jugo.

8 comentarios:

sofía dijo...

¿Te puedo pedir a domicilio?

jositha dijo...

que amor de entrada, me sacó una sonrisa el final, era inesperado xd
saludos y te sigo ♥

Pitufa dijo...

Jaja yo pensé qe la noche anterior se habían peleado y qe te ibas a escapar, qe estúpida!
Cuanto amor!
Un beso.

Chris dijo...

Pagaría para que me sorprendan con un desayuno asi... =S

Gustavo dijo...

Te tenés que comprar un novio que duerma más profundo, es mucho quilombo para un desayuno sorpresa :P

Co dijo...

Ah, pero que placer! G debe estar encantado con vos PAU! Yo debería poder hacer lo mismo (sin el ascensor porque vivo en el 1ro). Espero tener voluntad pronto!

Besos!

Vale dijo...

Qué rico! :)

Agustína dijo...

Tierna vos <3 Besos!

chabona.