Vivir para contarla

La gente que vive llorando por tragedias que sucedieron en su pasado debería rever su realidad y pensar cuánto de la amargura que viven día a día es consecuencia de un estado de la mente y no un real estado de drama.
Hablo de esa gente que se determina a sí misma por lo vivido: mudanzas, relaciones, padres conflictivos y todo un etcétera de posibilidades.

Soy una fiel creyente de que uno es responsable de cambiar lo que puede en su vida y aceptar lo que no puede cambiar, siempre eligiendo el modelo con el que analizamos nuestra realidad y decidiendo cuánto drama, cuánta comedia, cuán felices queremos ser.


Comentarios

Adri510 ha dicho que…
No hay verdad más cierta que la que acabás de publicar en el post de hoy. Todos somos responsables de la forma en la que queremos vivir nuestras vidas, pero para eso hay que "laburarla".
Me encantó el post, Besos Pau
Gustavo ha dicho que…
Pero hay gente que está feliz contando sus tragedias, porque van a cambiar?
Kelium ha dicho que…
Estoy de acuerdo con lo qe planteas, muchos de manera insconciente reiteran diarimente aquellos momentos que les afectaron profundamente, generando asi un constante ir y venir entre el pasado y el presente. Sin duda esto les acarrea ademas, inconvenientes en cuanto a la planificacion del futuro dado que se dejan vencer por el miedo a que el pasado se reitere nuevamente.
Chica acomplejada ha dicho que…
Es muy muy cierto. Somos capaces de manejar nuestro presente y elegir estar bien, aunque nuestro pasado haya sido algo duro, o complicado. A veces, sólo lo exageramos nosotros.
No hay necesidad de vivir en eso. Si después de todo, estamos viviendo, y hay que intentar cambiar y estar bien, o de última, como decís vos: aceptar que no se puede cambiar, y encarar las cosas de la mejor manera posible.
sofía ha dicho que…
Real real. También se puede agregar a la gente que vive del pasado y no mira el futuro ni el presente.
Nerdi ha dicho que…
Hay gente que es la eterna víctima, pero es la forma más fácil de no afrontar los problemas. Decidir que uno puede cambiar su realidad, requiere del trabajo de cambiarla. Pero si uno es siempre victima no cambia nada. Solo sienten penas por ellas mismas.
Besos

Entradas populares