viernes, 31 de diciembre de 2010

Te doy la derecha

A la hora de dormir de a dos, mucho se pone en juego pero suele haber una cuestión centro de todas las disputas: de qué lado duerme cada uno.

Ayer Sol me comentaba que había visto una nota en la que "informaban" que el que duerme del lado derecho es el que lleva los pantalones en la relación. No sé cómo lo determinaron o cuánta bola puede darse a este informe pero lo cierto es que G. duerme del lado derecho y yo del izquierdo.

Esto, sin embargo, no se dio por voluntad propia. El lado derecho era el mío por una sencilla razón: la primera vez que dormimos juntos, yo dormí de ese lado. Él insiste en que no, que él durmió del lado derecho y yo del izquierdo y, por ende, ese es su lugar. Cada tanto, retomamos la discusión pero ninguno de los dos acepta ni cede.

Se preguntarán por qué insistir tanto en dormir de un lado o del otro. En mi caso, hay varias razones entre las que puedo listar:
  1. Es más fácil entrar a la cama desde el lado derecho (y más rápido)
  2. El aire acondicionado llega mejor porque está más cerca de la puerta y de la pared sobre la que rebota el aire que viene del split instalado en el living
  3. El baño queda más cerca
  4. La tele, en su momento, se veía mejor desde ese lado (a la tele nueva la pusimos en el medio)
Sea como sea, G. duerme en el derecho, lo que podría significar que él es quien lleva los pantalones en la pareja. Sin embargo, se queja constantemente de que, durante la noche, me desplazo por la cama hasta ganar más de un 50% de su costado, lo que resultaría en yo durmiendo en un 75% de la cama y él en un 25% que apenas podría considerarse "lado".

Yo me defiendo diciendo que la culpa es suya. Si yo tiendo a dormir hacia la derecha, que devuelva lo que es mío y yo dejaré de intentar constantemente volver a lo que me pertenece por derecho, prioridad y vejez.

8 comentarios:

Haiku dijo...

Todo un tema, eh?
Capaz rotación funcione.
Igual, si le robás tanto espacio, sí, que te devuelva lo que la naturaleza (tu cuerpo) reclama incluso dormido.


Beso!

Gaa dijo...

Todavía no vivo en pareja, pero ese va a ser un gran problema. No el lado de la cama, sino la cama en sí. Acaparo todo (espacio, sábanas, acolchado) y mi novio siempre se queja las veces que dormimos juntos.
Mi culpa no es tener una cama de dos plazas, así que supongo tendré que instalar al momento de dormir un biombito que se despliegue desde la pared.

Beso Pau, muy feliz 2011!

juliette dijo...

Primero vino P. y yo dormí del lado izquierdo. Luego vino G. y volví a dormir de ese lado, pero doy fé de que eso era así porque estaba acostumbrada a dormir del lado izquierdo con P.

Qué onda? ¿trasladé los pantalones de P. a G.? ¿Acaso no tenemos todos tendencia a ser o dominados o dominantes?

Igual yo soy de la idea de que en la pareja una persona lleva los pantalones en una cosa, y la otra en otra.

Dr. J dijo...

No le encuentro diferencia entre dormir a la izquierda o a la derecha de una cama de 2 plazas. Igual van a tener que soportar los ronquidos, patadas y pedos del otro. Jajaja!

Besos!

florence dijo...

Algún día deberías probar dormir de su lado.. solo para ver si atinas a tirarte para el izquierdo. Si esto sucede, no te preocupes.. solo demuestra que necesitas una cama mas grande

· Reina de las Taradas · dijo...

Uff !!!

Duermo siempre del derecho (inconcientemente)

La que vive al lado dijo...

El lado derecho es el más cómodo. Es por eso que los hombres -cómodos por naturaleza- casi siempre quieren ese lado.
De todas formas, lo que importa es con quien se comparte (no es cuestión de darle la derecha a cualquiera =)

M.M dijo...

Por aca ocurre lo mismo. Pero termino sacandole privilegios a la situación asi que lo dejo contento con su lado. Pero siempre que puedo lo invado.
Beso Pau, feliz año.