Esa media naranja

Post escrito por Muchacho de Mejor disparame.

Cuando dos tortolitos transitan el noviazgo son víctimas de algunas exigencias de la moda, la galantería y el buen gusto. Uno se prepara para ver a esa persona que nos quita el sueño. Elegimos aquella remera sin manchas de antitranspirante que nos disimula los kilos de más y no nos marca con exageración los rollos o las mamas crecidas. Además, siempre tenemos a mano una fina fragancia para embebernos, un delicado jean que nos realza la figura y, lo más importante, un calzón divino e inmaculado que nos hará justicia incluso en una habitación con poca luz.

La convivencia todo lo cambia. Durante los primeros días uno va viendo como la sensualidad se neutraliza de tal modo que no crees que estás viviendo con esa persona que te robó por primera vez un beso meses atrás. Ves a tu media naranja cepillándose los dientes mientras camina por la casa, como se rasca con ganas el culo y como se acomoda impúdicamente el ganso casi el 80% del tiempo que pasan juntos. El sexo deja de ser un momento especial para convertirse en algo más casero e improvisado, aunque eso sí es bueno.

También, dentro de la vorágine que implica convivir, aparecen nuevas actividades que uno bien repudiaba en otros momentos. Uno se encuentra lavando ropa todos los días pero antes hizo falta juntarla de todos los rincones del hogar. Además, la ropa hay que colgarla y doblarla para ser guardada. Hacer la comida es todo un evento; algunas veces con aciertos en los gustos y porciones, y otras veces son fracasos tras fracasos.

Quiero, mediante este encuentro, aconsejar y advertir a todo sujeto que esté próximo a una convivencia: no es fácil, no es simple, a veces cansa y veces uno se quiere ir en una Ferrari a cualquier lugar del planeta menos a esa cama. Sin embargo, es la experiencia más importante que me tocó pasar; la elijo todo el tiempo y la priorizo ante todo. ¿Es el amor, el bienestar de los dos o qué? No lo sé. La convivencia es una etapa que puede eternizarse si ambas personas lo procuran y, claro, siempre y cuando algún misterio siempre se guarde, ya que yo no quiero ver la maquinita de afeitar que te pasas por las nalgas cuando te bañás.

Comentarios

Los amigos del duende ha dicho que…
Buenisimo!!!!!

Que dificil es cocinar todos los dias en convivemcia mi Dios... por suerte ya no lo hago... lo de convivir no???... lo de cocinar si! jejej
Romi ha dicho que…
Jajajaja, genial. Mi novio se muda conmigo el mes que viene y temo por nuestra integridad física y mental durante los primeros meses. Y bueh, a ponerle ganas y perseverancia, ¿no? Besos.
Anónimo ha dicho que…
jajaja Muy bueno!
Yupanqui ha dicho que…
Creo que lo lindo de la convivencia es eso: baja a tu príncipe / princesa al nivel de cualquier mortal, y apreciarla en toda su extensión como persona. Porque hasta la mas linda / lindo te puede dejar el baño inutilizado por la baranda que dejó, o se puede mandar un eructo que te deja el aerosol del salame que se comió hace media hora flotando en el living.
¿Está bien? Claro que sí. O nos vamos a esconder de nuestras cosas frente a las personas que elegimos para convivir? "Amiga/o aceptame así como soy, como yo te acepto a vos"
A la mañana, miles de veces me lavé los dientes mientras mi media naranja hace pichona, y charlamos, nos reímos, o discutimos. Compartimos. El bajar a tu otra mitad a ese nivel de terrenalidad te hace ver, mas que en otras ocasiones mucho mas agradables, si quien está con vos es el o la elegida...
Quienes recién arrancan con una relación o convivencia seguramente no compartirán esto que digo, pero a la larga, y todo se va dando... Y paradójicamente, hace que quieras aún más a tu pareja.
Carolina ha dicho que…
Sabiamente Rober me explicó: "antes vos venías a casa y disfrutabas de la función, la puesta en escena, las actuaciones y los aplausos finales. Ahora ves todo el backstage, ves que previo a la función se pierden cosas, falta a veces algo de maquillaje, el camarín es un quilombo y corro para que todo salga bien, a veces hay riesgo de que la función se suspenda, ves todo, no sólo la obra final".
Eso es la convivencia. A veces se dificulta, pero la elijo cada día.
Andrea ha dicho que…
Pensé que me pasaba sólo a mí...
Pequeña Biatch ha dicho que…
no convivimos, pero pasamos los fines de semana juntos, y es como si de pronto, adoptara a un niño!
Anónimo ha dicho que…
Hi i am kavin, its my first occasion to commenting anywhere, when i
read this article i thought i could also create comment due to this
good piece of writing.

Also visit my web blog; grupa kreatywna

Entradas populares