jueves, 18 de noviembre de 2010

Adecuándonos

Siempre me gustó esa canción que dice "don't go changing just to please me" o, en español, "no cambies sólo para complacerme". Siempre me gustó porque realmente creía en eso. Creía que las personas deberíamos querernos como somos, respetarnos como somos.

Hoy ya no pienso así. Pienso que todos podemos hacer un esfuerzo por mejorarnos, por cambiar lo que a los otros les molesta, por vivir en una convivencia más apacible.

Creo que el amor justifica el cambio y es ahí donde realmente se muestra. Se muestra en el sacrificio por el otro, en hacer lo que no nos copa tanto porque a la otra persona sí le importa, en demostrar interés por el otro y lo que al otro hace feliz.

Entonces, digo: Cambiá, cambiá para complacerme. Haceme feliz compartiendo mi felicidad. Y yo hago otro tanto y, en el medio, nos encontramos con lo que ambos amamos que, al fin y al cabo, somos vos y yo.




15 comentarios:

SOL dijo...

El tema es que después de tanto cambio para complacer al otro, dejás de ser vos, deja de ser él y por ende dejan de ser las personas de quienes en algún momento se enamoraron.
Para mi la prueba de amor más grande que puede haber es aceptar al otro tal cual es, con sus cosas buenas y sus cosas malas, con sus defectos y virtudes, con sus malos y buenos días. Pretender que el otro cambie para complacernos me parece egoísta y demuestra falta de amor hacia esa persona. Creo que pretender que el otro cambie significa que amas lo que querés que el otro sea, lo que idealizaste del otro y le pusiste su cara, pero no lo que en realidad es.

Lali dijo...

Coincido con vos Pau, o sea siempre hay que tratar de mejorar, y si en eso nos ayuda el otro al que amamos es buenisimo. Obviamente que hay que tener cuidado de no cambiar nuestra esencia, nuestro ser, cuidado de diluirnos en el otro al que amamos. Creo que hay uqe "limarnos", cambiar cosas para estar con el otro es un signo de amor, cambiar nuestro ser es un signo de despersonalizacion, y además no dura, porque es forzado y no condice con nuestra esencia. Son dos cosas distintas!

Lola Oh dijo...

Verdad. En inglés existen varios términos para eso: "compromise" o "meet me half way".
¿Por qué será que en español no tenemos un término popular para esto? Será que quizá no estamos acostumbrados a ceder en pos de la felicidad del otro.

Hum.

Petardo Contreras dijo...

Satamete lo importante es que estes uds!
Beso!

Elizabeth dijo...

El tema es querer cambiar la esencia del otro, cosa que es imposible; y es muy de nosotras, las mujeres, las que creemos que podemos cambiar al otro.
Coincido con vos en que es una forma de amor, pero altamente improbable.

Eugenia dijo...

Es impresionante lo bien que me vino este tema.
Anoche tuve una conversacion muy tensa con mi pareja porque siento de su parte un egoismo que, aunque es minimo, molesta porque yo creo no ser asi con él. Que se yo...
Yo creo que la gente no cambia y si lo hace, es pasajero, por un tiempo y despues vuelve a lo mismo de antes. Me encantaria que el cambio de mi pareja fuese real y permanente.

Silkita dijo...

Yo creo que hay una diferencia entre complacer al otro y cambiar.
Cambiar, la gente no cambia. Uno tiene su esencia, su forma de ser, y si cambia es porque realmente uno no esta feliz con lo que es.
Ahora, muy distinto es hacer cosas por el otro, por amor, por complacerlo. Si a mi pareja le gusta pescar y quiere que lo acompañe, yo voy a hacerlo, aunque no me guste. No es que me va a encantar pescar porque a el le gusta, sino que yo lo acompaño porque se que a el le hace bien eso.

Esta muy bien respetarse a uno mismo, pero tambien esta bueno hacer cosas por el otro, por ese amor que se siente.

Los amigos del duende dijo...

De una!!!!!!

El tema es NO EXIGIR EL CAMBIO sino pedirlo y fundamentarlo... y que el cambio no sea de la esencia de la otra persona... sino algo que joda de verdad y no sea un caprichito!

Soñadora acomplejada dijo...

Coincido con vos.
Más allá de que a veces nos cueste, es bueno poder cambiar algunos aspectos de nosotros por amor.
Como dijiste vos... el amor justifica el cambio.
Un beso enorme !

Carolina dijo...

Es una pequeña limada para que todo sea más llevadero.
Es como una llave el tema este de la adecuación. Si la cambiás, deja de funcionar en esa cerradura (si el otro cambia mucho, dejaría de ser esa persona de la cual te enamoraste), pero una limadita hace que gire mucho mejor.
No?

Gustavo dijo...

Cambia todo cambia.

CMQ dijo...

yo creo que la diferencia está en que cambias porque quieres hacerlo, para complacer al otro o solamente por evolución personal. El problema es cuando el otro te exige cambiar. No está mal cambiar cosas por amor, por complacer, lo que está mal es cambiar porque te obligan a hacerlo, sea cual sea el motivo.
Beso!

Flora dijo...

Tal cual, es también una cuestión de respetarse los unos a los otros. de ceder , dar lugar, plantear lo que jode, cambiarlo, apretar y volver a ceder.

Sole LC dijo...

"Cambiá, cambiá para complacerme. Haceme feliz compartiendo mi felicidad"

me quedo con esas frases :)

saludos!

www.limonworld.blogspot.com

Pipistrela dijo...

Sí es verdad que hay cosas que se pueden cambiar, pero ir a la esencia de la persona no. Por algo nos enamoramos de la otra persona no?
Nos estamos leyendo.
Besotes, Agus.