Meet me halfway

De vez en cuando nos olvidamos de aquello que sabemos. Por ejemplo, yo me olvido todos los días de que mi pelo suele rebelarse y que, si no le doy con el secador, aparecen los rulos más horribles que alguna vez hayan existido. También me olvido de hacer la cama todos los días, pero ese es otro tema.

La información que tenemos incorporada tendemos a dejarla de lado para poder pensar en otras cosas. Suele pasar que, de repente, no te acordás en qué momento abriste la puerta de tu casa y saliste a la calle. Todo el proceso de abrir puerta-cerrar puerta-poner llave-tomar ascensor lo hacemos automáticamente, casi por inercia. Es un proceso que tenemos aprendido y no necesitamos pensar al realizar.

Algo así me pasa con la diferencia de edad que tenemos G. y yo. Él tiene 5 años menos pero la realidad es que, en el día a día, no lo noto. No tenemos grandes diferencias en cuanto a nuestra forma de ver la vida, no tenemos problemas para manejarnos con la rutina. Lo hacemos sin que se note la diferencia. Todavía no decidí si él es muy maduro o yo muy pendeja pero, sea por lo que sea, podemos convivir con la diferencia de edad sin notarlo.

Hasta acá todo muy lindo ¿verdad? Si. Hasta que, de repente, te cae la ficha.

Ayer, después de "discutir" con él por cómo se decía ósmosis (él lo pronunciaba osmosis y yo ósmosis) y luego de que me diera la razón, se dio el siguiente diálogo:

- Amor, nunca te olvides de algo: yo tengo 31 años, vos tenés 27. De algo me sirven los años de más
- Yo no tengo 27, tengo 26...
- No, tenés 27
- No, tengo 26

En ese momento, casi como si una luz hubiese descendido del cielo, entendí todo. ¡Claro que todavía no va a querer hijos! ¿Cómo podría? Yo, a los 26, ni soñaba con tener hijos. No tenía, aún, la necesidad. A los 31... claro, ya es otra cosa.

Entonces, empecé a plantearme cómo resolver este tema. Es algo que venimos conversando hace rato. A los 31 existen ciertas necesidades, ciertas ganas que a los 26 ni por asomo. Y si, yo elegí estar con él, lo elegí con diferencia de edad incluida. Pero... él también eligió estar con alguien 5 años más grande, ¿no?

La solución que encontramos en su momento fue establecer un plazo. Él propuso 5 años y yo dije 3. Después de cálculos y más cálculos, todavía no llegamos al número exacto. Es que depende de a partir de cuándo lo cuentes y depende de si los 9 meses de embarazo cuentan o no. Claro que para él no cuentan y para mi sí cuentan.

Pero ayer me di cuenta de algo más. A los 27 años se da un cambio de vida. Conozco a varios que sufrieron alguna especie de crisis (no necesariamente de connotaciones negativas) y fue un clic. Yo misma, a los 27, cambié mi vida radicalmente.

Entonces decidí que puedo esperar. Esperar a que cumpla sus 27 años y viva su crisis de cambio de vida, mientras eso no implique dejarme por una mina 10 años más joven, claro está. Puedo esperar a que cumpla 27 años y le surjan, así como misteriosamente, las ganas de ser padre, las ganas de casarse, las ganas de mudarnos a una casa más cómoda.

Puedo esperar. Total, hace dos años que estamos juntos y en un mes cumple 27. ¿Cuánto me puede costar esperar ese mes?

Comentarios

Adri510 ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yam ha dicho que…
Hola Pau! Siempre paso pero nunca firmo :P
Genial tu blog, me encantó este post. Beso!
Adri510 ha dicho que…
Estuve de novia 4 años, yo 32 (cumplidos hoy), él 25. Hace 3 meses que ya no estamos más juntos, sumado a eso él vive en Bs As y yo en San Juan. No sé cómo se hace con la diferencia de edad, o con las cuestiones de madurez de cada uno, en ese tiempo, para mi, la diferencia de edad no fue nunca un problema de peso, yo lo elegía a él a pesar de esa diferencia y de la distancia que nos separaba. Cada relación es única y la dinámica que establecen es una negociación propia de cada pareja. Me encanta que estés con G y si elegís esperarlo me parece genial.
PD: este post me vino como regalo de cumpleaños. En cierto punto te envidio, porque me gustaría estar con mi chico de 25 viviendo lo mismo que vos...
Besos
SOL ha dicho que…
¿Y si en un mes no le agarran las ganas repentinas de casarse, tener hijos y mudarse a una casa más cómoda? Te re entiendo, pero no creo que esté bueno depositar tanta confianza en la supuesta crisis de los 27. Me parece mucho más razonable el tema de partir la diferencia, en lugar de 3 o 5, 4, en el peor de los casos.
Por otro lado, conozco un montón de mujeres que tuvieron su primer hijo a los 40, sin ningún tipo de inconveniente, así que tenés tiempo de sobra. Soy mujer, tengo 29 años y se perfectamente de lo que hablás, pero no creo que valga la pena crear asperezas dentro de una buena pareja por algo que seguramente va a ser MUCHO mejor cuando los dos tengan las mismas ganas y sea un proyecto común, sin presiones.
Besos!
Pau ha dicho que…
Sol, me parece que no supe transmitir que este post estaba escrito en clave de humor!

Es obvio que no creo que las ganas o lo que sea aparezcan mágicamente en la mente de nadie! Tampoco es el objetivo crear asperezas ni forzar situaciones.
Hilitos ha dicho que…
Podés esperar que cumpla los 27, claro. No me parece que puedas esperar que tenga tal crisis. Tal vez le pase, tal vez no. Cada uno a su tiempo
Pipina ha dicho que…
Bueno, mira si es por olvidarse de las cosas, mi "novio" (no le queda el termino, pero "amante" me resulta gracioso) tiene 28 añitos mas que yo, y te juro que jamas me doy cuenta y pienso que tiene apenas algo mas que mis 26.
Ni siquiera cuando le miro sus arrugas tratadas con Biotherm! ja!
Pipina ha dicho que…
Bueno, mira si es por olvidarse de las cosas, mi "novio" (no le queda el termino, pero "amante" me resulta gracioso) tiene 28 añitos mas que yo, y te juro que jamas me doy cuenta y pienso que tiene apenas algo mas que mis 26.
Ni siquiera cuando le miro sus arrugas tratadas con Biotherm! ja!
Carolina ha dicho que…
Creo que podrían dividir la diferencia. Mirá, vos le llevás 5, serían dos años y medio entonces la mitad. Pero restale a eso los 9 meses de embarazo porque la mujer, según dicen los que saben (que no soy yo, claro está), ya es una mamá cuando queda embarazada, y el padre cuando nace la criatura (amo decir criatura); o sea que esos 9 meses corren a tu favor.
Entonces 30 meses - 9 meses= 21 meses.

A esto restale además los 3 meses que se calculan de búsqueda.

19 meses.

En año y medio te hacen un pibe. Felicitaciones!!!!!

Jajajajaj!!!!
Pau ha dicho que…
jajaja qué grosa que sos Caro!
Michelle Durán ha dicho que…
A mí se le olvida ya cuál es mi función en este mundo , porque nadie me lo ha dicho . Y me da flojera averiguarlo . En el interín , vivo.


Saludos.
Gustavo ha dicho que…
Te puede costar 30 días o una desilusión.
Young Desire ha dicho que…
No sé cuánto te puede costar, pero a vos no te va a cambiar la vida esperar un año más, dos años más. A él si. A él le va a cambiar la vida, y sobre todo la cabeza. Le va a cambiar la manera de ver el mundo. Creo que no te cuesta nada esperar un poco. Esperar a que esté realmente listo. ¿No?
Un beso, ^_^
Anónimo ha dicho que…
Hummm, esperar? Creo que ponerle plazo fijo a estas cuestiones termina siendo, o una presion para el que supuestamente va a cambiar, o una desilusión para el que espera... Son procesos que no tienen fecha de vencimiento... Quizas a tu espera deberías agregarle un más / menos, por las dudas!!
Saludos,

Sebas
Guillermo ha dicho que…
Parte 1) La rutina y el no darce cuenta de muchas de las acciones que realizamos en el dia a dia, es producto de que nuestro cerebro esta "formateado" geneticamente por nuestras caracteristicas de ser humano de largo plazo y nuestra herencia inmediata (nuestra estirpe) familiar - abuelos, padres, etc). Tambien esta "instalacion" de acciones y relaciones con otros son procesos que se van configurando mediante la repeticion de conexiones sinapticas, productos de nuestro aprendisaje y nuestra experiencia del dia a dia, y, que con el tiempo tambien se incorporan a nustra forma de responder, automaticamente a estimulos del entorno. Lo que es importante es tener en cuenta cuando estas respuestas emocionales son toxicas y nos hacen daño al generar respuestas quimicas en nuestro cuerpo que nos conducen a estados de estres cronico.
Punto 2)Yo no pensaria mucho en el pasado y menos en el futuro, ya que me estaria perdiendo el ahora que es lo unico real. Que va ha pasar "mañana" nadie lo sabe. La diferencia de edad no es un problema en el hoy, por lo tanto tampoco permitas que la ansiedad del mañana avinagre tu felicidad del hoy. No te juzgues a vos misma, encuentra tu propio equilibrio y vive plenamente el ahora.
Cariños
Guillermo
Alejandro ha dicho que…
y... complicado yo lo veo desde la optica de tu chico... no se si tiene TANTO que ver con la diferencia de edad o la edad que el tiene ahora, el querer tener un hijo me parece que pasa por otro lado, un sensacion muy intima que generalmente los hombres la tenemos llegando a los 29 / 30 años. De todas maneras tengo amigos que tuvieron sus hijos a los 25, 26 o 27 y porque quisieron y estan felices de la vida. De lo que SI ESTOY SEGURO es de que lo que hay que disfrutar es del AMOR y todo lo que eso representa y que la presion tuya por mas pequeñita que sea en este caso (si la siente tu chico) lo menos que va a hacer es que el cambie de opinion, simplemente dense la oportunidad de disfrutar lo que tienen que es hermoso (espero) y el hijo va a venir pronto. Besote!
diegopersico ha dicho que…
La verdad ME ENCANTO!!!
caro ha dicho que…
Hola Pau! Mira como yo lo veo hay cosas mucho mas dificiles de superar que la diferencia de edad...la diferencia de criterios, de maneras de vivir, la indiferencia, la insensibilidad...en definitiva la falta de empatia y por consiguiente de aquello que llamamos AMOR. En mi caso yo fui madre a los 33 años y quede embarazada rapidisimo, en contra de mis miedos que por la edad iba a ser mas dificil. Son mitos que tenemos muchas mujeres de 30. El ginecologo me dijo: "tene cuidado ustedes tienen miedo de no quedar embarazadas se dejan de cuidar...y...". Saludos
Anónimo ha dicho que…
Mmm no sé, de última es la mujer la que decide si tener un hijo o no.

Entradas populares