viernes, 30 de julio de 2010

¿Lo intentaste?

Si llamás a un 0800 y querés que te atienda una persona, lo único que tenés que hacer es apretar el botón que te indiquen cuando la locutora dice "Para adquirir nuestros servicios, apriete x". Al ratito te atenderá alguien y ahí le decís que tenés un problema y que no sabés como solucionarlo y te dirán "Lo derivo a servicio técnico".

Si, en cambio, vas por la ruta tradicional y apretás el 8 para Servicio técnico, lo más probable es que te pases horas de menú en menú y horas más después esperando a que alguien se digne a atenderte.

miércoles, 28 de julio de 2010

De los arrepentidos

(Post inspirado por Sil)

Dicen que en la vida no hay que arrepentirse de nada y sí, en cambio, aprender de todo. Yo no me arrepiento de grandes cosas hechas. Más bien, me arrepiento de no haber hecho ciertas cosas o contestado otras.

Hablaba con Sol el otro día, ella indignada por un comentario que le había hecho una "amiga", acerca de cuan reservadas somos al momento de responder ataques sutiles disfrazados de preguntas o comentarios sin intenciones.

Ambas somos de tragarnos las respuestas, para después quedar indignadas y con la respuesta atragantada en el cerebro. Y claro, eventualmente, toda la mala leche se junta y explotamos frente a la persona menos indicada o ante un comentario apenas jodido.

Entendí, entonces, el por qué toda mi vida me habían juzgado de susceptible. Y tuve ganas de gritarle al mundo: "Yo no soy susceptible! Soy una pelotuda cagona!" (aunque prefiero el término "diplomática").

martes, 27 de julio de 2010

Sos mía, toda mía

Dicen las malas lenguas, y mis compañeros de almuerzo de todos los días, que para un tipo, no importa cuánto tiempo haya pasado desde la última vez que estuviste con él, vos siempre vas a seguir siendo suyo, al menos en su cabeza.

Las mujeres, en cambio, somos mucho más generosas. Probablemente durante el proceso del olvido, saquen de nosotras nuestras peores armas. Sin embargo, una vez olvidado y, más aún, reemplazado, no tenemos el más mínimo problema en entregarle, con moño y papel celofán, a nuestro ex que ya no es nuestro ni lo queremos nuestro, a quien sea que lo quiera.

Eso sí, lo mínimo que te pido es un crédito a favor reconociendo todo el laburo que le puse encima.

lunes, 26 de julio de 2010

No te metas con mi pupo

De todas las partes de mi cuerpo, hay únicamente dos que están prohibidas: las orejas y el pupo. Las primeras, por cuestiones de reacción: me hace cosquillas. El segundo por cuestiones de sensaciones feas: es una cicatriz!

No sé por qué no pueden entender que el pupo es una cicatriz y que cada vez que me meten el dedo ahí adentro, siento que se va a abrir. Y no sólo eso. Además, siento una sensación de "electricidad" interna horrible.

Obviamente, siendo G como es G, bastó con que se lo dijera una sóla vez para que, cada vez que puede, meta el dedo en el pupo. ¿No alcanza con todo el resto?

Próximamente tendré que implementar algún tipo de ley o reglamento que incluya consecuencias, y muy graves, por acciones que involucren a las partes prohibidas.

¿¿¿Soy la única a la que le pasa esto con su pupo???

N/A: Pupo = ombligo (más de una vez me encontré con gente que no sabía que al ombligo se le dice pupo)

jueves, 22 de julio de 2010

Manías personales e intransferibles

1- La bandeja de entrada del Outlook debe estar lo más vacía posible y únicamente con tareas pendientes.
2- La simetría funciona para todas las cosas. Aplicarla una y otra vez.
3- Todas las notificaciones o mails de la BlackBerry deben marcarse como leídos una vez que así lo fueron. Si lees un mail en la PC, marcalo como leído en la BB.
4- La Coca-Cola no se guarda acostada, siempre parada y no por más de dos días porque se le va el gas.
5- La cama puede quedar deshecha todo el día pero a la hora de dormir, se acomoda.
6- La toalla arriba de la cama no se acepta. No es opción. Las toallas mojadas, colgadas.
7- El escritorio de la máquina, lo más despejado posible. Todo lo demás, guardado en carpetas ordenadas.
8- Un CD no se graba salvo que se llegue a llenar todo su espacio. Si sobra lugar, se rellena con algo: MP3, fotos, loquevenga.
9- Una llamada perdida de un número desconocido debe ser investigada.
10- Las medias, bombachas y remeras no pueden usarse nunca, y bajo ningún concepto, dos días seguidos.

Por lo demás, soy una chica bastante tranquila, copada y fácil.

miércoles, 21 de julio de 2010

Así estamos

Hace dos días, desde el momento en el que le di "publicar entrada" al post anterior, que estoy pensando en algo sobre qué escribir como para, al menos, no dejar ese post como el último y primero.

La posta es que no se me ocurre nada porque todos mis pensamientos están focalizados en una sóla cosa actualmente.

Mientras tanto, puedo decirles que ayer vi Dear John y lloré mucho.

(Gracias por sus comentarios, no es que me pase nada grave, así que no se preocupen. Son momentos medio chotos, más internos que externos. Todo pasa, todo)

lunes, 19 de julio de 2010

Necesito

Necesito un abrazo de mi papá, un beso de G., un consejo de mamá. Necesito alguien que me diga "no pasa nada" y saber que tiene razón.

Necesito por un rato no tener miedo, tanto miedo. Necesito aceptar que uno toma sus propias decisiones y que hay que aceptar las consecuencias de las mismas.

Necesito que alguien me zamarree un rato y me haga reir. Que me digan que soy ridícula y que lo de drama queen no me va bien. Necesito poder llorar tranquila y sacarme todo de adentro.

Necesito ver una película que justifique mi llanto y no tener que darle explicaciones a nadie del por qué de las lágrimas.

Necesito estar sola conmigo misma, pensar, analizar, medir, planear, esperar.

Mientras tanto, escribo.

domingo, 18 de julio de 2010

Dependencia

¿Por qué será que cuando ellos quieren pasarse horas en la computadora, nosotras los dejamos tranquilos pero, en el momento en el que decidimos agarrar un libro o prender la tele y poner el gourment o agarrar nosotras las PC, a ellos se les ocurre interactuar con nosotras y contarnos todo lo que hicieron durante el día o hablar sin sentido durante lo que dure nuestro intento de momento personal?

jueves, 15 de julio de 2010

Varios huevos en varias canastas

Hace un tiempo ya que empecé a plantearme un cambio de vida profesional. No se trata de hacer cambios radicales ni de abandonar proyectos o desafíos. Más bien, todo lo contrario.

Durante 5 años de mi vida estudié Comunicación social. Después de recibida y haciendo tiempo mientras mi ex se recibía y esperábamos a eso para casarnos, decidí hacer una terciaria y me divertí mucho estudiando eventos junto a mi hermana y un grupo de amigas super copadas que luego dieron lugar a este blog.

Recibida y soltera ya, tuve la oportunidad de cambiar de trabajo: asistente de gerencia y un jefe copado que me dijo el primer día "mirá que esto es de secretaria, eh? Vas a tener algunas tareas de comunicación, pero básicamente es de secretaria. No quiero que te hagas falsas ilusiones". Así y todo, pasaron tres años y poco a poco fui creciendo, mucho con la ayuda de quien ahora es mi ex jefe porque ahora soy responsable de marketing a nivel regional.

Las vueltas de la vida terminaron llevándome por un camino que nunca hubiera esperado: marketing. Pensé en especializarme un poco, hacer una maestría, hacer la carrera, hacerla terciaria. Y sin embargo, algo me tira todavía para otro lado.

Necesito, de alguna forma, ampliar mi ámbito. Quiero escribir y que me paguen. Quiero que me paguen por escribir. Quiero vivir de esto.

No pretendo abandonar lo que con mucho esfuerzo conseguí. Marketing seguirá siendo, obviamente, mi sustento diario. Pero... ¿soy muy ilusa por pensar que tal vez existe la posibilidad de escribir en algún medio? ¿Existe la posibilidad, real, de que escribir no quede en el blog?

Sea como sea, estoy intentándolo. Crucen sus dedos por mi. Algo va a surgir, algo va a pasar. Lo presiento. Y si no pasa... siempre tendremos el blog.

miércoles, 14 de julio de 2010

La chica que nunca vió nevar

Si Sorpresa y 1/2 todavía estuviera al aire, le pediría a Julián Weich que me cumpliera el sueño de ver nevar. Claro que sin las cámaras filmando ni toda la cursilería dramática de fondo.

Incluso me conformaría con ver nieve, ni siquiera verla caer. Nunca la vi, nunca la toqué, nunca nada. Apenas alguna vez algo de agua nieve que ni cuenta porque es una nieve a medio camino.

Hace unos años, cuando nevó en Buenos Aires, yo estaba a 500 km de acá. Mientras veía por la tele cómo la ciudad se ponía blanca, puteaba por mi mala suerte y poco sentido de la oportunidad.

Mi amiga me calificó diciendo "ah! vos sos la típica que te caga la temporada de esqui".

Ahora dicen que el viernes va a nevar. Lamento decirles, queridos míos, que eso no va a pasar. ¿Por qué puedo afirmarlo con tanta seguridad? Porque no tengo planeado salir de la ciudad y no habría nada que impidiera que yo viera ese fenómeno de la naturaleza.

martes, 13 de julio de 2010

Adolesce que no es poco

Lo del pasto que crece más verde en lo del vecino y toda esa joda de que lo mejor siempre le pasa a otros sólo aplica para las cosas buenas.

Para lo malo, es inversamente proporcional.

Hace dos días que un granito decidió aposentarse en el borde de mis labios y, para mi, es o grano mais grande do mundo.

Después no me vengan con "la paja en el ojo ajeno..." Yo sé reconocer reconocer perfectamente la espiga en mi boca.

(La adolescencia no fue muy mala conmigo. Apenas tenía algún granito de vez en cuando. Pero todos los granitos que no salieron juntos deciden aparecer, totalmente desubicados, de vez en cuando y en solitario ya en mis avanzados 31)

lunes, 12 de julio de 2010

¡Estoy pensando!

La diferencia entre estar en pareja con un entendido y un experto de "sistemas" es que cuando decís "no sé qué le pasa a mi teléfono, se queda pensando como si estuviera haciendo algo", el entendido intentará ver qué pasa y cómo solucionarlo y el experto se reirá porque "los teléfonos no piensan, procesan, mi amor" pero no intentará en lo más mínimo solucionar tu problema.

sábado, 10 de julio de 2010

Callate, pelotuda!

¿Viste que cuando explicitás algunas cosas se cagan? Basta decir "hace bocha que no llueve" para que se largue la tormenta del siglo el fin de semana. O "qué tranquilo que está el día hoy" para que llegue tu jefe y te tire una pila de cuestiones para ayer.

Hace dos días le dije a G.: "viste que hace un montón que no nos peleamos?". Obviamente, ayer tuvimos una pelea.

Debe existir alguna ley de Murphy que hable sobre esto.

jueves, 8 de julio de 2010

Dónde estás amor de mi vida...

Hay gente que nació para estar en pareja. Se le nota a la legua. Buscan constantemente.

Y la palabra clave es esa: buscar. Buscan, buscan, buscan. Buscan como si se les fuera la vida en ello. Buscan como si la vida no estuviera completa hasta no encontrar. Y lo peor es que encuentran: encuentran desencantos, encuentran malos sentimientos, encuentran idealizaciones y malas elecciones.

Es el amor por el amor mismo. Es la compañía diaria y la palmadita en la espalda constante. Es entregarse a cualquiera. Es que todas y cada una de las personas que se cruzan en sus vidas son, potencialmente, el amor de sus sueños.

Yo les diría, en tono de confidencia y de amiga, no busques tanto. Todo llega, eventualmente. Y más cuando no lo estás esperando (mucho menos buscando).

martes, 6 de julio de 2010

Hace dos años

Hace dos años, yo era una chica triste. Lloraba una vez por semana, al menos. Pensaba que lo que alguna vez había tenido se me negaba, de ahí a la eternidad.
Hace dos años sentía que nunca iba a conocer a alguien que realmente valiera la pena. Creía, firmemente, que mi cuarto de hora en el amor había pasado.
Hace dos años tenía un corazón descompuesto, que se había olvidado de lo que era querer a alguien como cuando se quiere bien: sin trampas, sin mentiras, sin juegos de poder.

Hace dos años conocí a alguien que me agarró de la mano y me dijo: "Aunque vos no tengas expectativas puestas en esto, yo sí las tengo". Insistió y peleó, me convenció, me enamoró, me conquistó, como si yo fuera una reina. Me hizo sentir querida, me hizo sentir cuidada.

Hace dos años, a esta hora más o menos, G. tocaba el timbre de mi casa por primera vez. Llovía, como hoy, pero él y yo no éramos los mismos que somos hoy.

Hace dos años dos personas con el corazón roto se juntaron, se conocieron, se gustaron. Hace dos años empezamos a curarnos, a protegernos, a pensarnos. Hace dos años que somos lo que somos.

Telo cuento

El señor, muy bien vestido él y peinando canas, y la señorita, muy llamativa ella a sus veintitantos, se despedían en la puerta de un telo de microcentro mientras pasaba, muy atenta yo, y los observaba.

Él fue para un lado, muy erguido caminando, apoyándose en su paraguas como si fuera un bastón. Ella fue para otro lado, cambiando la sonrisa de su rostro por un apuro súbito, cerrándose la campera sobre su ropa bastante reveladora.

Yo seguí caminando, pensando en que tengo 31 años y me sigue dando vergüenza entrar y salir de un telo.

lunes, 5 de julio de 2010

No me nombres

Nada me desencanta más que un hombre diciéndome bebé, hermosa, cielo, bombón, corazón y todos los genéricos posibles.

Es un clásico, todos lo sabemos. Ellos nos ponen nombres genéricos para evitar confundirse y mandar un "Marta" en medio de una situación que no involucra a ninguna Marta.

El día que me di cuenta de esto, le prohibí a G. decirme "linda". Él me escribía "linda" en los mensajes de texto y yo pensaba "Ay!". Y de repente me iluminé. Entendí el por qué y se lo prohibí. A partir de ese momento, empecé a ser Pau.

Creo que apenas llevábamos 2 semanas saliendo, pero yo quería ser diferente.

domingo, 4 de julio de 2010

Y tenés que dejar a la gente que amás...

...y a ella que te mira con tristeza y alegría
y te dice "que te vaya bien, mi amor, yo te espero".




Hubo un tiempo en el que esta canción fue la banda de sonido oficial de mi vida. Hoy la encontré de casualidad y se me piantaron un par de lagrimas.

sábado, 3 de julio de 2010

Te esperamos

Se acabaron las esperanzas, los nervios y las esperas entre partido y partido. Se fueron los miedos. La copa está vacía para Argentina. Ya no habrá más horas libres en el laburo, reuniones entre amigos para ver el partido juntos, asadito previo o posterior.

Se terminaron las alegrías y las lágrimas de felicidad. El pueblo llora la derrota y la pintura celeste y blanca se diluye. Las plazas, los monumentos, los bares ya no estarán repletos. Las calles ya no estarán vacías.

Cuatro años de espera por detrás, cuatro años de espera por delante. Podemos seguir esperando, Argentina no murió. Argentina queda a la espera de una próxima posibilidad de ser campeón. Como en el 78, como en el 86. Porque no es un nada más que un juego. Porque no son nada más que un grupo de jugadores. Es un pueblo que se une, que alienta, que grita al unísono. Porque nos da la excusa de volver a sentirnos parte de algo.

Argentina, te queremos. Te bancamos. Te respetamos y te esperamos.

Alemania, no somos nosotros, son ustedes.

jueves, 1 de julio de 2010

TTPP

Llegamos a un nivel de entendimiento bastante aceptable cuando yo te digo TTPP y vos sabés perfectamente de qué estoy hablando.

TTPP.