miércoles, 10 de febrero de 2010

31. La peor cita de mi vida

(Post inspirado por (Des) encontrada)

No es fácil para mi recordarlo. No porque esté vieja ni porque me falle la memoria. Es que es durísimo. Me lleva a un momento que fue terrible y, encima, doble.

Una amiga en común nos hizo el intercambio de contactos en el msn. Empezamos a hablar y todo fue sobre ruedas. Era simpático, conversador, tenía una vida interesante y súper divertida, según contaba. Después de varios días de chatear, me invitó al cine.

Corte en el relato número 1: Nunca invites en una primera cita al cine. Salvo que tengas problemas para mantener una conversación por, al menos, una hora.

Llegué a la esquina indicada y esperé unos cuantos minutos.

Corte en el relato número 2: Nunca dejes esperando a una chica en la primera cita. Ni en la segunda. Ni en la tercera. Ni nunca.

Llegó y me saludó. No era lo que parecía en la foto, pero estaba bien. Me dijo que quería ver una película que, le habían dicho, era espectacular. Fuimos a la boletería y sacó las entradas para ver π. Si, se llamaba π (o Pi, para los no entendidos en matemáticas o letras griegas). Dado que faltaba una hora para ver la película, me invitó a tomar algo... a McDonalds!

Corte en el relato número 3: Nunca lleves a una chica a un McDonalds en la primera cita (salvo que tengas 15 años)

Nos sentamos y empezamos a... charlar? No puedo decir que eso haya sido una charla. Se trataba más bien de un monólogo. Mío. El muchacho no podía articular más de dos palabras juntas. Sus respuestas eran monosilábicas.

- Tenés hermanos?
- Si
- Ah... cuántos?
- Dos
- Ah... y cómo se llaman?
- X e Y
- Ah...
- ...
- ...
- ...
- Y... no sé... te gustan las motos?
- Si
- Ah... eh...

Después de varios intentos similares de entablar conversación, me dediqué a mirar los avances que pasaban en la pantalla gigante del patio de comidas.
De más está decir que la película fue un torre y que las flores que me había regalado murieron en las 3 horas que duró la película.

Corte en el relato número 4: No regales flores si van a entrar al cine. Estas morirán como tu idea de regalarlas y serás odiado por el resto de los espectadores, invadidos por el olor de flores muriendo.

Al salir de la película, continué con mis esfuerzos por conseguir una charla como la gente. Él no se dignaba a siquiera intentar seguir la conversación. Llegado un momento, lo encaré, pensando en todas esas horas de conversación copada en el msn, intentando entender qué es lo que estaba pasando.

- Che, decime una cosa... vos no hablás porque sos tímido o qué?
- O qué - me respondió, en un intento de humor que aún hoy no termino de entender.

Fueron duros los siguientes 60 minutos. Una vez que transcurrió el tiempo que consideré adecuado, le dije que debía irme, que era el cumpleaños de mi hermano. Su respuesta me sorprendió:

- Ya te vas? Pensé que íbamos a comer juntos...

Corrí espantada ante la idea, intentando entender por qué alguien querría prolongar esa tortura. Acaso él se estaba divirtiendo? Acaso su idea de una cita era concordar con alguien a una hora determinada en un lugar determinado simplemente para no hablar?

Lo peor de todo, debo decirles, es que el muchacho volvió a llamar. Me invitó a tomar algo. Me dijo que quería verme de nuevo y que la había pasado bien. Yo, horrorizada nuevamente ante la idea, le dije que si, que dale, cuándo nos vemos?

Corte en el relato número 5: Segundas partes nunca fueron buenas. Esta fue peor.

30 comentarios:

Los amigos del duende dijo...

Jejejjejejejejeje... por ahi era mudo... o no sabia muchas palabras!!!!

amandastein dijo...

A veces, encontrarte con la persona equivocada es inevitable. Soportarlo tanto tiempo, no.
No sé si felicitarte por tu entereza de espíritu o aconsejarte que si te toca otra vez, tengas a mano una buena excusa. O simplemente digas con voz firme: "Me tengo que ir".

Besos de Amanda

Alma de Loca dijo...

Seguramente, se consiguió una novia MUDA :|

Sil dijo...

Jajaja y volviste a salir?

chomba piqué dijo...

Dios mío!

A mí me pasó algo similar, pero con una cita al teatro. Y, casualidad, también me llevó a McD, pero a cenar . Como a esa altura yo ya estaba con hambre, sueño y sabía que en casa tenía poco y nada, acepté, gustosa.

La diferencia es que, cuando nos despedimos, me dijo: "Te llamo?", y yo le respondí un seco e hijodeputa: "No, dejá."

Me lo seguí cruzando en la facultad. Al principio se ponía colorado e incómodo (está en mi lista de gente con más problemas de RRPP). Hoy en día nos quedamos hablando, como si esa nefasta cita no hubiera existido.

Lau dijo...

No se porqué insistimos muchas veces en dar segundas oportunidades cuando ya sabemos con firmeza que no va a resultar nada bueno de ahí...

Un beso!

valentina dijo...

che, por ahí se requete inhibió porque le gustaste, yo le daría más oportunidades si estaba bueno....
Me mudé de dire de blog. Besos

Sarasa San! dijo...

Que diplomática que fuiste. Aún así las malas es fácil pensarlas, imaginarlas, etcétera.

Estoy interesado más en los detalles de la mejor primer cita de tu vida. Qué puedo decir, Hollywood me lavó el cerebro. Aguante el final feliz.

Gui dijo...

No habrás salido con mi ex? Te juro que es igual que nuestra primera cita. Te aseguro también que nunca mejoró. En el fondo son buenos pibes sin roce social.

Un Simple Blog dijo...

Coincido con cada una de tus "notas", excepto con la última.

Las segundas partes, muchas veces son mejores.

Liz dijo...

que miedo...ç


besos!

Nadu dijo...

Jaja pobre, quizás le gustaste tanto que enmudeció. Na, no creo que tanto (pero que le gustaste, seguro... sobre todo si te invitó a salir de nuevo).

Y si, son una cagada esas cosas... Yo también soy tímida, pero no al extremo. (Me pegaría a mi misma si hago eso mismo). Cuando voy a salir con alguien aviso que por ahí no hablo MUCHO, cosa que generalmente no se cumple. (Mejor).
Pero bueno, cosas que pasan.
Saludos.


(Si en algún momento podrías/n ver mi último escrito, estaría encantada de una opinión).

Carolina dijo...

A mi me paso algo silimar, con la unica diferencia que el chico se partia en 20 y nos dimos un beso, quedamos re manija en una plaza y al dia siguiente nos vimos de nuevo para sacarnos las ganas, despues dormimos toda la tarde juntos la siesta.

¿Lesbiana? dijo...

Es malísimo cuando el otro no habla pero la pasa re bien con vos. O sea, muuuy diferente el concepto de pasarla bien :/

Y me llamó la atención la cantidad de cosas que queria hacer el loco en la primera cita. Mc Donalds - Cine - Comer. La primera cita si es corta, mejor, asi te deja con ganas de la segunda (:

Chil dijo...

espero que esto sea un post en pro de enseñar cosas importantes! jajaja

Anónimo dijo...

jjajjjajajajaja es muy gracioso. Aficionada en malas-citas , pero boé.

Mariana dijo...

Yo pase por algo parecido...creo que todos/as pasamos por algo asi alguna vez en esta epoca tan cibernetica...la diferencia es q me beso como d compromiso, o al menos eso parecio, y cuando, horas despues me conecte al MSN, dijo vuelto al entusiasmo que siempre mostraba online, que la habia pasado super y no veia la hora de volverme a ver...si, un loco, funcional pero loco al fin!
Hoy somos grandes amigos, amigos online obvio!

Serramanna dijo...

Mal de muchos... consuelo de tontos, yo pasé algo similar y es por eso que
concuerdo totalmente con la nota nro 1. Si pretendés conocer a alguien no lo vas a hacer en un cine, teatro y mucho menos en un bar con música fuerte en donde tenes que gritar todas las preguntas y respuestas!!!!

La Diabla dijo...

Asi me paso una vez, lo vi llegar a la escuela en su moto, estaba guapisimo y cuando por fin me lo presentaron y nuestra platica fue tan vacia que despues ya no lo volvi a ver guapo.

romi dijo...

A mí también me pasó algo así. Yo me considero tímida, realmente me cuesta sacar temas, pero esa vez lo hice porque los silencios eran incomodísimos y él no hablaba nada. Horror... Y para completarla, le di otra oportunidad después. Nada cambió, no encontré nada nuevo que me gustara y la charla no se hizo más fluída. Al final, le dije que no me pasaban cosas con él, que no había química. Fue muy feo decirlo pero también un tanto constructivo, era la primera vez que rechazaba a alguien tan abiertamente. Al principio duele, pero después se agradece la sinceridad, lo supe por experiencia lamentablemente.

Saludos y seguiré leyendo!!

Luispower dijo...

No se dónde lo escuché o leí, pero hay algo que no falla para estos casos.
Te ponés la alarma del celu para 15 minutos después de encontrarte con el/la susodicho/a y atender esa llamada... Si todo va bien, actuás como que era un amigo que te contaba una estupidez y si está todo mal... con el mejor histrionismo, excusarte llorando ya que tu madre/padre/tutor o encargado ha fallecido...
Obvio, luego no se lo atiende nunca más....

Supongo que este plan para vos no hubiera servido ya que, el susodicho llegó tarde... jajajaja

hilitos dijo...

Cuando la gente es aburrida, las situaciones aburridas son las que los divierten.
Yo creo que aunque nadie lo crea, el tipo se divirtió.

Lucas.- dijo...

Timido o....



PELOTUDO.

Mel Blanc "El Tata" (y su amigo el señor Picho) dijo...

Lástima que no haya funcionado, porque vos le pusiste onda. Tal vez en la segunda cita el tipo se suelte un poco más. Los tímidos también tienen derecho.

chuc dijo...

Paulita! So long!

Que historieta... pero vos sos muy buena, yo hubiera abandonado muy rápido al silencioso, quizás inmediatamente en el momento en el que decide ingresar a la M dorada.

Besos!

Tatuagem dijo...

pobrezito...a mí siempre me pasa... pero yo soy la timida, a algunos esto encanta...y otros...nunca vuelven a llamar...hehehe...

Jane dijo...

jajajaj y a que se debio el darle el si a la segunda cita?
temporada de sequia, lastima o pura esperanza de milagro?
yo me tiro por la tercera me parece jaja
un beso!

Stella A. dijo...

La que me espera mamita querida!!

maichus dijo...

quiero leer sobre la 2da cita!!

Rochi dijo...

no se entiende para que salen... o yo entiendo por cita algo muuy naif!