domingo, 28 de febrero de 2010

De onda

1- Si tu novio te dejó, no le sigas comentando en el Facebook cada cosa que hace.
2- Tené cuidado con lo que hacés por un chico que sólo viste una vez.
3- En lo posible, no te garches a alguien de quien no conocés su moral.

viernes, 26 de febrero de 2010

Dame un título

Hace casi un año les pedía ayuda. Ustedes me la dieron. Y durante todo este tiempo, salieron 31 post con ideas de lo más variadas. Y, por eso, les digo gracias.

Pero, además, les pido nuevamente, ya no por falta de ideas sino por diversión, que me tiren más temas. Fue divertido tratar de encontrar un texto para sus propuestas y, más que nada, intentar que el título del post fuera la guía para el desarrollo.

¿Se copan y vamos con un año más de post inspirados?

jueves, 25 de febrero de 2010

32. Bs.As. Viceversa

(Post inspirado por Cla)

Dicen que vivir en una de las ciudades más grandes del mundo tiene grandes ventajas. Uno puede ir al cine, al teatro, a un recital o a ver ópera en el Colón. Las posibilidades laborales se amplían enormemente y uno puede ser único sin que lo miren raro.

Al menos desde el interior se veía así. Yo tenía 12 años y soñaba con vivir en Buenos Aires. A los 15 se me dio. Nos mudamos todos a esta ciudad y lo que parecía un sueño terminó siendo la peor de las pesadillas: los amigos viven todos lejos, con lo que no podés pasar a saludar espontáneamente; al teatro vas una vez al año, si es que...; recitales, no gracias, me dan claustrofobia; el cine fue reemplazado por UTorrent y al Colón no lo pisé en mi vida.

Claramente todo esto depende de uno. Yo podría ir más seguido al teatro, aguantarme la claustrofobia y comprar entradas para todo, sacar un abono en el Colón (?) y reemplazar la piratería por entradas pagas. Sin embargo, la realidad es que la vida te lleva. Uno termina haciendo la vida real, y no la de las vacaciones. Buenos Aires se termina convirtiendo en una especie de cárcel gigante, donde tenemos todas las posibilidades ahí, a simple vista, y sin embargo, no podemos alcanzarlas (o tenemos demasiada fiaca para hacerlo).

(Y guay de salir vestida con algo raro, porque TODOS te miran)

miércoles, 24 de febrero de 2010

Libres


Cuando uno aprende algo, pasa el tiempo y se olvida de que hubo un tiempo en el que no lo sabía. Es como el ex fumador fundamentalista que le quema la cabeza a los fumadores despotricando contra las maldades del cigarrillo. Al fumador le dan ganas de callarle la boca de una trompada o, mejor, ahogarlo en humo.

Con las relaciones pasa lo mismo. Una ve tan claramente lo que el otro le cuenta porque ya lo vivió y sabe perfectamente cómo va a terminar. Sin embargo, es imposible transmitir esa "sabiduría", porque diga lo que una diga, el otro está compenetrado en su realidad, de la que todavía tiene que aprender.

Todo esto viene de recordatorio, porque nos olvidamos de que somos libres. Y cuando una relación te hace sentir preso, es hora de irte. O de sacar a patadas al otro. Como el comic de XKCD de acá arriba, son segundos de claridad en los que nos damos cuenta de que el abanico de opciones es infinito. A veces sólo se trata de romper alguna regla pre-establecida (y en la mayoría de los casos, por nosotros mismos).

martes, 23 de febrero de 2010

Y Candela??

Estar en pareja no es fácil. Implica renunciar a muchas cosas, aceptar tantas otras, ignorar muchas. Hay que tener ganas de pelearla cuando las cosas no están bien y energía para volver a remarla cuando, de a ratos, uno deja de remar.

Estar en pareja no es fácil. Significa tener que cocinar o pensar en la comida de la noche todos los días, a diferencia de cuando vivís solo, que te conformás con cualquier cosa que haya en la heladera. Significa tener que lavar la ropa con cierta regularidad para que no se acumule desastrosamente. Significa tener que avisar cuando no vas a volver a casa directo del laburo.

Estar en pareja no es fácil.

Sin embargo, un día descubrís todo. Te das cuenta de que hay algo que justifica y valida todo sacrificio que haya que hacer. Entendés que vale la pena, porque el otro te enseña cosas que vos no conocías. Porque te abre puertas que vos ni siquiera sospechabas que se podían abrir. Porque te muestra videos en YouTube que no conocías. Y ver ese video... eso... justifica todo.



(Decidí nombrar a mi nueva netbook "Candela Nocturna")

lunes, 22 de febrero de 2010

Cortita

A ver si nos entendemos... las críticas van antes o después. Nunca, repito, NUNCA durante.

(Qué palabra rara "nunca". Repitanla varias veces, van a ver)

jueves, 18 de febrero de 2010

Self pity is a bitch

Dicen que en el amor y en la guerra todo vale. Yo concuerdo, en parte, con lo del amor.

Hasta hace un tiempo sufría por la posibilidad de que otra mujer se fijara en G. y el riesgo que eso implicaría para mi. Lo sufrí en carne propia y luché contra un fantasma, porque... ¿Cómo peleás contra eso? ¿Cómo hacés para eliminar toda posible competencia? (Más cuando tenés un novio tan divino y copado como el mío :P)

Hoy me doy cuenta de que no podemos. Los celos no tienen sentido. Y mucho menos tiene sentido darle relevancia a otras personas. Si G. decidiera cambiarme por otra, ¿qué puedo yo hacer? En todo caso, mejor que lo decida lo antes posible, sin tener alguien que le tire el carro para atrás, cuando él, lo que querría (hipotéticamente) es estar con otra mujer.

Al final, todo es cuestión de confianza en la relación que una construyó, en lo que una entrega y vale. El resto es incontrolable. No podemos evitar que otras personas se fijen en nuestra pareja. Eso puede pasar repetidas veces. Y si en una de esas veces nuestra pareja decide avanzar, no creo que tenga mucho sentido pelearla.

Nadie tiene compromisos con una simplemente por ser la "novia de". No podemos pedirle a nadie que deje de pelear por lo que quiere, aún cuando eso signifique pelear por conquistar nuestra pareja. Está en nosotros defender la relación desde un lugar diferente, desde lo ganado, desde lo generado. Desde la relación en sí misma. Y que eso le gane a cualquier otra opción.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Fuck you

A veces, sólo tenemos segundos de oportunidad para realizar algunas cosas. Son espacios de tiempo tan mínimos que requieren máxima concentración, seguridad y certeza. Es saber exactamente cuándo esperar, cuándo movernos, cuándo realizar la acción requerida. Se necesita mucha experiencia y práctica para determinar el momento exacto en que tenemos la oportunidad de alzar nuestra voz.

Es un juego donde, si no se sabe jugar, se pierde siempre. Es la oportunidad hecha segundos y el salto en el tiempo que nos hace ganadores rotundos o perdedores sepultados para siempre.

Se necesita de toda la concentración para determinar el momento exacto en el que podemos cambiar nuestro gesto al parar el colectivo por un fuck you bien puesto al colectivero que no paró cuando debía hacerlo. De realizar el gesto con demasiada antelación, puede pasar que el colectivero llegue a frenar y tengamos que comernos el fuck you mientras le pedimos humildemente "unoconveinticincoporfavor". De realizar el gesto demasiado tarde, puede pasar que el colectivero maldito nunca llegue a verlo y nuestros esfuerzos se pierdan en la nada.

El momento exacto es aquel en el que sabemos con certeza que el transporte no hará la parada pero, al mismo tiempo, aún estamos en el campo de visión del conductor. Pero claro, sólo los expertos pueden detectar ese momento.

domingo, 14 de febrero de 2010

Basta para mi

Cuando una se acostumbra a la soltería y la postura necesaria para mantenerse frente ante los ataques de ésta, cuesta mucho volver a ponerse en el papel de novia, pareja o concubina.

El tema es el siguiente: una amó, creyó, se entregó y luego le rompieron el corazón. Suena lógico que la primer reacción ante un estímulo externo, que implique más compromiso que una noche de verano, sea cubrirse en el papel de soltera independiente, super poderosa y sin sentimientos.

La realidad es que por dentro solemos morir de ganas de conocer a una persona que nos quiera como queremos que nos quiera, que nos cuide, que nos malcríe, que nos dé algo más que un par de abrazos y besos. Pero da miedo. Porque una aprendió y se prometió a sí misma nunca más volver a caer en esa trampa. Porque ya pasó por la de "te llamo" seguida por un silencio de tumba. Porque ya conoce la historia de los amigos con derecho a roce que terminan en amores no correspondidos.

Entonces llega alguien diferente, que se juega por vos, que te dice que te quiere, y lo dice de verdad, y te cuida y se pone las pilas. Y es lógico que al principio una se niegue. Cuesta creer que haya alguien que realmente sienta todas las cosas que dice. Porque una está acostumbrada a escuchar palabras vacías. Porque una tiene el autoestima lastimada. Pero, aunque se resista, si el otro insiste, apenas un poco, la cáscara se rompe y entra como agua contenida que de golpe es liberada.

Y pasa el tiempo, y después de un año y medio una se da cuenta de que valía la pena. Todo. Vivir la soltería con los dolores que implica. Conocer a todas esas personas antes de elegir a una sola. Disfrutar de las etapas a medida que suceden. Porque al final una encuentra esa persona que hace que tu hogar esté donde esté él. Porque una aprendió y ahora elige mejor. Porque los códigos internos que se generan, las risas que se comparten, las miradas que se conocen, valen la pena.

Y no, no festejo San Valentín. No festejo estar enamorada de él sólo este día. No espero un gesto grandilocuente de su parte cada 14 de febrero. Me alcanza con los gestos chiquitos que tiene todos los días. Con que sepa instantáneamente cuando no estoy bien; que me abrace cuando lo necesito; que baje las series que me gustan. Me alcanza con que se esfuerce todos los días por hacerme sonreír, al menos unos segundos. Porque eso basta. Basta para mi.

viernes, 12 de febrero de 2010

El club del clan

¿Vieron cómo hay gente emparejada que intenta desesperadamente que vos, soltera/o y feliz, te metas en una relación? Creo haber encontrado la explicación.

Lo que buscan, en el fondo, es que vos te sientas como ellos; que pases por los mismos quilombos; que tengas las mismas peleas. Ellos quieren identificarse con vos en el drama.

Malditos envidiosos.

miércoles, 10 de febrero de 2010

31. La peor cita de mi vida

(Post inspirado por (Des) encontrada)

No es fácil para mi recordarlo. No porque esté vieja ni porque me falle la memoria. Es que es durísimo. Me lleva a un momento que fue terrible y, encima, doble.

Una amiga en común nos hizo el intercambio de contactos en el msn. Empezamos a hablar y todo fue sobre ruedas. Era simpático, conversador, tenía una vida interesante y súper divertida, según contaba. Después de varios días de chatear, me invitó al cine.

Corte en el relato número 1: Nunca invites en una primera cita al cine. Salvo que tengas problemas para mantener una conversación por, al menos, una hora.

Llegué a la esquina indicada y esperé unos cuantos minutos.

Corte en el relato número 2: Nunca dejes esperando a una chica en la primera cita. Ni en la segunda. Ni en la tercera. Ni nunca.

Llegó y me saludó. No era lo que parecía en la foto, pero estaba bien. Me dijo que quería ver una película que, le habían dicho, era espectacular. Fuimos a la boletería y sacó las entradas para ver π. Si, se llamaba π (o Pi, para los no entendidos en matemáticas o letras griegas). Dado que faltaba una hora para ver la película, me invitó a tomar algo... a McDonalds!

Corte en el relato número 3: Nunca lleves a una chica a un McDonalds en la primera cita (salvo que tengas 15 años)

Nos sentamos y empezamos a... charlar? No puedo decir que eso haya sido una charla. Se trataba más bien de un monólogo. Mío. El muchacho no podía articular más de dos palabras juntas. Sus respuestas eran monosilábicas.

- Tenés hermanos?
- Si
- Ah... cuántos?
- Dos
- Ah... y cómo se llaman?
- X e Y
- Ah...
- ...
- ...
- ...
- Y... no sé... te gustan las motos?
- Si
- Ah... eh...

Después de varios intentos similares de entablar conversación, me dediqué a mirar los avances que pasaban en la pantalla gigante del patio de comidas.
De más está decir que la película fue un torre y que las flores que me había regalado murieron en las 3 horas que duró la película.

Corte en el relato número 4: No regales flores si van a entrar al cine. Estas morirán como tu idea de regalarlas y serás odiado por el resto de los espectadores, invadidos por el olor de flores muriendo.

Al salir de la película, continué con mis esfuerzos por conseguir una charla como la gente. Él no se dignaba a siquiera intentar seguir la conversación. Llegado un momento, lo encaré, pensando en todas esas horas de conversación copada en el msn, intentando entender qué es lo que estaba pasando.

- Che, decime una cosa... vos no hablás porque sos tímido o qué?
- O qué - me respondió, en un intento de humor que aún hoy no termino de entender.

Fueron duros los siguientes 60 minutos. Una vez que transcurrió el tiempo que consideré adecuado, le dije que debía irme, que era el cumpleaños de mi hermano. Su respuesta me sorprendió:

- Ya te vas? Pensé que íbamos a comer juntos...

Corrí espantada ante la idea, intentando entender por qué alguien querría prolongar esa tortura. Acaso él se estaba divirtiendo? Acaso su idea de una cita era concordar con alguien a una hora determinada en un lugar determinado simplemente para no hablar?

Lo peor de todo, debo decirles, es que el muchacho volvió a llamar. Me invitó a tomar algo. Me dijo que quería verme de nuevo y que la había pasado bien. Yo, horrorizada nuevamente ante la idea, le dije que si, que dale, cuándo nos vemos?

Corte en el relato número 5: Segundas partes nunca fueron buenas. Esta fue peor.

martes, 9 de febrero de 2010

30. Sólo quiero que lo sepas

(Post inspirado por Luis Power)

Dicen por ahí que las mujeres solemos hablar de sexo mucho más y con más detalle que nuestros hombres. Es cierto. Esto pasa. Pero... no con cualquier amiga.

Yo tengo una amiga, de la que no voy a dar nombre porque lee este blog y es amiga de la casa (ejem, NS, hacete cargo) que no soporta la idea de que le cuente nada de lo que sucede detrás de la puerta de casa cuando G. y yo nos quedamos solos. Ella dice que si le cuento, no podrá evitar imaginarnos la próxima vez que vaya a casa, en ese lugar y haciendo chanchadas.

Un día, juro que no fue intencionalmente, le comenté acerca de los vales peteros, de los que no voy a hablar en este blog porque no hablo de mi vida privada (?). Oh, por Dios! Casi la mato de un infarto. Lección aprendida.

Lo cierto es que algunas mujeres no quieren escuchar lo que hacen sus amigas entre la cama y las sábanas. Mucho menos en el futón. O en el piso. O en la cocina. O en el baño. O en... ustedes me entienden.

sábado, 6 de febrero de 2010

La del medio

Me decidí y me armé el nuevo blog. No puedo decirles demasiado de qué se trata. Supongo que ni yo sé a dónde irá a parar.

Pasen y vean. Son todos bienvenidos: La del medio

viernes, 5 de febrero de 2010

Comentame esta

El Google Reader y similares arruinaron el propósito del blog: levantar el ego al que escribe con los comentarios.

Yo lo venía pensando, y me encontré con este post de GC es un grande. Y me di cuenta. Entendí todo. Completé el círculo. Terminé de pensar (?).

NSYSV tiene un promedio de 500 visitas diarias, 800 suscriptores en reader, 480 seguidores y 888 fans en Facebook. Sin embargo, últimamente, apenas alcanza los 20 comentarios por post.

Esto me lleva a dos opciones:
1- Lo que escribo ya no es lo que era
2- La gente es mala y no comenta

¿Saben qué? Mi ego se retira herido. Pero mis dedos se quedan acá, escribiendo igual. Porque podré morir pero nunca rendirme (?).

(Y espero que no salten con comentarios del estilo 'yo no tengo un blog para que me comenten, escribo para mi, no necesito que me levanten el ego, bla bla bla'. Puras mierdas. Escribí en un word, entonces)

(Ah, y si... yo tampoco comento mucho últimamente en sus blogs, pero es que no tengo un fucking minuto)

(Ah, y... no, no sé qué más iba a decirles)

Saludos cordiales,
Pau

jueves, 4 de febrero de 2010

29. 10 ideas para salir de la rutina

[Post inspirado por Crichu]

¿Estás cansado de hacer siempre lo mismo? ¿Pensás que ya no quedan cosas nuevas por hacer? ¿Tu pareja está cayendo en la rutina asesina? Acá, diez ideas para romper con lo aburrido.
  1. Esperalo con una comida sorpresa. Es clásico y de manual, pero suma.
  2. Organizá un viaje de fin de semana. No necesariamente tiene que ser lejos. Vos pagás todo. El otro disfruta.
  3. Comprá por un mes el paquete porno del cable y dedicate a imitar lo que hacen en las películas.
  4. Jueguen al doctor.
  5. Reservá un fin de semana en un hotel copado, pileta incluída.
  6. Armá una maratón de películas que al otro le gusten.
  7. Comprale un regalito de vez en cuando (y si te vas de viaje, SIEMPRE traele algo, aunque sea un mísero chocolate del free shop)
  8. Intercambien celulares por un día
  9. Escribile una carta y mandásela por correo postal, por más que vivan en la misma casa.
  10. Disfrazate
Pau, una chica Cosmo (?)

miércoles, 3 de febrero de 2010

28. Ya estoy para vestir santos

[Post inspirado por Nini]

Cuanto tenía 18 le dije a mamá que si llegados los 30 no tenía hijos, iba a hacerme inseminación artificial. Mi vieja me miró escandalizada y me dijo que dejara de hablar estupideces. Que no sabía lo que decía.

Cumplir 30 años significa mucho en la vida de una mujer. Dejás de ser la joven veinteañera y pasás a ser, ya formalmente, una mujer.

Llegás a los 30 y de repente tu vida TIENE que estar acomodada. Deberías tener una carrera, una relación formal, independencia económica y emocional y, al menos, empezar a pensar en hijos. Eso es lo que dice la gente.

Si no cumplís con, al menos, tres de estos cuatro puntos, la gente empieza a mirarte con cara rara. Las tías se empiezan a preocupar porque no tenés un novio/marido. Los padres empiezan a mirarte con mala cara por la falta de independencia económica. Si no tenés una carrera, tus pares te miran de costado. Y si, encima, no tenés hijos o perspectivas de, no sólo es tu gente la que te apura sino que, además, tu reloj biológico empieza a correr.

Yo estoy al borde de cumplir 31. Mi vida está bastante acomodada. Tengo un "conviviente"(pseudo marido), trabajo en lo que me gusta y estoy haciendo mi carrera, tengo independencia económica y algo de independencia emocional (nótese el "algo").

Y los hijos... Ay! Para los hijos falta...

martes, 2 de febrero de 2010

27. Blog genérico va al fracaso

[Post inspirado por Mariana Soffer]

Viste que cuando te cuentan la vida de alguien que no conocés, si no tiene algo diferente, te aburre? Con los blogs pasa lo mismo.

Podés tener un blog dedicado a contar lo que hiciste hoy. Podés tipear horas y horas sobre cómo te lavaste los dientes, saludaste a tu pareja, y saliste a trabajar donde todos te odia y vos odias a todos. Pero, lamento decirte, salvo que esté contado de una forma súper interesante, con detalles únicos, aburre.

Si todavía no tenés un blog y estás pensando en armarte uno, antes preguntate qué querés decir, sobre qué querés hablar. Si un blog se centra en un tema, es más probable que la gente a la que le interesa ese tema te siga, y armes un grupo copado de lectores y blogs amigos.

Es probable que tu vida no sea tan especial como te gustaría pensar. Pero seguramente tenés una visión especial sobre un tema en particular. Temáticas tenés miles, el tema es encontrar la tuya.

Este blog nació y sigue fiel a su temática original: Hombres, mujeres, y sus relaciones (malditas y no tanto). Puede que a algunos les aburra, puede que a otros les divierta. Eso sí, siempre consistente.

(Gracias Cla, por hacerme acordar de que existían estos temitas pendientes!)

lunes, 1 de febrero de 2010

Seca

Ok, lo consiguieron. Estoy seca. No me quedan más ideas. No sé qué más escribir. Y como aprendí desde chica, cuando no sabés qué escribir, escribí igual que algo va a surgir.
En este caso no surge nada, pero igualmente escribo.

Creo que este blog extrajo cada una de mis ideas y, en la medida en que no pasen cosas nuevas, no puedo imaginar sobre qué postear. Podría repetir temas, ideas, reformular preguntas o postear videos o poemas de otros (cosa bastante habitual en los blogs). Prefiero decirles que no se me ocurre nada.

Alguien por ahí me pidió que escribiera para los hombres, ya que todos mis post son para mujeres. Yo digo que es lógico que así sea. Sin embargo, si alguno de ustedes, muchachos, tiene alguna idea o duda, pueden comentar y decirla y yo luego intentaré ayudarlos (?).

Estamos en la era de la información. El que tiene la información, tiene el poder. Informate, no seas tonto (?)