viernes, 29 de enero de 2010

Ojos bien cerrados

Leer un blog e imaginar a la persona que lo escribe, físicamente, sólo es posible con los ojos bien cerrados.

Es fácil creer que detrás de ese blog tan copado existe el hombre perfecto. Es increíblemente más fácil imaginar a una diosa detrás de un monitor escribiendo un blog (es que los hombres tienen facilidad para esas cosas).

En formspring.me algunos me preguntaron si estoy buena, si tengo buen culo e, incluso, me dijeron que me imaginan guapa. Recibí varios comentarios con el mismo tipo de preguntas en el blog. Tengo un amigo que asegura que todos los que leen mi blog me tienen ganas. Tuve un "algo" una vez que tenía celos de los lectores que, según él, me tiraban onda todo el tiempo. Vale aclarar que yo no creo ni que todos me tengan ganas ni que me tiran onda constantemente, mucho menos ahora que estoy con G.

Podría subir una foto y terminar con la fantasía de los (pocos, creo yo) que imaginan una diosa detrás del blog. Podría describirme físicamente, para que tuvieran una idea más acabada de mi apariencia. Podría decirles que todo depende de los gustos.

Con qué criterio podría decir si estoy buena o no? Importa realmente si detrás de este espacio hay una modelito o una mina normal o, acaso, una deformidad de la naturaleza?

Hombres nunca me faltaron. A G. le gusto. Yo estoy bien conmigo misma. Eso alcanza, por el momento.

Y para levantarme el ego, levante la mano el que me tiene ganas :P

(Juro que si nadie levanta la mano, me deprimo hasta la eternidad)

jueves, 28 de enero de 2010

Y bue...

Digamos la posta. Muchos de nosotros nos hacemos los cancheritos en nuestros blog y pelamos personalidades súper copadas con respuestas y retruques que en la vida real pocas veces aplicamos.

Por blog somos todos vivos. Ahora, en la vida real... te quiero ver, papurri.

(es que es TAN fácil escribir y TAN difícil hablar...)

Contexto: hoy escuché a alguien decir "la jefa" y no me animé a decirle "pelotudo de turno".

miércoles, 27 de enero de 2010

El boludo

Detesto con toda mi alma a todos aquellos que se refieren a sus parejas como "la jefa", "la bruja", "la dueña" y todas sus variantes.

A partir de ahora, cada vez que escuche a alguien nombrar así a su mujer, le voy a responder: si ella es la jefa, vos qué sos? El pelotudo de turno?

martes, 26 de enero de 2010

Qué calor, qué calor que hace...

Después de pasar dos días en esta ciudad calurosa, empiezo a entender:

1- Las mujeres y hombres andan en pelotas, con toda la razón del mundo.
2- Los hombres tienen esos cuerpos porque no paran de hacer ejercicio y porque caminás dos pasos y chivás todo.
3- Las mujeres se arreglan tanto porque con algo hay que compensar el olor a chivo
4- Hay tantos choques porque los conductores se distraen constantemente ante las chicas en bolas
5- Es imposible vivir en una ciudad en la que es verano todo el año.

Hoy me voy a San Pablo. Dicen que allá no hace tanto calor. Luego les cuento...

lunes, 25 de enero de 2010

O mais grande do mundo

Apenas llevo unas 24 hs. en Rio de Janeiro y ya:
- Vi un choque
- Me bañé 4 veces
- Morí de calor unas 5 veces
- Dejé colgado con el segundo beso a más de 5 personas
- Me revolcaron 3 olas gigantes
- Vi un rescate de un casi ahogado
- Pedí una ensalada súper completa y me trajeron sólo lechuga
- Se me hizo el famoso culito de arena (cuando esta se mete en el forro de la bikini y se acumula hasta formar una bola)

Mejor me voy a trabajar (aunque no entiendo cómo la gente puede trabajar con este calor).

viernes, 22 de enero de 2010

Le pasó a una amiga

Todos conocemos y sabemos reconocer el clásico "yo tengo una amiga que...". Todos conocemos y sabemos reconocer cuando alguien lo utiliza para no aceptar que es una experiencia propia. Todos conocemos y sabemos reconocer que la amiga, al fin y al cabo, no es más que el otro mismo que necesita compartir su experiencia pero no tiene las pelotas suficientes para aceptar que la vivió.

Ahora... qué hacemos cuando queremos contar algo que realmente le pasó a una amiga??? Seguramente, con tan sólo empezar diciendo "yo tengo una amiga que...", recibiremos miradas suspicaces y sonrisas socarronas. Cualquier cosa que digamos luego, será vista desde el pensamiento "en realidad le paso a él/ella".

No sé si podremos solucionar alguna vez este problema que aqueja a la sociedad. Tal vez podríamos inventar un amigo imaginario al que le suceden todas las cosas que nos suceden a nosotros y nos da vergüenza contar en primera persona. Tal vez podríamos ponerle nombre y apellido a los hechos. Tal vez podríamos hacernos cargo de nuestras experiencias.

Qué problema, Dios! Qué problema!

PS: I'll be out of home/office for a week. Please, if necesary, contact me by Twitter, Formspring.me or mail. Thank you.

jueves, 21 de enero de 2010

Inocencia interrumpida

Cuando sos chica y sugestionable (no es que ahora no lo sea) cualquier cosa que te digan entra en tu cabeza y se queda grabada como una verdad irrefutable.

Creo que tenía 8 años cuando una amiga me dijo que no había que dormir con las puertas de los placards abiertas porque los malos espíritus pasaban a través de ellas. Seguramente su madre/padre, poco pedagógico, no encontró mejor idea para que su hija mantuviera su cuarto ordenado y se mandaron con esa mentira que ella se ocupó de fijar en mi cabeza. Nunca más dormí con las puertas abiertas.

Al rededor de los 13, empezamos a investigar con mis amigas el juego de la copa. Teníamos un poco de miedo y un poco de curiosidad. Jugamos varias veces. La copa siempre se movía, impulsada probablemente por alguna de nosotras. Hasta que un día jugué con desconocidos y, saliéndome del juego, preguntaron detalles de mi vida, desconocidos para ellos, y la respuesta fue correcta. Nunca más jugué.

Sin embargo, la inocencia la perdí totalmente un día de verano. Yo iba sola por la calle, caminando dando saltitos. Es esa forma de caminar en la que, cada un par de pasos, hacés un paso cortito y un saltito. Un tipo que me crucé en medio de mi caminata, saltarina y feliz, me dijo casi al oído: "No estás grande para caminar así?". De inmediato, dejé de saltar y empecé a caminar como un adulto. Nunca más caminé dando saltitos.

miércoles, 20 de enero de 2010

Siendo minita

Parece increíble cómo dos líneas dichas en el momento justo pueden enamorarte como si no estuvieras enamorada desde antes.

Extrañar tiene un gustito agridulce. Estar sola tiene un gustito agridulce. Puedo dormir atravesada en la cama (aunque G. dice que también duermo así cuando él está). No tengo que pensar en qué cocinar. No tengo pilas de ropa para lavar todos los días (los hombres usan MUCHA más ropa que las mujeres). Puedo ver películas de mina y llorar sin que él se ría. Puedo ver series que a él no le divierten. Puedo dormirme viendo el Gourmet.

Y sin embargo, prefiero dormir derecha, cocinar todos los días, que la ropa sucia se amontone, ver películas de mina y series que sólo a mi me gustan menos seguido. Prefiero dormirme escuchando alguna película bizarra en ISat. Y que él esté al lado mío.

Intenté contarles la frase que él me dijo, pero no encuentro la forma de hacerlo. Será que, a veces, es mejor quedarse con esas cosas para una misma. Podría copiar y pegar el chat. Creo que decirles que me enamoró 1000 veces más de lo que ya estaba es suficiente para que se den una idea.

martes, 19 de enero de 2010

Marcando terreno

En Facebook, alguien (una chica que vos no conocés) decide escribir en el muro de él, tu novio. Tenés tres opciones:

  1. Ignorar el mensaje
  2. Interpretar que "hay onda" e ir hasta las últimas consecuencias, haciendo planteos ridículos a tu novio
  3. Mear el terreno con muchos "Te amo", "Sos lo mejor que me pasó en la vida", "Gordi sos lo más" y etc. (ustedes me entienden)
Así como en la vida real existen aquellos que andan marcando terreno en los trabajos de sus parejas (mandando flores, desayunos y apareciendo de sorpresa), en Facebook también existe este tipo de parejas celosas y posesivas que no soportan ver que alguien más le preste un mínimo de atención a su amorcito.

Y, finalmente, hablando de mear terreno, existe un tercer tipo de persona que es fan número 1 de esta actividad: el emparejado que anda por la vida aclarando su estado. Es el que te dice, a la primera oportunidad, que su pareja esto o su pareja aquello. Y uno se queda pensando: "Habrá interpretado que le tiré onda y por eso me lo aclara tan fehacientemente??? Le tiré onda??? O tiene un ego del tamaño de una casa???".

No es que me haya pasado, pero... puede pasar, eh?

lunes, 18 de enero de 2010

Clichés, estereotipos y un poco de imaginación

Chicos, lamento contarles que nosotras, las mujeres, no solemos hacer lo que en sus fantasías hacemos:

1- No hacemos guerras de almohadas cuando alguna amiga se queda a dormir.
2- No andamos en pelotas entre nosotras como en una publicidad de ropa interior.
3- No fantaseamos con que pase algo con alguna amiga ni experimentamos juntas.
4- No nos agarramos de los pelos, revolcándonos en el barro.
5- No vamos nunca a invitarlos a tener un trío con esa amiga nuestra que tanto les gusta.

Eso sí, a los siguientes puntos, denlos como seguros:

1- Hablamos de sexo, mucho, en abundancia.
2- Contamos detalles íntimos que ustedes nunca se animarían a contar.
3- Jodemos con los tamaños de nuestros chongos.
4- Les ponemos apodos según el estado y características.
5- Tal vez alguna vez los invitemos a un trío con ese amigo suyo que tanto nos gusta.

domingo, 17 de enero de 2010

Blog your life away

Eric - Tus lectores de alguna manera seguirán con sus vidas.
Julia - ¿Y yo no? ¿Eso dices?
Eric - No sé. No tengo idea. ¿Qué pasará cuando ya no seas el centro del universo?
Julie - Eso es grandioso. Finalmente estoy totalmente comprometida con algo y... Bien, tal vez sea algo narcisista.
Eric - ¿Un poco? ¿En la escala de 1 a 10?
Julie – Bien, un 9.3. ¿Pero qué crees que es el blog? Es yo, yo, día tras día.
Eric - Pensé que sería divertido, pero es tonto. Resultó ser un conjunto de depresiones. Y yo siento que estoy viviendo con una persona completamente absorbida en sí misma, que escribe para un montón de desconocidos. Y supuestamente es una gran aventura, pero no lo es. Es nuestra vida, es nuestro matrimonio. Y en este cuarto no se siente como una aventura, se siente como mierda.
Julie - Fue tu idea.
Eric - Lo sé, lo siento mucho. ¿En qué diablos estaba pensando? Y te digo algo más: no soy un santo.
Julie - Sí lo eres.
Eric - No, no lo soy.
Julie - Sí lo eres.
Eric - No lo soy. Y me hace sentir un imbécil cuando lo dices. Y no escribas sobre esto en tu blog.
Julie - ¿Sobre qué?
Eric - Sobre esta pelea.

Julie and Julia

viernes, 15 de enero de 2010

G. se fue

G. se fue, de golpe. No lo esperaba. Me llamó por teléfono y me dijo que en un par de horas se iba de casa.

-Me acaban de hacer la propuesta más rara de mi vida - me dijo, mientras yo no salía de mi asombro.

Me tomé un taxi y me fui a casa. En el camino, recibí un mensaje de él, diciendo: "Si llegás antes que yo, empezá a hacerme el bolso".

Llegué y expeditivamente junté sus remeras, jeans, medias y calzones. Metí todo ordenado en la valija, y hasta me acordé de poner los sweaters, que estaban guardados esperando el invierno. No tuve mucho tiempo para pensar mientras ocupaba mi mente en armar su bolso.

Llegó y me dijo que abajo había un taxi esperándolo. Me dijo que no se iba sólo, que se iba con otro. Se bañó y se fue. En menos de media hora estaba sola de nuevo.

Al día siguiente me mandó un mail, diciéndome que estaba todo bien. Le contesté que me alegraba mucho. Le hice muchas preguntas, respondió sólo unas pocas. Le dije que no se preocupe por mi, que los murciélagos me acompañaban.

G. se fue, a Madrid. Vuelve en una semana. Mientras hacíamos todo apurado, yo no paraba de decirle que no dejara de usar el subte, que fuera a Chueca, que el lugar a donde él iba estaba buenísimo, y que aunque fuera por trabajo, no era lo mismo trabajar mil horas en Buenos Aires que en Madrid. Le di dos euros con 50 centavos, las únicas monedas que me quedaron de mi viaje. Le dije que se cuidara y que lo iba a extrañar. Lo extraño más de lo que le dije.

Lo peor es saber que él vuelve el sábado a la mañana y yo me voy el domingo a la madrugada a Brasil, por una semana también.

jueves, 14 de enero de 2010

Ridícula

No entiendo, posta, que una mina suba fotos a su Facebook en pose de perrita y, encima, cuando todos los tipos le empiezan a decir guarradas, salte con un "son todos unos pajeros".

Qué pensás que van a comentar todos tus "amigos" cuando vean esa foto, sacada desde atrás y desde abajo, con tu culo en primer plano y tu cara de labios siliconados?

Tal vez esperabas que dijeran: "Vos sí que sos linda por dentro"; "Lo que importa es que sos re buena persona"; "Sos la mejor amiga que tuve en toda mi vida".

La realidad es que lo único que generás son comentarios del estilo "Mamita, te lamo toda", "Ay qué buena que estás", "A vos te doy toda la noche sin parar".

Si tenés el ego tan alto y la autoestima tan baja, no culpes a los chanchos sino a la que les da de comer (o sea, vos).

miércoles, 13 de enero de 2010

Quiero más!

Yo digo que si les damos tanto sexo como ustedes reclaman, esto es una vez por día al menos, no se la bancan tres días seguidos.

No se lo merecen!

martes, 12 de enero de 2010

Sincronizados

Me desperté a las 2 de la mañana con la tormenta que amenzaba con tirar los vidrios de mis ventanas abajo. No pude volver a dormir.

G. se despertó al mismo tiempo, también a causa de la tormenta, y tampoco pudo volver a dormir.

Ambos nos quedamos despiertos, cada uno haciendo lo que le gusta (él en la PC, yo viendo el Gourmet.com). Yo tomé coca y fumé. Él comió queso con galletitas y me convidó un poquito.

Ambos compartimos la misma locura.

Y compartir ciertas locuras tiene su encanto; aunque compartir ciertas otras sea dinamita pura.

lunes, 11 de enero de 2010

Too much information

- Voy al baño a hacer popó - le dije casi inconscientemente. En el mismo instante en que lo decía, me di cuenta y empecé a reírme. Tal vez había dado demasiada información.

Pero... cuánto es demasiado? Recuerdo que en mis épocas de soltera, cuando andaba en alguna no formal, si el chongo en cuestión me contactaba durante "esos" días, siempre dudaba acerca de cuánta información brindarle. Era poco honesto no avisarle? Correspondía avisar o no? Siempre la duda...

Claro que, al final, de alguna forma u otra, terminaba dando a entender el estado de la situación. Porque, dada la informalidad de la relación y el objetivo único en común, no era un poco irracional no avisar para que el muchacho estuviera al tanto?

Algunas dirán que no, que jamás se avisa, porque si quiere celeste que le cueste, y que se cague. Yo siempre preferí ser clara y llegar a brindar TMI que pasar un trago amargo sólo a cuenta de la falta de comunicación.

viernes, 8 de enero de 2010

Ayer lloré

Fue algo repentino. Algo inesperado. Estaba acostada, él a mi lado, y las lágrimas empezaron a caer. Me miró pero sin mirarme. Miraba mi boca. Creo que no le importaba demasiado que estuviera llorando.

No me avisó. No me previno. Simplemente actuó, como actúan los que saben que tienen un poder sobre el otro simplemente ingobernable.

Yo miré el techo, y dejé que las lagrimas cayeran. "Esto también pasará"; "Siempre que llovió paró"; "No hay mal que dure cien años". Pensamientos que intentaban reconfortarme y, sin embargo, no servían de nada ante el punzante dolor y el ardor que me invadía el cuerpo.

Ayer lloré. No dije nada. Fueron lágrimas silenciosas, de esas que intentan pasar disimuladas y son las más vistas. Él me miró y me dijo: Lo peor ya pasó. Ahora todo es para mejor. Pensá en cómo entraste y en cómo salís.

Lo miré, y sonreí. Tenía razón. Él es bueno, pensé. Intenta ser bueno y comprensivo. Intenta que mi dolor no sea demasiado fuerte. Intenta que yo esté mejor. Y sin embargo, qué hijo de puta que tenés que ser para ser dentista!

(Hubo algunas correcciones porque el maldito dequeísmo invadió mi mente esta mañana)

jueves, 7 de enero de 2010

Vanalidades

Mientras me compraba la revista más superficial y de minita que puede haber y me sentía una superflua total, escuché que, compungida, la dueña de puesto hablaba con una clienta habitual, y cruzaban las siguientes palabras:

DPR: Ay, nena, me enteré de lo tuyo, de lo mucho que te afectó lo de Sandro...
CH: Si, si, me agarró un ataque, me tuvieron que internar... Es que yo lo quería tanto...

En ese mismo instante me sentí mejor. La gente está muy mal (con todo el respeto que me merece el señor Sandro).

miércoles, 6 de enero de 2010

Top 5 Series descubiertas 2009

A continuación, el Top 5 de series descubiertas en 2009 y que consumieron MUCHO de mi tiempo:

1. Dexter

Un asesino serial bastante fuera de lo común. Un hombre de "familia". Una psicosis que enamora. Un sentido de la justicia bastante deformado y, sin embargo, encantador.









2. Glee

Al mejor estilo "high school movie", Glee es, al mismo tiempo, una parodia y un drama. Un grupo de loosers, un profesor aún más looser, y un contexto cuasi ridículo. Vale la pena para reírse un rato, y cantar.









3. The big bang theory

Porque los geeks también son personas (?) y merecen ser amados y respetados como tales. Esta serie es simplemente genial. Eso sí, es probable que si no sos muy geek, no entiendas las mitad de los chistes, como yo, pero sólo ver a tu novio geek reírse tanto vale la pena.








4. The mentalist
Nunca hubo un chanta tan encantador. El tipo va por la vida con su sonrisa, su poco sentido del tacto y su capacidad para "leer" a la gente, descubriendo asesinos y casos no resueltos. Uno termina queriendo ser hipnotizado.








5. How I met your mother

Muy al estilo Friends, un grupo de amigos viviendo en New York, uno de ellos obsesionado con encontrar al amor de su vida, dos anti casamiento y una pareja de toda la vida recientemente comprometida. La pareja se come la serie.

(No estoy segura de haber visto el primer capítulo antes o después del 31/12 pero vale)



Bonus track: "Curb your enthusiasm", el "Todos contra Juan" original.

lunes, 4 de enero de 2010

Lo vivido y lo soñado

Cuando era chiquita, al rededor de los 4 años, mi mamá se quedó embarazada de mi quinto y último hermano. En esa época no existían las ecografías, creo, y no sabían que finalmente llegaba el varón. Después de cuatro mujeres, creo que papá ya iba a dar por finalizada su batalla para conseguir un hombre más en la familia. Por suerte, finalmente, llegó.

No tengo muchos recuerdos de esa época. Sólo recuerdo un momento en particular. Mi mamá, tirada en la cama, panza arriba, y todas nosotras al rededor, tocándole la panza para sentir el bebé que estaba adentro y que pronto estaría entre nosotros.

Mi hermano asegura que recuerda ese momento. Claro que es imposible, porque él no existía, al menos fuera de una panza. Sin embargo, cada vez que se habla de ese momento, él insiste en que se acuerda de todo.

Teniendo en cuenta esto, pienso en cuánto de lo que recordamos lo hacemos porque escuchamos repetidas veces una historia. ¿Cuánto de nuestros recuerdos está modificado o incluso inventado? ¿Será que no podemos confiar en nuestra memoria y en aquello que realmente creemos que ocurrió?

Hace unos días un compañero del trabajo nos contaba su visión acerca de las relaciones y la idealización del otro. Él decía que cuando uno se enamora, idealiza al otro, y lo pone en un pedestal. Ese pedestal pelea constantemente contra la realidad, que nos demuestra que el otro no es perfecto, ni mucho menos. De esa manera, existe una especie de balanza, donde lo real y lo idealizado se equiparan constantemente. Sin embargo, cuando el otro desaparece, la realidad desaparece, y la imagen que queda es la idealizada. Es por eso que solemos poner a nuestros ex en un pedestal, donde olvidamos lo malo, y únicamente recordamos lo idealizado.

Sea como sea, yo me quedo con el presente, que puede tener que ver con luchar constantemente con lo real, pero que, finalmente, es lo que vale.

viernes, 1 de enero de 2010

Objetivos 2010

Quiero cocinar más. Compartir más tiempo con amigos. Disfrutar más de las charlas con G. Reirme más. Preocuparme menos. Quiero despertarme sin sentirme cansada, y volver del trabajo más temprano. Quiero hacer fiaca los domingos, bañarme por horas y mirar muchas series.

Quiero aprender cosas nuevas, y olvidarme de lo que no necesito recordar. Quiero que mi familia sea feliz, y que mis amigos estén bien. Quiero menos drama y más comedia. Quiero más ganas y menos cansancio. Quiero que este año esté lleno de desafíos y de ganas de enfrentarlos. Menos miedos y más seguridad. Más risas y menos llantos.

Quiero salir a la calle y no tener miedo de que me roben. Quiero que no se metan más murciélagos en mi casa. Quiero que mi casa esté más ordenada. Quiero que mi cabeza esté más tranquila. Quiero poder disfrutar de todo lo bueno que estoy viviendo, y sentirme orgulla de mí misma.

Quiero que este año sea el año que marque la diferencia.

Y, si se puede, también quiero: bajar los kilos de más, que mi pelo esté siempre impecable, tener un brillo especial (?) y vacaciones con pileta. Quiero leer miles de libros y escribir miles de textos. Quiero que este blog se mantenga vivo y que no me den ganas de cerrarlo.

Quiero que marzo sea ya y estar arriba del avión con destino a mis vacaciones en este lugar.