lunes, 14 de diciembre de 2009

Las últimas cosas

La necesidad tiene cara de hereje, dicen. Y el hereje es capaz de cualquier cosa para conseguir satisfacer su necesidad.

No hablo de necesidades ubicadas en un nivel elevado de la piramide de Maslow. Hablo de aquellas más rudimentarias, de aquellas básicas.

Me refiero, específicamente, a la capacidad que tiene el ser humano de extraer hasta la última gota de aquello que necesita, antes de quedarse sin la cosa misma.

A los ejemplos me remito:

1- Pasta de dientes: Normalmente, bañaremos nuestro cepillo de dientes con una abundante línea de pasta. Qué pasa cuándo la misma está casi al borde del desabastecimiento? Apenas una punta alcanzará para satisfacer nuestra necesidad de lavarnos el comedor.

2- Shampoo: Generalmente, usamos una cantidad aproximada (estudios científicos lo demuestran) que se asemeja al tamaño de una moneda de 50 centavos. Claro, cuando el mismo está al borde de la extinción, apenas unas gotas, mezcladas con agua y trabajadas con nuestras manos, serán suficientes para lavarnos el pelo.

3- Papel higiénico: Ah! Qué lindo poder limpiarnos con un rollo bien armado de papel. Sin preocupaciones por nada, más que pasar el mismo por los lugares adecuados. Sin embargo, se fijaron que cuando no quedan más servilletas, rollos de cocina, y del rollo de papel higiénico cuelga apenas unos centímetros, nos las arreglamos bastante bien para llevar a cabo la tarea?

(El título del post está inspirado en El país de las últimas cosas, de Paul Auster. Se recomienda fuertemente su lectura)

18 comentarios:

Jordana dijo...

jajaja la del papel higienico es genial! Es verdad que somos así.. Tal Cual..
Besos
:)

Sil dijo...

Hace mucho tiempo que aprendi a quedarme sin esas cosas, el problema ahora es que tengo muchos potes de shampoo, crema de enguaje, y rollos de papel de hasta 90mtos jajajajaa

martin_mettica_joyas dijo...

Concuerdo. Ejemplo para los fumadores: los primeros cigarillos los apagas sin terminarlos del todo, para poder disfrutar de prenderte otro. Ahora, si son las 3 de la mañana y te quedan solo dos cigarrillos los vas a fumar hasta el filtro.

Saludos!

Andrea

CRirchu dijo...

Don martin_mettica_joyas Tiene toda la razón, soy un de esas personas... Y que verguenza!!


Lo que decis es la Cruda Verdad Pau! jajaj!!

Lo de la pasta de dientes igual no lo comprato porque no soy de ponerle muchiiiiiiiiiisima pasata de dientes al cepillo...
Lo del shapoo, es terrible!!!
Lo del papel, me molesta! Pero es asi!!

=Jota= dijo...

sabés que yo tiro el cosito de la pasta antes de que se termine, el shampoo antes de sacarle la última gota y, salvo que lo necesite con urgencia, cambio el papel antes de que aparezca el triste cartoncito marrón? Pero en este último caso, guardo las últimas vueltas de papel -enrolladas en su cartón, claro- por casos de extrema necesidad...

=Jota= dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mechi.- dijo...

Con la mayonesa no pasa lo que con la pasta de dientes :P

Nada como acumular el stock necesario para reponer en esos casos

Chil dijo...

JAJA ME PASO ESTOS ULTIMOS DIAS CON LOS CALDITOS DE VERDURAS (QUE USO MUCHO PARA LAS PAPILLAS DE MI BEBE),EL JABON EN POLVO --> TENIENDO UNA PILAAAAAA DE ROPA.... Y QUEDARME SIN SAL!!!!

Madie dijo...

Mencionaste el libro y se me borró todo lo demás :P
Refuerzo la recomendación de ese libro. Es maravilloso.

Jane dijo...

Totalmente verdad!
y no solo pasa con las cosas materiales, muchas veces como que nos negamos a aceptar que las cosas se acaban, qe se desgastan, y nos aferramos al ultimo pedacito para decir peor si todavia queda mucho mas!!
un beso

Jared dijo...

Será que siempre abro el segundo paquete de todo antes que termine el primero?
Está mal? :S

Isra dijo...

el ser humano es así...
consumo por consumo

verdaderamente original planteamiento:)

salud!

Michelle Durán dijo...

QUÉ ALEGRIA CUANDO TODO ES ABUNDANTE !

Solcito dijo...

Que cierto !!..cuando vemos abundancia ...tiramos ..pero cuando ya no queda mucho ...alargaaaaaaaamosssssssssss !!...y en todo orden de cosas ..eh! ..saluditos

Marian dijo...

Lo que logramos cuando nos persigue la desesperación... Es similar a que tenemos la fuerza para levantar un auto pero no sabemos utilizarla. La analogía es clara, sobretodo con el papel higiénico.

Ana Clara dijo...

Entendí la idea y estoy de acuerdo, pero los ejemplos me resultaron un poco bizarros :P será que yo siempre compro cosas extras antes de que se terminen.

Me dieron ganas de leer el libro, gracias por la recomendación!

Botona dijo...

Vos estás obsesionada con la piramide de Maslow.

el Rafa dijo...

Creo que acá falta el gran ultimo... ese ultimo que es casi sagrado... ese ultimo que se regala con dolor y se recibe con eterna gratitud... ese ultimo que nunca queremos que llegue el momento de usarlo... ese que es EL ULTIMO...
...
...
...

El ultimo cigarrillo... se fuma lentamente y ninguno sabe mas rico.

No se bien como llegue pero me gusta tu blog y volveré.
Saludos