Cazador cazado

Dicen que el hombre es cazador por excelencia. Que tiene el alma de nuestros antepasados cavernícolas metido muy adentro y que está en su naturaleza el salir a la busca de...
Dicen que es esa esencia la que determina que la mujer debe ser objeto de deseo para que el hombre no pierda interés. Objeto de deseo en un sentido amplio: yo, hombre, quiero algo de vos, mujer, y voy a luchar hasta conseguirlo.
Y por más que a nosotras, las mujeres post modernas, no nos guste reconocerlo, la realidad nos termina demostrando que el cazador cazado es algo que existe, está y se nos presenta en múltiples casos.
Y al final, el cazado es casado, y la presa no es más que una mujer astuta que supo engañar a su victimario, transformándolo en su propio objeto de deseo, mucho más sutilmente.

Comentarios

Lemonchelo ha dicho que…
Cazadores, cazados... por eso me gusta tanto el juego de espias.

:)

Abrazo, L
Jerry ha dicho que…
No confundir cazador cazado con cazador casado.
Pau ha dicho que…
Justamente, Jerry, el uso de las dos palabras fue a propósito...
Pedro ha dicho que…
YO me pegue una perdida.... pero bueno... si vos lo decis yo te creo proqe sos vos sabelo
Lucas.- ha dicho que…
escencia??? marche un dictionario =)
El Errante ha dicho que…
Qué buen tema! Hace poco, si se me permite el chivo, escribí algo sobre eso acá: http://errantesquimeras.blogspot.com/2009/11/sade.html
Pau ha dicho que…
Lucas, corregido. Gracias :)
(siempre tuve la confusión, no sé por qué)
Zeb ha dicho que…
Ojo...mirá que las mujeres también tienen su objeto de deseo en el hombre eh.

Lo bueno es cuando ambos encuentran en el otro ese objeto de deseo...sino, creeme que nadie caza a nadie, y nadie casa a nadie.
Liz ha dicho que…
Si es todo verdad. las mujeres son cazadoras tambien pero mas astutas!!!

Saludos
Luis ha dicho que…
Nosotros creemos que las conquistamos, pero en realidad, ustedes nos seducen antes. Y solo por eso nos acercamos. Pero típico nuestro, necesitamos creer que están con nosotros por merito propio, como una presa que no resistió a nuestra casería. Y nada que ver.

Nosotros “debemos” tener esa imagen de duros, fríos, seductores por naturaleza, mujeriegos, de “no nos importa si no nos da bola”, de pocas palabras románticas y demás. Pero todos sabemos que nosotros morimos por ustedes, y al instante de entrar en confianza, nos entregamos completamente, pueden hacernos lo que quieran, porque en paz ya descansamos. Vivimos gracias a ustedes y por ustedes. Musas.

Ustedes deciden quienes las pueden ver y cuando. Ustedes son las que crean las situaciones “casuales de encuentros inesperados”. Ustedes crean el clima de seducción. Y lo mejor de todo, nos hacen creer que nosotros las conquistamos. Gracias! Porque sin esa ayuda quedaríamos muy ridículos haciéndonos los “galanes”.
Lady ha dicho que…
La astucia, la sutileza y la paciencia son armas esenciales de cualquier cazador, ni que hablar de una buena cazadora ;)
Pazcual ha dicho que…
a ver como me sale a mí eso...

Saludos,

Paz
Napoleón ha dicho que…
Digo yo... no será que el cazado/casado se deja cazar porque necesita vacaciones de la cacería??

Obviamente, nos dejamos cazar por la que nos demostró que nos quiere cazar, y entonces se deja "seducir" (como dijo dijo Luis arriba) para que nosotros nos quedemos contentos.

En definitiva, si cazador y cazadora se dejan seducir por el otro. Por qué no nos dejamos de joder y la hacemos mas fácil?????

Besos
Cami. ha dicho que…
"la presa no es mas que una mujer astuta que supo engañar a su victimario"
sabe que me encanto. un abrazo...
la doctora yvonne ha dicho que…
Pero, ¿qué es eso de "cazador" y "cazado"? Creo yo que son puras pamplinas, leyendas urbanas y rurales.
Todos, hombres y mujeres, nos desvanecemos los sesos y nos rompemos el alma para sentirnos menos solos, para tener intimidad con otro, cercanía y ubicarnos lejos de la locura que provoca la soledad.
Jared ha dicho que…
en el mismo momento que la presa es herida, muere el cazador.
[ D a n i e l a ] ha dicho que…
Hay cazadores y cazadoras también...
Hay mujeres que traen el espíritu cazador en el alma.

Entradas populares