miércoles, 30 de septiembre de 2009

Respirando hondo

Recibir un mail totalmente desubicado a las 9 de la mañana te puede modificar el día. Las respuestas y comentarios sin sentido, esperando de alguna forma reivindicar algo que no necesita ser reivindicado, hacen que la lucha por los principios se desvalorice y caiga.

Los principios y el orgullo deberían reservarse para cuestiones realmente importantes y fundamentales en la vida. Para lo demás, hay que tener cintura, de la política y de la otra, para saber moverse y evitar conflictos innecesarios.

Gastar pólvora en chimangos no perjudica a nadie más que al que dispara.

martes, 29 de septiembre de 2009

Timing (o falta de...)

Basta que te pelees con tu novio, y salgas con los ojos hinchados y puteando bajito (y no tan bajito) para que te topes, de frente y marche, con un "ex".

Chupines: Pau! Pau!!! Ey!!!
Pau: Eh! Qué hacés? Tanto tiempo!
Chupines: Bien, vos? Epa! Qué carita de dormida...
Pau: je
Chupines: Pará! Estuviste llorando?
Pau: je
Chupines: Eh! Qué pasó??? Te peleaste con tu novio, seguro
Pau: je
Chupines: Uh...[inserte monólogo hablando de cómo no hay que estar de novio y bla bla bla] bue, todo lo demás bien?
Pau: Si, todo bien. Me cruzaste en un momento de mierda, pero bien.
Chupines: Pero tu momento de mierda es mi oportunidad, entendés? Porque vos estás puteando, y ahí aparezco yo para consolarte... Epa, estás temblando!
Pau: Si, tengo mucho frío, por eso me voy a ir
Chupines: Ok, yo te abrazaría pero no puedo, vos que estás de novia...
Pau: Si. Chau,che. Cuidate!
Chupines: No! Cuidate vos y descuidalo a él!


Lo peor de todo es que esa última frase me quedó resonando en la cabeza, no con la intención que fue dicha, sino como un estilo de vida. Es que, a veces, deberíamos ser más egoístas, no?

(Igual, no vamos a negarlo, levanta el ego que te tiren los galgos. Una se olvida...)

lunes, 28 de septiembre de 2009

20. Mi suegra, mi mejor amiga

[Post inspirado por Zeb]

A la hora de hablar de suegras existen, básicamente, los siguientes tipos:

1- La suegra que no se mete, no molesta, la que quiere a su nuera/nuero y los acepta sin problemas
2- La suegra que no se mete, directamente, pero ataca por la retaguardia. Que aprovecha cada centímetro de espacio que le damos a nuestra pareja, para meterle ideas extrañas en la cabeza y ponerlos en nuestra contra.
3- La suegra que ataca de frente y rechaza abiertamente la relación. Que te dice, sin ningún tipo de tapujos, "Flaca/o no te banco, sos poca cosa para mi hijo/a y nunca nunca NUNCA voy a aprobar esta relación. Es mi objetivo en esta vida destruirla".
4- La suegra que ya no está. De este tipo se distinguen dos subtipos, uno más peligroso que el otro:
  • La suegra que ya no está y se la recuerda tal cual fue. 
  • La suegra que ya no está y es endiosada: Podemos escuchar de aquellos que la conocieron que "era la mujer más increíble", "era perfecta", "era un modelo a seguir". Los que quedaron de este lado suelen referirse a esta como un pedazo de cielo, y todas las mujeres quedan a la merced de la comparación con la misma.
Yo creo que las leyes de la vida no permiten que un tipo de suegra te toque más de una vez. O que sufras por la misma tipología repetidas veces.

Por suerte, mi cuota de suegra 2, con toques de suegra 3 y acompañada por un suegro de tipo 4.2 fue pagada con creces en mi relación con I.

Hoy puedo decir, aliviada, que disfruto de una suegra tipo 1.

viernes, 25 de septiembre de 2009

La guerra de los Roses

La verdad es que estoy cansada. Cansada de leer y escribir sobre la guerra de los sexos. Basta! En qué momento fue que los hombres y las mujeres dejaron de amarse para empezar a pelear?

Siendo tanto más divertido unirse que separarse, por qué buscamos con afán conseguir estereotipos de mujeres y hombres, sólo para que estos sean refutados por unos y otros?

No soy yo, sos vos. No soy yo (Paula), sos vos (mi ex). Ese fue el sentido del título de blog. En algún momento esa Paula se fue transformando en paladín de la justicia femenina (?) y el ex se extendió a todos los hombres, únicamente para caer en un sin sentido y apoyar, una vez más y desde este lugar, una lucha de sexos que no tiene lógica ni fin.

Que viva la diferencia, carajo! Y esa es mi mujer!

Y no, no son todos putos. Pero igual, TODOS PUTOS!

(Probablemente no se entienda que el lunes postee algo sobre cómo son los hombres y cómo son las mujeres, pero me preocupa ver la cantidad de comentarios donde la batalla se lleva más allá del humor)

jueves, 24 de septiembre de 2009

15. Seducidas y abandonadas

[Post inspirado por Natys]

No hay nada peor que una mujer despechada. No sólo porque vive pensando en formas de vengarse, sino también porque es capaz de hacer cualquier cosa.

Yo, en cambio, soy una pelotuda. Así, con todas las letras. Creo que de mis despechos no salieron más que justificaciones. Ante todos y cada uno de los hombres que rompieron mi corazón, mi límite de bronca siempre fue contra mí misma. Me enojo por no haber salvado la relación a tiempo. Me enojo por no haberme dado cuenta. Me enojo por dejar que me vuelvan a pasar las mismas cosas, una y otra vez.

En cambio, al otro, al hijo de puta que me cagó, al pelotudo importante que me dejó por su ex, al idiota que me clavo en el altar, le perdono todo. Entiendo. Justifico. Explico. Gasto más tiempo en tratar de hacerle entender a mis amigas el por qué no deberían odiarlo y putearlo, que el tiempo que pierdo llorando por el partido.

Yo creo que algún día voy a juntar todas las broncas y voy a tirárselas en la cara a cada uno de ellos. Imagino los titulares de Crónica gritando: "Mujer despechada mata a todos y cada uno de sus ex". Imagino los comentarios en el blog cuando, desde la cárcel, les cuente que soy culpable y me la banco. Imagino la cara de G., pobre él, desde el otro lado de la reja, diciéndome: "En estas condiciones no se puede"*.


*Frase clásica y muy utilizada por G. cada vez que algo no funciona como a él le gusta/parece/piensa.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Objetivos en común

Dos amigos. Una chica. Uno de ellos la "pide" primero. El otro dice: "OK, dale vos". Pasa el tiempo, el primero no avanza. El segundo le dice: "Te doy una semana más y voy yo".

Esto, entre mujeres, nunca pasaría.

O si?

martes, 22 de septiembre de 2009

Volando me voy

El día que decidí que quería aprender a volar fui con mi viejo a la escuelita de vuelo que quedaba a la vuelta de casa. Me acuerdo de la emoción y de la mirada cómplice pero asustada de mi viejo.

"No es fácil, eh? No te desesperes si no volás a la primera vuelta!".

Yo sabía que no era fácil, pero sabía que podía hacerlo.

Cuando llegamos, nos recibió el director de la escuelita, que también era el instructor y único miembro de la escuelita. "Estamos empezando", nos dijo a modo de disculpas.

- Cuando termine el curso, voy a poder volar por cualquier parte?
- Pero claro! Qué sentido tendría poder volar y no hacerlo en cualquier lugar?
- Bueno, es que soy nueva...
- Si, me doy cuenta.

Después de 5 horas de explicaciones técnicas y muestras en una vieja video casetera, el instructor/director/único miembro me miró con cara de excitación y me dijo: ok, estás lista.

Subimos los 3 (papá estaba todavía acompañándome) hasta la terraza del edificio. 25 pisos en total. El aire arriba era diferente. Tenía olor a vuelo y mis ganas por hacer la primer prueba eran cada vez mayores.

"Mirá, tenés que pararte así, en puntitas de pie, ves? Y esperar. Esperar es la clave. Cuando sientas que estás lista, y tus pies te pidan saltar, recién ahí vas a volar", me dijo el instructor.

Yo me ubiqué en la forma indicada, al borde del edificio y miré el cielo (papá me había recomendado 1000 veces que no mirara abajo). Esperé y esperé pero no pasaba nada. Hasta que de a poco, empecé a sentir un cosquilleo en las piernas. Los brazos comenzaron a extenderse con fuerza propia. Sentí que estaba lista para volar. Algo raro empezó a pasar y mi cuerpo de golpe sintió una fuerza propulsora que le pedía a gritos que cesara la resistencia y se entregara al vuelo.

Y entonces salté. Y entonces volé. Y lo último que recuerdo haber visto es la cara de orgullo de papá cuando me vio volar. Yo, su hija del medio, finalmente había despegado.

lunes, 21 de septiembre de 2009

10 mandamientos de las relaciones amorosas

1- Amarás a tu pareja sobre todas las cosas
2- No lo putearás en vano
3- Santificarás el sexo
4- Honrarás al compromiso
5- No matarás la relación encamándote con otro/a
6- Cometerás actos impuros
7- No le robarás las ganas de vivir
8- No mentirás
9- Consentirás deseos impuros
10- No desearás (tanto) la mujer/hombre de tu prójimo

viernes, 18 de septiembre de 2009

Lo que ellas quieren

Muchas veces (tantísimas veces) escuchamos decir que las mujeres no sabemos lo que queremos. Bien. Vengo a darles una mala noticia, muchachos lectores de este blog. Las mujeres sí sabemos lo que queremos. Y para muestra, van los siguientes:

1- Queremos que nos respeten
2- Queremos que nos escuchen
3- Queremos que no nos mientan
4- Queremos ser las únicas en sus vidas (únicas en el sentido romántico)
5- Queremos que llamen cuando dicen que nos van a llamar
6- Queremos ser la primera opción
7- Queremos que nos digan y nos demuestren lo mucho que nos quieren
8- Queremos sentir que lo que ustedes sienten es posta
9- Queremos saber que por más modelos y diosas que haya en el mundo, les gustamos como somos y no quieren que cambiemos nada
10- Queremos tener la certeza de que a pesar de que nuestros cuerpos cambien con el tiempo, vamos a seguir gustándoles

En definitiva, queremos que nos traten bien.

(Ahora, con respecto a cómo llevar a cabo todos estos puntos, y si... hay miles de formas; lo dejo a su criterio)

jueves, 17 de septiembre de 2009

Todas mentiras

Pau dice: Vos creés en eso de que cuando pensás mucho en alguien varios días seguidos es porque esa persona te necesita o le pasó algo?

Maguire dice: No, yo creo que a esa persona le pasan cosas todos los días y siempre le va a "estar pasando algo". Pero resulta que, si vos pensás mucho en ella, vas a creer que lo que le está pasando en ese momento te envío señales cósmicas. Mentira. Todo mentira. Todos putos

Pau dice:
Siempre. Todos putos.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Qué NO hacer en la primera cita

- Hablar de tus ex
- Decir que no ves la hora de casarte y tener hijos
- Contarle que sos re fácil de enamorarte
- Compartir experiencias embarazosas que sólo se aceptan cuando uno tiene confianza
- Tener charlas escatológicas
- Decirle que tu familia muere por conocer a ese chico con el que ibas a salir y del que tanto hablaste
- Emborracharte
- Colgarte hablando por celular con una amiga
- Mandarte mensajes con otro pibe
- Hablar de tu ex

martes, 15 de septiembre de 2009

Algunas verdades acerca del ser humano...

... y su modo de manejarse en las relaciones amorosas:

- El interés será creciente en la medida en que la respuesta del otro sea relativa, y medida. A mayor demostración de interés de la otra parte, menor será el interés propio.

- No es bueno darle demasiada seguridad al otro porque este terminará por, como dice NS, "sentarse en la relación".

- En la medida de lo posible, siempre dejar algo por mostrar. Descubrirse plenamente ante el otro demasiado rápido ocasiona pérdida de interés y decaimiento de la relación.

- Cuando alguien realmente tiene interés en uno, esto se verá claramente. No hay excusas para justificar ausencias. Si no llama, si no busca, si no está es porque no quiere.

- Es probable que muchas veces no conozcamos a la otra persona en el mejor momento. Sin embargo, cuando alguien realmente nos interesa, hacemos tiempos donde no hay, creamos espacios donde estaba lleno y renunciamos a lo irrenunciable para compartir un momento con esa otra persona.

(Sigan ustedes en los comentarios)

lunes, 14 de septiembre de 2009

18. A mi manera

[Post inspirado por Natys]

En lo que va de mi vida amorosa, me di cuenta de que la gente no soporta que uno haga las cosas de manera diferente. Me refiero a que cualquier desviación de la moda implica una suerte de mirada suspicaz, un comentario con desdén, o una burla en el mejor de los casos.

La tradición familiar (la de mi familia, claro está) marca que una mujer debe conocer a su hombre, salir por un tiempo determinado, poner fecha de casamiento y luego proceder al mismo, para después tener hijos y ser felices.

En mi caso, fui/soy la primera en romper esta tradición. El proceso interno fue más fuerte que el externo, pero no por eso el segundo fue fácil. Ahora que el primero ya está terminado (de alguna forma), el segundo es el que toma relevancia y me vengo a enterar, por ejemplo, que la familia está revolucionada con la novedad de que "Pau y Gastón están viviendo juntos".

Poco me importa lo que tengan que decir u opinar. Dudo que alguno se atreva a decírmelo en la cara. Los menos me dirán "Qué bueno!". Los más dirán "mmm...".

Alguno me dará un regalo super importante como cuando te casás??? Yo sigo queriendo la Liliana y mi tele se ve azul. Me voy a hacer una lista de regalos...

viernes, 11 de septiembre de 2009

Minutas al paso 20 - Edición sessssual

1- El foreplay debería ser declarado EL deporte nacional (o mundial, mejor dicho)

2- El problema de que haya tres en juego es que el cuerpo aprende a manejarse con uno y cuando viene el otro, se generan malos entendidos que pueden arruinar la experiencia.

3- La cama no es la única opción pero, generalmente, es la más cómoda y práctica.

4- Si un ascensor está parado en un piso y tiene la puerta abierta, las chances de que haya una pareja haciendo la cochinada son altas. Más si cuando te subís al otro ascensor y apretás el piso en el que el otro está parado, sentís que rápidamente se cierran puertas y el mismo, mágicamente, comienza a descender.

5- Hablar de sexo con amigas divierte y da ideas. Hablar de sexo con amigos, explica y enseña.

6- Nunca entendí por qué Al Bundy no quería tener sexo con su mujer (más allá de que no le gustara la mina, seguía siendo sexo, no?)

7- La encuesta sobre la frecuencia de sexo en una pareja estuvo muy mal diseñada desde el principio. Igualmente, me apena que tanta gente sólo la "coloque" 1 vez por semana y que tanta otra no la coloque at all.

8- Cuando era chiquita decía que me iba a casar virgen (chiquita tipo 15 años :P)

9- Todos tenemos fantasías sexuales. Algunos se las reservan, otros escriben sobre ellas. Otros, en cambio, se dedican a robar fantasías sexuales ajenas.

10- El sexo es a la pareja lo que el agua al cuerpo. Ocupa el 60% del mismo. Si uno no toma agua, se muere en unos 3-4 días. Si una pareja no tiene sexo, se muere en unos 3-4 meses.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Mrs. Hipo

La mejor forma de curar mi hipo constante fue encontrar a mi curador de hipo personal.

El tema es así: desde que tengo memoria, vivo con hipo. El hipo va y viene a su antojo, me ataca en los lugares menos indicados y me hace pasar papelones y causa risas al por mayor. Es que, además, mi hipo no es uno de esos que pasan desapercibidos. No, no, no. Mi hipo es un Señor Hipo.

Descubrimos la cura mágica del hipo cuando G. decidió, un día cualquiera, comenzar una especie de masaje o presión sobre el diafragma, tal vez simplemente a modo de "pobrecita, tiene hipo". De repente, el hipo desapareció.

Por supuesto, el éxito de la experiencia generó que cada vez que tenga hipo, G. comience el masaje diafragmal, con la consecuente desaparición del movimiento espasmódico.

Ambos sabemos que se trata de una ilusión medicinal, pero, sin embargo, mente domina cuerpo, y logramos que el hipo me abandone, al menos por un rato, con cada masaje.

Un día le conté a Sol lo gracioso de la situación. Ella se rió y me dijo:

- Ay, Pau! Encontraste al amor de tu vida! Te cura el hipo!!!

miércoles, 9 de septiembre de 2009

New in town

Aparentemente, entró un nuevo empleado que se parte al medio. Están todas DESESPERADAS. Desde que llegué a la oficina, no paro de escuchar comentarios del estilo: "Pau! Viste al nuevo?" "Uh, no sabés lo que es..." "Yo no pude evitar mirarlo" "Está más bueno que comer pollo con la mano" "TE RRI BLE".

Cuestión que al muchacho en cuestión todavía ni lo miré. No porque no sienta curiosidad sino porque, pobre chico, se debe sentir demasiado observado (pooooobre, todas las chicas lo miran!) y no me da pasar por su lugar y mirarlo a ver qué onda y cuan ciertos son los comentarios.

Lo más gracioso de todo es que los hombres están preocupados. Fui a buscar mate y, a la vuelta, pararon mi camino y me dijeron, varios de ellos al unísono, "Pau, cuál es tu veredicto?"

Hombres, hombres, hombres... Se hacen los machos cada vez que pueden, pero aparece un lindo y les tiemblan las rodillas.

Up date: El pibe no está tan bueno, de hecho, no está bueno. Las chicas siguen armando revuelo, y yo no termino de entender el por qué... Los chicos siguen poniendo caras de "Qué hambreeee"

martes, 8 de septiembre de 2009

No pienses de más

Uno de los grandes problemas que tenemos las mujeres es pensar de más. Creo que si dejáramos de analizar cada una de las palabras y actos emitidos por el otro, y empezáramos a dejar que las cosas sean como deben ser, tendríamos menos drama en nuestras vidas y más tranquilidad.

Encima, como si fuera poco con nuestra cabeza, generalmente se suman las cabezas de nuestras amigas que analizan a la par nuestra y potenciamos, en una especie de logia relacional, todas nuestras ideas y "problemas".

Tenemos que aprender a ser felices. Y en eso deberíamos usar más nuestra cabeza.



(Gracias Botona por "enseñarme" esta canción)

lunes, 7 de septiembre de 2009

No lo soñé

Mi vestido era blanco, strapless. Estaba hecho de una tela suave, de esas que tienen mucha caída. Tenía el pelo largo y suelto, peinado con ondas. Estaba toda mi familia, sentada, esperándome. Y estaba G. esperándome al otro lado del pasillo. Yo estaba nerviosa, pero sabía que todo iba a salir bien.

Caminé hacia G. despacio, acompañada de papá. Cada paso me acercaba más a él. Todos nos miraban a papá y a mi. Sacaban fotos y me saludaban desde sus lugares. Yo seguía caminando, con una sonrisa enorme y mirándolo a G.

Llegué hasta él y el cura. Era una iglesia chiquita. Una capilla, diría. El cura dijo las palabras de rutina y nos dimos el beso clásico que termina la ceremonia.

Cuando me desperté, todavía medio dormida, le dije a G.:

- Soñé que nos casábamos por iglesia.

Él me abrazó fuerte, me dio un beso y me dijo:

- Ya pasó, mi amor, tranquila...

jueves, 3 de septiembre de 2009

Cuadrilátero

Fumó su último cigarrillo y se fue. Ambos sabían que todo iba a terminar. Él se quedó acostado, sintiendo el olor del humo que todavía quedaba en el ambiente. Ella le mandó un mensaje a los 5 minutos de irse: "Vos no tenés la culpa".

Se sintió mejor después del mensaje. Sabía que a pesar de que fuera su culpa, ella lo entendía. Agarró su celular y mandó un mensaje, pero decidió cambiar de destinatario a último momento. "Vos tenés la culpa" le dijo a su amigo.

El amigo recibió el mensaje y lo entendió. Repondió con un simple: "Perdón". En el instante en que terminó de escribir el mensaje, se arrepintió. Escribió un nuevo mensaje, esta vez para ella. "La culpa es tuya".

Ella recibió el mensaje y se rió. "La culpa es mía, pero ahora podemos estar juntos", respondió.

"La culpa, que es tuya, es lo que impide que estemos juntos" decía el mensaje que ella recibió minutos después.

Lloró un rato. Cuando la última lágrima cayó, escribió un mensaje.

"Hoy nos vamos de joda", fue el mensaje recibido por la cuarta en cuestión. Ésta, que acababa de recibir un mensaje de él que decía "Nos vemos?", le contestó a su amiga "Hoy no puedo, mañana, dale?" y a toda prisa le respondió a él: "Ya estoy yendo para allá".

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Dinero, religión y política

Marcan las buenas costumbres que en la mesa no se debe hablar acerca de dinero, religión y política. Tocar alguno de estos temas es de mal gusto y puede incomodar y generar conflictos que no deben invadir la mesa.

Creo que esto aplica a muchas parejas en un primer momento. Importa realmente al principio si comparte tus ideas acerca de cómo administrar tu plata, si vas a misa o no, si sos cristiano pero querés que tus hijos sean judíos, o si votaste a Menem o a De la Rúa? Yo creo que no. No al principio al menos.

El problema es que, a medida que avanza la relación, ciertas cuestiones cobran importancia.

Si creés que tu plata es tuya y no estás dispuesto a ceder ni un poco en cuestión de gastos en común, vas muerto.

Si él quiere que sus hijos sean evangelistas y vos no podés soportar la palabra "religión", vas muerta.

Si vos sos una hippie de aquellas y para vos lo importante es la paz y el amor, y fumar un porro todos los sábados, y él es un conservador de ultraderecha, vas muerto.

Y esto exagerando todo, claro está.

Entonces... yo no puedo entender que una mina que vive hace un año con su novio, y tiene este tipo de conflictos, dé como respuesta ante los mismo: "Yo me hago la boluda, y no lo escucho".

martes, 1 de septiembre de 2009

Si lo sabe cante

Siempre quise cantar bien. Tocar la guitarra y cantar, no de acompañamiento, sino cantar posta.

A veces, tengo la ilusión de que lo hago. Me pongo mi I-pod y canto a los gritos, como si realmente fuera un placer escucharme. Le canto a G. y pongo cara de circunstancia. Lo miro y le hago los típicos gestos de "te estoy cantando a vos, papito".

A veces, tengo la ilusión de que a él le gusta, de que disfruta de mi canto armonioso y afinado.

Entonces, pego los gritos más agudos, hago los bajos más graves, y llego con el aire a donde no llega ni Axel Rose.

Hasta que él me mira y me dice: "Amor, por qué la tortura?"