lunes, 20 de abril de 2009

Ba-lá

Es como un patrón de conducta totalmente inevitable. Es la necesidad de seguir hasta terminar el ciclo, el proceso completo. Es como un comportamiento compulsivo, que sale desde nuestro subconsciente, y se hace vivo a través de una reacción que no podemos manejar, ni abandonar hasta no se haya completado el círculo.

Pasa al tocar la puerta, al apretar botones, al dar besos en masa. Inevitablemente, el "ta ta ra tata, ta ta" de Carlitos Balá nos domina, nos invade, en cada uno de los ámbitos de nuestras vidas. O alguien puede decir que escapa de él? Alguien pudo alguna vez romper con el ciclo y dejar los golpes en la puerta en un ta ta ra tata? O es que acaso me crucé con la única persona que tiene el mismo impulso que yo? Es acaso eso una señal de que G. es el hombre de mi vida?

15 comentarios:

Jote dijo...

no soy de esa generacion
saludos

Loca (natalia) dijo...

Si. me pasa.

Beso.
Natalia.

CRirchu dijo...

A veces sucede.

Y si lo es, no lo dejes escapar.

BEsos Pau!

Café (con tostadas) dijo...

ay, Jote me mató... VIE-JA me sentí! jajajajjaja

Pasa, Pau... creo que a todos los de la "generación Balá" nos pasa.

Eso sí, yo logré evitarlo un par de veces, eh... fijate, quizás eso indica que G. ES el hombre de tu vida! (porque, claro, una decisión así de fundamental depende de la técnica Balá) :P

elanonimosoy dijo...

Yo soy generación Balá a full, y tengo casi todos esos "gestitos de idea"
Te podrás imaginar las caras de mis hijas de 11 y 8 años cada vez que hago algo así !!

:)Tite dijo...

Vos sabes que no me habia dado cuenta???? y ni recuerdo ver el programa de Bala!!! Pero esta incorporado en mi...so true!
me hiciste recordar algo que yacia en mi subconsciente!!!!Gracias

bsos...(me encanto este post!)

Minerva dijo...

jajajaj me confieso dentro de la generación Balá!

Flora dijo...

ni idea. Fuera de de generacion balabilistica (?)

El MeLLi dijo...

Yo soy joven, asi que ni sabía que esa tonada era por Balá, pero si la uso a veces.

Napoleón dijo...

Terminé de leer y me di cuenta que tenía una sonrisa de oreja a oreja... son las cosas de chico que se incorporan como algo más de nuestra personalidad, al igual que alguna frase que nos marcaron nuestros padres, y cosas simples como atarse los cordones de alguna manera "diferente" a la de los demás, tender la cama (si, mi vieja nos hacía tender la cama los fines de semana desde chiquitos) y no se me ocurre alguna otra cosa que nos haya marcado en la infancia, pero está lleno.
Besos

Zimbon dijo...

Lo mío es raro. Soy de la Generación Balá por DNI, pero jamás incorporé sus cosas ni las recuerdo.
Por lo tanto, no me siento parte. casi ni se de qué hablás...

Tendría que sentirme un niño?
Jaja

wallyzz dijo...

Tengo un amigo Bala...


Pero yo golpeo con las llaves...


je je je

ASyBss

Ceci dijo...

Jajajaja SO SO TRUE!!!

De todas formas que nos pase a todos no invalida tu hipotesis final...Puede que G. sea el hombre de tu vida mas alla de que compartan esto con mucha gente mas!!!

Pau dijo...

Jote, ay que vieja que me siento

Loca, :)

Crirchu, nunca, lo tengo atado a mi cama (?)

CAfe, ah claro, yo me mantgo firme en la teoría de que es el hombre de mi vida :P

Elanonimosoy, jaja, no deben entender nada

Tite, :) gracias!

Minerva, lo sabía!

Flora, ay mas vieja todavia

Melli, no te hagas el pendejo. Si lo hacés, sos parte

Napoleon, que bueno que te sonrías leyendo un post mio!! :)

Zimbon, ajaja nonono, no te me hagas el pendex que estamos en la misma edad!

Wally, ja, bueno, cada uno lo aplica a su manera!

Ceci, ah no claro! G. ES el hombre de mi vida ;)


Beso
Pau

Napoleón dijo...

Bueno, sin proponerlo tal vez me salió un tema para que te inspires a escribir otra cosa. Si, si... ya sé, estoy fuera de concurso, eso fue hace un par de semanas. Pero el tema sería que suponen los que tienen un Blog acerca de cuáles pueden ser las reacciones de los que leen. O que esperan provocar al escribir, si es que esperan provocar algo.
¿Demasiado serio el tema?? Bue, dejalo ahi nomas si ves que no da...
Pero, al menos en mi, lo de la sonrisa al leer por acá es muy habitual.
Besos