viernes, 14 de noviembre de 2008

Todo sobre mi madre 2

Crecí con una voz en mi cabeza diciéndome lo que estaba bien y lo que estaba mal, y reforzada constantemente por mamá, siempre señalando lo que estaba mal.
Los padres muchas veces no se dan cuenta de cómo moldean la personalidad de sus hijos. Mi mamá me quiere, mucho. Sé que daría la vida por mi. Sin embargo, pocas veces escuché de su boca palabras de elogio. Siempre salen frases que apuntan a "mejorar lo que está mal".

Si no es el escote ("Pau! Se te ve media lola cuando te agachás...") es el pelo ("tendrías que teñirte esas raíces") o los zapatos ("esas botas no dan más... tomá, comprate unas nuevas"). Siempre la mirada dura, heredada de mis abuelos, con la crítica a flor de piel.

El otro día comíamos todos en casa y alguien atinó a decir "Pau en casa siempre tuvo coronita. Siempre fuiste la preferida de mamá y papá, y lo sabés". Lo gracioso de todo esto es que nunca lo sentí así. Siempre sentí que fui la menos "favorecida" en muchos aspectos. Siempre se esperaba más de mi, siempre sentía que no era suficiente nada de lo que yo hiciera.

Rebelarme contra mis viejos no sirvió de mucho. Al tiempo nos mudamos a BA y mi rebeldía se fue al demonio y vino una depresión gigante, que tardó dos años en irse.

Hoy, de alguna forma, me liberé de muchos hilos que me ataban. Hice cosas que ninguno de mis hermanos hizo nunca ni haría. Sin embargo, el peso de la palabra mayor se impone siempre. La mirada crítica está presente aún cuando cierro la puerta de mi depto, y estoy sola y nadie puede mirarme.

Alguien me dijo que me habían robado la espontaneidad cuando era chica. Hoy trato de recuperarla.

21 comentarios:

Botona dijo...

Ma-mita...

Cuestión de desaprender ciertas cosas (y de no dar bola con lo del escote, que ciertamente siempre garpa)

rocio dijo...

volver a la espontaneidad...

que bueno.

ojala pudiera.

Paula_Yates dijo...

No es fácil librarse de la mirada inquisidora de los padres y de tratar de complacerlos, lamentablemente. Yo pasé a tratar de explorar que es lo que yo quiero y cómo complacerme a mi misma y preguntarme si es tan catastrofico que mis viejos no esten de acuerdo. Pasé a una postura más egoista, solo quiero satisfacerme a mi misma, jeje.

Saludos y mucha suerte!!!

Zeb dijo...

ejem ejem...y con alguien hablaste el otro día sobre ese tema de la espontaneidad...so, you know what I think...

Beso

Napoleón dijo...

Pau, no te das una idea lo importante que es darte cuenta y dar el primer paso... el 90 % del laburo está hecho.
Beso y buen finde.

Martín dijo...

Pero vas mal de entrada. Decir que querés recuperar la espontaneidad es como decir que tenés el propósito de ser espontánea. El espontáneo, justamente, no tiene propósito. Uno es espontáneo muy a su pesar.

De todas formas, la espontaneidad está sobrevalorada y no sirve de mucho. Las pocas veces que permití que mi instinto tomara el mando de una situación, gané la reprobación general contando un chiste en un velorio o alguna estupidez por el estilo.

Café (con tostadas) dijo...

ah, Pau... si sabré de lo que hablás!

wallyzz dijo...

La tortilla es plato principal, aca y en europa, y si me hago un Sandwich de tortilla fria con mayonesa; que hay????

estomereciauncommentaparte

wallyzz dijo...

No no... Vos no sufriste el robo de tu espontaneidad (yo lo comprobe) sos una mina muy piola y espontanea, hay muchos que pueden afirmar esto, que se yo, se me ocurren 3 o 4 personas que te conocen y pasan por aca a comentar
El tema del legado Maternal o patriarcal es muy particular, las mismas cosas que vos detestas de tus viejos despues (cuando tenes hijos) las volves a vivir, y entonces viene el cambio, te das cuenta y viras el timon a tiempo, seguramente tendremos otros defectos que dejaremos marcado a fuego en nuestros hijos, pero seguro que no repetiremos los mismos.
Ademas no tiene nada de malo tener "coronita" PAU.

Abrazo sonrisa y besos

PauLy dijo...

Es dificil ir contra el mandato materno... Hace poco tuve una conversación parecida con mi vieja. Yo siento que todo lo que hace es criticarme, y ella dice que es lo que yo proyecto xq en realidad me critico a mi misma... Hoy x hoy creo que es una mezcla de ambas

.:: El Chini ::. dijo...

Bueno, a nosotros nos pasa lo mismo con los padres... Uds con las madres...

Lo importante es que lo hacen porque nos quieren, no?

Violeta_ dijo...

coincido, pau. coincido.

Lola dijo...

una gran verdad!

Cecilia Fernandez dijo...

Creo que los excesos siempre son malos... muuucho elogio no sirve y poco deplora al ser...
Sinceramente me quedo con menos elogio, porque hace que uno diga: Si, yo tengo que poder y ponga más fuerza... en cambio cuando te elogian, perdés la vitalidad y no hay "necesidad" de mejorar...
Lo bueno sería que nos marquen lo bueno y lo malo y con el tono de ayudar y no de dirigirnos la vida...
ejem, pido mucho no?
Me fui por las ramas...
en fin, un besote!=)

Morkelik dijo...

cuanta exigencia... me recordaste escenas de mi niñez. besos

Pura López dijo...

recontra mil entiendo pau.:S
beso grandee

Nehuatl dijo...

Nuestros padres no nos hacen nada, nosotros nos damos por aludidos y traumados mas de la cuenta y los pobres nunca se enteran.

María dijo...

Como dijeron por allá arriba es jodido ir contra el mandato materno o no tratar de hacer en tus hijos las mismas actitudes que te jodieron de tu vieja. Es jodido, de hecho cada día que pasa me doy cuenta de que hay contestaciones que me hacen mierda de mi vieja que yo también tengo y me estoy pegando el bocho contra la pared para no tenerlas más.
A veces creo que hay que mandar todo a la mierda y no escucharlos, por más que nos quieran y viceversa. No hay que escuchar terceras opiniones y hacer en definitiva lo que uno quiere(lo digo por lo que dijistes de los escotes jajaja me quedé con eso)

Pau dijo...


Botona: Cómo se desaprende algo???

Rocio: Si encuentro la forma, te cuento!

Paula Yates: el tema es a costa de qué...

Zeb: es verdad... te debo dos tortas ahora?

Napoleón: El tema es que hace años que me di cuenta, y no cambio demasiado!!! je

Martin: hay una diferencia entre ser espontáneo y ser compulsivo. Yo quiero lo primero, no lo segundo!

Cafe: Estamos en la misma??

Wally: Seeeeeeeeh, groso, sabía que contaba con tu sabiduría con respecto a la tortillas.

Wally2: :) te adoro. Sho soy una reina! jaja

Pauly: Yo creo que ellas tienen algo de responsabilidad, porque aunque sea implícitamente la mirada crítica está y la conocemos, no?

Chini: sin dudas! Nunca dudé de su amor

Violeta: :)

Lola: :)

Cecilia: jaja, eso sería lo ideal, pero la realidad es que lo ideal es imposible!

Morkelik: sip, es jodido. Pero bueno, ya somos grandes, podemos hacernos cargo.

Pura lopez: No lo dudo

Nehuatl: no te creas. De chico no tenés la capacidad para discernir y darte cuenta. De grande, ya estás jodido.

Maria: Si, justamente, independizarse es encontrar la propia voz y saber decir "yo quiero esto y no eso". Pero no siempre es fácil o sencillo!

Besos
Pau

Natys dijo...

Me senti tremendamente identificada por ambos post "todo sobre mi madre", a mi tb me dijeron que perdi la espontaneidad, sera por eso que me divierto tanto con pavadas de nena chquita???
Mayor de cuatro hermanas, tenia bastante responsabilidad de chica, "dar el ejemplo" y tambien todo se repartia en partes iguales todo todo
Saludos

Pau dijo...


Natys: Ser la mayor es uno de los laburos más jodidos. Yo soy la del medio, igual, pero entiendo el papel que cumple la mayor. :)

Besos
Pau