Y van dos

Yo soy ingenua por naturaleza. Pienso que no puede existir gente que quiera lastimarte solo por lastimarte. Y cuando el jueves pasó lo de mi mail, pensé que seguramente yo me había mandado alguna cagada.

Pero no... El viernes de nuevo, después de recuperar mi mail, volvieron a intentar meterse. Y aunque esta vez no pudieron, tomé la precaución de borrar todo lo que tengo adentro de la cuenta, y guardar en otro mail lo que me interesaba guardar.

Fueron horas de leer mails, de elegir qué borrar y qué dejar. Horas de leer cosas que me pasaron en un año de mi vida. Horas de leer mails que me hicieron reír, otros que me hicieron llorar, y otros que me sorprendieron.

Es increíble como, pasado un tiempo, uno ve las cosas desde otra perspectiva. Y es increíble ver como algunos lazos se van reforzando y otros se van perdiendo.

Todavía no entiendo qué interés puede tener alguien en leer mis mails. Honestamente no lo entiendo. Me dicen que la gente es mala por naturaleza, yo me niego a pensar que sea así.

El cambio ya está hecho. Ahora, no van a encontrar nada ahí adentro. Sin embargo, estuvieron adentro. Leyeron. Se metieron conmigo. No hicieron nada que yo pueda notar. No mandaron mails, no borraron nada. Y sin embargo, yo me siento violada. Es mi intimidad. Es lo que yo elijo guardar para mi misma. Es como me dijo un amigo, "te dejaron en bolas y no te tocaron".

Es triste que exista gente que tenga ganas de hacer estas cosas. Lo peor de todo es que es alguien que lee el blog, y que por alguna razón quiere joderme un rato. Eso me da bronca, y me da tristeza, y me da ganas de mandar todo a la mierda.

Comentarios

missseptiembre ha dicho que…
Yo también tengo gente que me adora asi de mucho. No hay nada que hacerle, asi son los fans Pau.

Entradas populares