Esteban

Fui al Tigre, pensé en mi, y me compré este banquito de recuerdo. Se llama Esteban Quito. Divino, no? Ideal para acompañar a Tomás Mate (la sillita matera).


Íbamos volviendo, y un bombonazo de aquellos caminaba directo a nosotras. Las dos colgadas mirándolo y el pibe super distraído, venía directo al choque. De repente, mira hacia adelante y se da cuenta. Rápidamente desvía su camino.

Yo - Que lástima!

Amiga - Yo ya estaba con la boca abierta...

Yo - No podés!!!

Comentarios

missseptiembre ha dicho que…
Ta lindo el banquito Pau

Entradas populares