El trencito de la alegría

Y salió todo espectacular. Y a la una pasó a buscarnos un trencito, que en realidad era un barquito, cargado de luces de colores y con reggaeton sonando a todo volumen. Lo que me divertí, por Dios! Y con las chicas nos dedicamos a gritarles piropos a los muchachos que cruzábamos, especialmente a los feos.

"Chicas, hay que subirle el ánimo a los hombres. Vamos a gritarles cosas lindas a todos!" fue mi leitmotiv. Y así, salieron de nuestras gargantas piropos como los siguientes:

- Papito, con vos me caso!
- Ay! Qué lindo que sos!
- Dónde estabas cuando era soltera???
- Mi amor, soy toda tusssha
- Hombres como vos ya no existen!! (y al ratito: Con eso te ahorramos 1 año de terapia!)
- Qué bien que vienen los pendejos, por Dios!!!
- Mi amor, crees en el amor a primera vista?
- Cuidalo, nena, porque si lo dejás solo, te lo robo! (A una pareja que pasaba caminando)
- UY! A vos te doy viagra y te hago todo! (a un viejito que nos aplaudió)
- Qué lindo que sos! (a uno que bajaba de un auto) Y vos también! (al amigo que lo siguió) Vos estás para un 10 felicitado!!! (al que manejaba y se bajó último. Y ahí todas aplaudimos)
- Qué bien que está el rubio! Ah, no hay ninguno rubio... bueno, están re buenos los tres!!

Ok, lo reconozco. Estos son todos míos. Pero las chicas no se quedaban atrás, eh??

Comentarios

Entradas populares