Todavía

Todavía me acuerdo de las noches sin dormir, de los momentos nuestros, de nuestras ganas desaforadas. Todavía pienso en vos, y en la forma en que me mirabas, como si no fuera suficiente lo cerca que estábamos el uno del otro para sentirme tuya.

Todavía espero que un día de estos me lleguen noticias tuyas, que me llames, que me hables, que me escribas. Que llegue a casa y estés parado en la puerta, esperándome. Que no lleguemos ni al ascensor y ya estemos enredados, sin poder esperar para sacarnos la ropa, para que me hagas upa y me lleves a mi cama, para que yo te pida que me regales de tu cuerpo esa parte donde tus clavículas se juntan y hacen un huequito donde mi boca cabe como en ninguna otra parte de tu cuerpo.




Todavía pienso en vos. Ya pasaron más de tres meses y seguís tan presente en mi vida como ese último día, cuando nos despedimos con un beso tan tuyo. Me agarraste, me diste vuelta y me besaste mientras me sostenías para que no me cayera. Nos reímos de ese beso de película y te vi alejarte, sabiendo que nunca más te iba a volver a ver.

Y sin embargo, todavía pienso en vos.
______________________________________________________________________________________________
Viceversa
Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte.
Tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte.
Tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte.
o sea,
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.
(Mario Benedetti)

Comentarios

Entradas populares