sábado, 28 de junio de 2008

Acomodándome

Dicen que ante todas las crisis hay oportunidades de cambios. Los cambios asustan, generalmente. No nos gusta que nos muevan el almohadón sobre el que estamos sentados y que ya está calentito. Y sin embargo, más de una vez, viene alguien que te tira de las sábanas y te deja destapada y cagada de frío.

Los cambios no siempre son elegidos. Generalmente, vienen de sopetón (que vieja que estoy) y nos sopapean en la cara como viento en Claromecó, cambiando de dirección cada dos minutos. Y nosotros, simples mortales, debemos adaptarnos a ellos, y acomodarnos al nuevo status quo.

Pero claro, de repente, el acomodarse cuesta. Y lleva tiempo. Y no gusta. Como no me gusta la cabecera de este blog, y como no me gusta este blog (todavía al menos). Ya me había acostumbrado a PIRL, y me gustaba como estaba quedando. Tenía mucho de mi. El diseño, las formas, y ni hablar de los post. Pero habrá que, como digo siempre, cerrar los ojos, hacer fuerza, y dejar que pase el mal trago. Al fin y al cabo, sólo se trata de un blog.

La entropía le hace frente al status quo, y gana por goleada. A nosotros, solo nos resta acomodarnos.

2 comentarios:

Marianita dijo...

nanana.. un dia de oficina sin nada de ganas de laburar pasando de blog en blog llegue a este y me puse a leer algunos post al azar.. llegué "lejos" jajaja pero fue inevitable comentar cuando lei CLAROMECO! OH MY GOD! conoces Claromeco? jajaja siempre pense que eramos pocos, pero cada dia somos mas! jajaja

Pau dijo...


Marianita, Claromecó es lo MAS. Nada se compara!

Besos
Pau