Martes de Agustín: El reencuentro - Primera parte

(sale adelantado porque se vienen dos seguidos)

Estábamos en el año 99. Al rededor de agosto viajé a LR. Me quedé una semana. Y estaba en el último día mi estadía, tomando mates en lo de una amiga, en un barrio alejado del centro, cuando por la ventana lo veo pasar a Martín.

Martín fue uno de mis primeros novios (debo reconocer que no tengo fiel recuerdo de aquellas épocas de estrenos). Teníamos 14 años, creo, y vivíamos peleando. Sin embargo, él fue el primero en ponerme una mano en el traste, en tocarme, en generarme esa calentura que a uno le generan cuando le meten mano por todos lados (je). El último día que viví en LR Martín me llamó por teléfono y me dijo: "Pau, si vos querés estar conmigo, yo la dejo a mi novia". Yo me reí, y le dije que no, gracias.

Cuestión que habían pasado 5 años desde la última vez que habíamos hablado o nos habíamos visto, y verlo pasar caminando por la calle de ese barrio alejado, fue una especie de "mierda, qué casualidad!". Salí corriendo, le grite, y cuando se dió vuelta y me miró, su cara se transformó.

Quedamos en vernos esa noche, la última mía en LR, y así fue. Fue una noche larga, eterna, llena de cigarrillos, y charlas. No pasó nada, solo nos dimos besos y más besos, y nos quedamos despiertos, recordando por qué nos habíamos peleado, las cosas que hacíamos, y todos esos recuerdos que siempre parecen mejores de lo que realmente fueron.

Él llegó a mi depto de LR a las 9 de la noche y se fue al día siguiente, a las 3 de la tarde, minutos antes de que pasara el taxi a buscarme. Tuvimos "la noche" juntos, y algo que nunca voy a olvidar.

Y durante dos meses mantuvimos una especie de relación a distancia, ridícula y totalmente tirada de los pelos. Y estaba en el medio de esa "relación" cuando apareció Agustín de nuevo, con un llamado: "Dale que nos vemos? Te paso a buscar por la facu, y nos vamos a tomar algo por ahí."

Y daaaaaaaaaaale...

Comentarios

Entradas populares