martes, 8 de abril de 2008

Yo, tu, él

Cada vez que tengo que hacer un llamado a alguien fuera de la oficina, no sé si debo dirigirme de Ud. o de vos.
Me pasó de escribir un mail hiper formal y que me contestaran: Ok, linda. Besos, Txs!

Sé que, por defecto, debería tratar a todo el mundo de Ud. Es como cuando vas a un casamiento y no sabés qué ponerte. Ponete lo mejor que tengas, porque arreglada de más nunca vas a estar. Ahora, si te arreglás de menos, por ahí pasás un papelón.

Pero cuando trato a alguien de Ud., mi cabeza parece no registrarlo, y se me escapa una tuteada de vez en cuando, lo que resulta en un discurso totalmente ridículo porque termino diciendo cosas como: "Lo llamaba porque mijefenovoyaponerelnombreyapellidocompleto no va a poder ir a verte. Es posible coordinar una nueva reunión con Ud?"

No hay comentarios: