Con las manitos no

Muchachos, voy a contarles un secreto femenino. Es algo que se sabe hace tiempo ya, un secreto a voces. Está claro que ustedes todavía no lo saben, porque, de saberlo, evitarían hacerlo.

Y el secreto es este: NO está bueno que con sus dos manitas agarren nuestras cabecitas y las empujen hacia el sur. Las chicas (algunas) disfrutamos de hacer ciertas cosas sin que ustedes las soliciten explícitamente, ni nos indiquen a través de fuerza motora y ejerciendo presión.

No nos obliguen a hacer cosas que nosotras queremos hacer por propia voluntad!

Apdeit: Una cosa es jugar con las manos, y hacerlo parte del juego (que está bueno) y otra cosa es el clásico "me hago el boludo y cada vez empujo con más fuerza hacia abajo".

Comentarios

Entradas populares