Le-van-ta-te!!!

Yo tenía unos 13 años. Mi noviecito de esa época me había ido a buscar al colegio, como todos los días. Ese día había llovido torrencialmente, y mi ciudad estaba inundada. En las esquinas, se había estancado el agua, creando grandes charcos por los que era imposible pasar.

Las ciudades chicas tienen una característica y es la siguiente: la gente se suele atomizar en ciertos lugares. Es decir, hay un colegio al que van los que "tienen onda", un lugar donde se juntan "los que tienen onda", un boliche al que van religiosamente todos los sábados. ¿Quienes? Los que tienen onda! Claro!

Cuestión que yo no iba al colegio de "los que tienen onda"; iba al de las monjas, al que no le faltaba onda pero tampoco era EL COLEGIO DE LOS QUE TIENEN ONDA. Y de ahí veníamos con este noviecito del que les conté, volviendo hacia mi casa, cuando pasamos por el colegio de "los que tienen onda". Justo en la esquina, se habían juntado varios de los ondinos, charlando y mirando la gente pasar, cosa típica también de las ciudades chicas.

Y en esa esquina había un charco. Un charco graaaaaaaaaaande. Yo lo vi, lo medí, lo calculé y me dije a mí misma: "Pau, tu puedes!". Mi noviecito decidió esquivarlo, pero yo, hábil como una gacela, decidí enfrentarlo. Fue entonces que, tomando cierto impulso, comencé con mi salto, el cual decidió abandonarme a mitad de camino. En dos segundos, terminé en medio del charco, con una rodilla inundada y la otra pata apoyada, cual jugador de futbol festejando un gol.

Mi brazo se estiró hacia mi noviecito, quien inteligentemente ya se encontraba del otro lado del charco (no, en Uruguay no. En mi misma ciudad, pero del otro lado del charquito y con la vergüenza intacta). Con mi carita le suplicaba que me ayude, que me salve, que no deje que me ahogue rodeada de los llenos de onda que me miraban y se reían de mi.

Mi noviecito atinó a mirarme, ponerse colorado, y decirme entre dientes: "Pau-la, le-van-ta-te".

Ay de mi y mis patas cortas... En 5to año me llevé gimnasia porque mi profesora pretendía que salte más largo de lo que me daban. Pero esa es otra historia...

PD: Perdón por no contestar los comentarios todavía. Tengo un par de problemas en el laburo, y no puedo boludear más como lo hacía antes... :(

Comentarios

Entradas populares