Helados de pistacho y salsa de soja

Los amores de verano suelen ser una porquería que no duran más que los 15 días que uno esta vacacionando.


“Sin embargo, esta vez esta vez puede ser diferente”, pensé.


Tal como lo había pensado antes, cuando había conocido al pejerto ese que se había anunciado con todos los fuegos artificiales y que después terminó haciendo menos ruido que un chaqui boom.


Esta historia comienza un 7 de enero en San Clemente del Tuyú cuando acercaba a la orilla la reposera de mi abuela. Yo trataba de acomodarme, junto a la orillita, para que las olas mojaran mis patitas, cuando de repente una sombra oscureció mi vista.


"Caspita" me dije; “quién osa interrumpir este momento de sosiego?”


Levante la vista y ahí estaba él. Era un cóndor, un gigantesco cóndor que intentaba devorarme destripándome. El miedo que desprendían mis glándulas se sentía en el aire, hasta que me di cuenta de que estaba alucinando, y lo que parecía un cóndor, en realidad era un hombre de aquellos.


Sus flotadores eran como jabones. Sí, jabones flotadores. Oh oh oh, jabones flotadores hasta el fin. Esa era la espeluznante imagen de un ser desagradable que todo lo abarcaba con sus grasas. Sin embargo, a mi siempre me dijeron: "No seas prejuiciosa... todos pueden demostrarte lo contrario".


Entonces, lo miré y le dije:


"Te invito a tomar algo".


Si le voy a dar una oportunidad, mejor me emborracho antes.


“El fragmentario momento entre que te observo y me entran ganas de lamer un hurón es lo mas cercano que tuve a un orgasmo sadomasoquista. Por suerte, el deseo se refrena al imaginarme que los hurones no me complacerían por su diminuto tamaño”


Es así que decido dejarme llevar y pasarme a la zoofilia. Como el agua que fluye por mis piecitos.
Siempre es igual. Por más que intento, nunca logro refrenar los sentimientos de lujuria y pasión hacia todas las creaciones del señor. Menos mal que soy creyente, que si no, no sabría donde estaría mi alma una vez putrefacto mi cuerpo. Es el infierno el que me espera y abre sus puertas a mi deseo carnal. Quema la espalda.


Al verlo a mi me quema la espalda ¿Por qué será? Recuerdos, recuerdos y nada más que recuerdos. La espalda vibrando de sensaciones que atesoran esas imágenes. El planeta Venus, tan cerca del sol.


"Hmmm, ahora ya se lo que pensaba Ícaro" me dije a mi mismo. Pero de repente una ráfaga de aire me recorrió el cuerpo erizándome la piel, era su voz tratando de despertarme de mi ensoñación. El me dijo:


-Hay demasiada claridad...

Tenia razón todo estaba iluminado por su ondulante y endemoniado pelo. No, no era mentira, toda su cabeza estaba prendida fuego y en sus ojos demoníacos se veía la destrucción de la humanidad. Se elevó hasta fuera de la atmósfera terrestre y al mismo tiempo que gritaba frenéticamente, lanzó su fuerza vital desde sus ojos. El rayo impactó en la tierra y me fulmino cuando dijo:


-Te invito un helado de pistacho.


No me podía negar. El tenia un sex-appeal cautivador, aunque tuviese flotadores y se pareciera ligeramente a un ave de los andes.


- Vamos –le dije-, pero solo si el mió lo pedís de crema del cielo, dale?

Mal aliento, eso era lo que no tenia... ¡gracias a Dios! Sino su beso hubiera sido horrible.

- Y mi helado? -le dije-. No te olvides de mi helado. Lo quiero de crema de cielo. Vos comé pistacho si querés...


Tomando mi helado de manera sugestiva, chupando y lameteando la crema sin sacarle los ojos de encima (Esta vez iba a sacar todo el jugo de este inesperado amor de verano) Pero él sólo se limitaba a tomar su enorme helado lleno de salsas y confites, y no me daba bola. A lo que yo, totalmente sorprendida, le dije:


"Flaco, y si te ponés media pila y vamos al rancho??"


Me miró sorprendido, y asustado... Había llegado el momento de la acción. Era como volver a 1986 y escuchar I Want Action de Poison. Todo eran lágrimas, estaba por revivir uno de los sentimientos más puros, el amor. Pero de repente el pasacasstettes de mi mente se rompió y..

“no soy psicoticapero quiero ser tu amigasos re popularte agregue a mis favoritos”


Y él me dijo:


- Me llamo Ricardo, Ricardo Rubén... Vos sos una estufa, yo tu querosén...

Y como siempre, a la hora del placer Ricardo se porta 10 puntos. Es por eso nadie puede dejar de mirarlo. Y el, claro, se la re cree. Por eso se compró unos pantalones de cuero blancos y con ellos sale a bailar a la taberna de "Los Robertos". Se mueve cual sutil brisa en pleno verano. Como la Marengo, su estilo es indiscutible. Y cada vez que canta se me erizan los pelitos del bigote, y al besarlo lo excita que lo pinche y lo raspe porque yo me prendí con la onda Frida y me deje el bozo sin depilar.


La onda es así porque en mi corazón sé con exactitud, que lo esencial es invisible a los ojos. Además, si yo lo acepto tan defectuoso como es que me banque con defectos y virtudes!
- Lees "el principito"? -me preguntó.

- Por?

- No sé, escuché algo de "lo esencial es invisible a los ojos". Y después algo sobre defectos.


No sabía que decir, me tenía atrapada, así que escapé de la situación con heroísmo. Entonces descubrí mi lado masculino y entre voces ahogadas le entregué mi sexo. El rancho se prendió fuego de la pasión que desbordaba de nuestros cuerpos! Cuando amor junto!! Por Dio'!Pero claro, todo lo bueno dura poco, y ahi fue cuando apareció la eyaculación precoz!


Que HdP, mas rápido que un bombero resultó ser. Pero, a diferencia de el apaga incendios, él no logró apagar mi fuego.


- Tenés la manguera de adorno, che! -le dije molesta.


"No, querida -me respondió- esto fue sólo una muestra de cómo puedo solucionar el conflicto con los tamberos. De este rancho no te largo por el resto de la quincena. Le digo al pibe de la esquina que me traiga los churros a la mañana, podemos comer unos panchos que traje de mi Chascomús natal. Y sólo nos amaremos... “


Cuánta pasión aquel verano! Volvimos los dos blancos teta, pero en un estado físico increíble! Claro que el tema sería la vuelta.


Cuando llegó el momento de partir, nos miramos a los ojos y nos dijimos:

- Bueno... hablamos...


Y en ese mismo momento entendí que no lo vería nunca más. Pero la vida te da sorpresas y por suerte sabe cuándo las cosas deben terminar. De haber estado juntos en el cotidiano transcurrir de los días, nos habríamos matado.


Creí oportuno hacerle un regalo, una pavadita, una cosita de nada. Entonces en el mismísimo momento del adiós se me dio por entregarle el rosquete que había comprado en la panadería de don julio, un ermitaño que también quería mandarse una trifecta pero no lo dejamos porque nunca confiamos en los números impares y además tenía esa maldita costumbre de espolvorear todo con azúcar impalpable (según él, eso lo excita), y nos daba un poco de asquito. Igualmente lo dejamos que continúe con su asquerosa costumbre, finalmente quiénes éramos nosotros para juzgar, si justamente nosotros adorábamos las tortitas de azúcar negra, que, como todo el mundo sabe, son más feas que agarrarse los dedos con la puerta, así que... no sé a qué venía con todo esto.


Pero el tema es que con Ricardo Rubén nunca volvimos a vernos... Yo lo extraño, extraño cuando me ataba a la cama, me tapaba la boca y se iba de compras al shopping o al chino de la vuelta. Tardaba horas y yo no sabía que hacer!


"Ojalá que compre salsa de soja en lo del chino", pensaba. Me moría de ganas de comer unas buenas tortillas japonesas.


Eso me encantaba de el, sabia cocinar y encima hacia cosas "tan extrañas". Una vez me dio de comer croquetas de arroz y pelos de gato.


“Hmmm, deliciosas” pensaba cada vez que las recordaba con ahínco. Y él no traía la salsa de soja porque se había quedado charlando con la yeguita de la cajera del supermercado. La muy guacha no le hablaba una palabra de castellano y le daba caramelos en vez de las monedas del vuelto, pero el muy tarado estaba embobado por la chinita esa.No se porque me dejo atar por este tipo si cada vez que sale a la calle se la pasa mirando descaradamente a cada chica que pasa, no les dice nada, sólo las mira, no se esfuerza en disimular pero igual yo me doy cuenta y le digo:
“Gordo, ponete media pila y sacate esas medias a rayas violetas que así no vas a levantar a ninguna de éstas, te vas a tener que quedar conmigo, y francamente ya es sabido que las rayas violetas traen fascinación china.”


Luego cambió por las verdes, pero el resultado fue que yo me apasionara cada vez más y más y disfrutaba estar atada a esa cama, esperándolo para no poder escaparme de esta auto destrucción que me encantaba y que sabía que no duraría, que la realidad iba a volver ya a este mundo de estupideces y cuentos triste, pero cierto. Yo pensaba: mientras dure, démosle duro y parejo! y después y después... después veo!


Fue entonces cuando decidí comprar un perro que supiera atar y desatar, entre otras cosas. También sabia leer la mente, pero esa es otra historia. Mientras flota-flota se iba a lo de la china, marcos (el perro) me desataba y yo cantaba en el balcón canciones de Rafaela carra.
Y así, con el paso de los meses, una vez terminadas las vacaciones, el tiempo y la distancia supieron separarnos. Pero entonces dejé de ser tan gilipollas y adopté una honda sadomasoquista y estuve saltando de tipo en tipo -todos unos encantos- hasta que volví a encontrarme con él tipo, que al parecer se había casado y se había dado una escapada a donde lo vi por primera vez, juntos con sus amigos, gordos que no tenían mucho que ver con él y que parecían madronas y dije: acá me planto.


Pero no pude resistir a sus ojos, al recuerdo de las tardes enteras atada a la cama, de las comidas con salsa de soja del chino que me preparaba. Y para mi desgracia volví a caer en la tentación de sus brazos.

Comentarios

Polzúnkov ha dicho que…
¿Somos unos escritores de la ostia, o qué?
veroblog ha dicho que…
ayyy que divertido, me lo perdí!
Uno de Ochenta ha dicho que…
la verdad: me encantó, que bien que escribís! posta en un momento dije, lo habrá sacado de algun libro y soy una burra y no lo conozco?

ahora...me quedó una duda: qué es trifecta ?jajaj disculpen

Saludos!!
Zimbon ha dicho que…
Que lindo delirio!!!
me encanto, je!

Saludos y felicidades!
Ardillor ha dicho que…
JA! Las mejores partes: la de los flota, la del perro y el GROSO que recordó el tema de Poison :p
Carolina ha dicho que…
Excelente!!! Qué buenos somos!!!! Realmente un orgullo...

Muchas felicidades Pau!!!
Beso grande!!!!!
andee ha dicho que…
jabones flotadores, es de the cure, no?
Kolo ha dicho que…
me lo perdí!!!!!!!!! que cagada... pero estuvo muuuuyyyyyy bueno
zeta ha dicho que…
Que buenooo es esto...
Pau - NSYSV ha dicho que…

Polzunkov: La verdad, un aplauso para UD señor!

Veroblog: La próxima! :)

Uno de ochenta: jajaja, no lo escribí yo sola. Lo escribimos entre todos! :) Lo de trifecta, supongo que se refería a un trio je

Zimbón: ja, es una muestra de que muchos juntos, deliran.

Ardi: seeeh, Luis es un grosssssso jaja

Caro: Deberíamos escribir un libro, jaja

Andee: jaaaaaaaaa, ni idea... :S

Kolo: je, quedó muy raro!

Zeta: Seeeh

Besos
Pau
Kairel ha dicho que…
Qué divertidooooooooo!!!!!!!!!!
Pau - NSYSV ha dicho que…

ZetA: :)

Kairel: Viste? Tardas en leerlo, pero vale la pena, jaja

Besos
Pau

Entradas populares