lunes, 10 de diciembre de 2007

Grandes esperanzas

Solemos quejarnos de que la gente nos defrauda. No hace lo que se supone deberían hacer. O lo hacen de una forma diferente. Y eso nos frustra. Nos entristece. Y nos sentimos mal.


Y yo digo: Deberíamos poner tantas expectativas en los demás? No deberíamos empezar a aceptar que no todo el mundo es como nosotros queremos que sea? No seríamos más felices si no pusiéramos tantas expectativas en el otro? Tal vez, de esa forma, la vida nos sorprenda más a menudo.


No sé... Es solo una idea.


A veces creo que soy demasiado soberbia al decidir que lo que una persona hace o deja de hacer no es lo que yo merezco. Al fin y al cabo, lo que en realidad pasa es que cumple o no con lo que pienso que debería cumplir. Pero... quién soy yo para decir que eso es lo que debería ser o no?

35 comentarios:

May. dijo...

Es verdad, una de las causas más imponentes de mis depresiones es cuando me fallan!
Y sinceramente, siempre pienso que pongo demasiadas expectativas en los demás, pero igualmente, vuelvo a tropezar con la misma piedra una y otra vez... Siento que no sirve de nada...
May.

www.maaaybe.blogspot.com

Sebas dijo...

Hay que tener expectativas en la gente sino la cosa se volvería un poco aburrida y se perdería era chispa..
Beso!!

Cambalache emocional dijo...

Pau, me lees la mente.
Discuti con unas personas cercanas porque les dije que para mi era importante mi cumple...y se olvidaron!!!!
Una me dijo: ¨ayyy, yo soy asiii...me olvido de todo¨
Y no me lo banqué, porque siempre estoy en los momentos importantes y pretendo que también lo estén.

Sino chauuu, olvidate de mi.

autoinvitada dijo...

efectivamente no puedes decirle a alguien lo que hacer y lo que no. pero sí puedes opinar mentalmente sobre lo que hace, si tú lo harías, o si lo habrías hecho de otra forma. yo creo que es otra forma de aprender sobre el comportamiento humano y más concretamente, sobre el nuestro propio. afortunadamente cada uno actúa de formas diferentes y ve las cosas de maneras diferentes, así que es lógico que no coindicida con lo que hace el resto en muchas ocasiones. otra cosa sería censurar sus actos, a eso sí que no tenemos derecho.

y además creo que no poner espectativas en los demás es algo triste, no sé.. qué se supone que es mejor, que merece más la pena? creer en la gente, que puede que nos acaben defraudando? o no esperar nada de las personas, directamente, y como tú dices llevarse una alegría cuando nos sorprendan? Yo creo que no hay que dejar de cuestionar y analizar las cosas, pero siendo un poco tolerante, no ponernos demasiado duros... pero yo qué sé.

El Salmón dijo...

Tienes toda la razón en lo que escribes... Ninguna persona nos debe tanto como para juzgarla por lo que es o debería ser.

Yo siempre a todas las personas las puntuo con un 10. Y a partir de ahi se quedan en esa puntuación o van bajando puntos.

Tengo el gran defecto o la gran virtud que creo que todo el mundo es bueno pero nada que ver.

Algunos bajan su puntuación poco a poco hasta que desaparecen y otros directamente no quieren mantenerla.

Definitivamente tengo que dejar de pensar así porque el único que se lastima soy yo... Nadie merece un 10 desde el principio y nadie me debe tanto como para que tenga que mantener mis expectativas.

Por otra parte... Mil besos guapa!

Vero dijo...

Es inevitable pretender "algo mas" de los otros, son muy pocos los privilegiados que pueden conformarse sin condicionar.

Marits dijo...

Creo que todos ponemos expectativas en la gente; pero lo hacemos de manera inconsciente (en su gran mayoría).
Nosotros sabemos con que tipo de personas nos gustaría relacionarnos y de allí establecemos medidas o estándares y con ellas medimos a la gente que conocemos.
No creo que este mal, puesto que así podemos establecer los vínculos.
Lo que sucede es que muchas personas (por ejemplo yo) no podemos soltarnos un poquito y ponemos tantas pero tantas trabas que muchas veces no nos permiten conocer del todo al otro. Y empezamos a suponer cosas o a tomar hechos aislados como generalidades.
Entonces rápidamente determinamos si cumple o no con nuestras expectativas y en función de ese examen seguimos con la relación o no.
Y no solo me refiero a relaciones de pareja, también pasa con los amigos.

Creo que gente así (como yo) debe aprender a darle el tiempo a otras personas.
Y también entender que el resto del mundo no es una extensión de uno mismo, por lo que difícilmente vaya a actuar, pensar o expresarse como nosotros lo haríamos.
Esto no quita que sí no hay algo que sirva para establecer una relación, no creo que este mal dar un paso al costado y seguir.

elanonimosoy dijo...

Pau, este año, para mí, fue un año de desepciones con la gente, con la gente que me interesa, obviamente.
Por eso he decidido, no poner "grandes esperanzas" en nadie.
El buey, solo, bien se lame; va a ser mi frase del 2008.

Nikolina dijo...

el problema en mi vida no es que no hacen lo que supongo que deben hacer, porque no soy de estereotipar a nadie ni de tratar de cambiar a las personas... el problema para mi es que no hacen lo que DIJERON que iban a hacer...
sera que soy demasiado ingenua? uff, creia que no.. jeejje!!
besotes!!

PerSe dijo...

"No deberíamos empezar a aceptar que no todo el mundo es como nosotros queremos que sea? "
Leccion de vida numero 1

Carolina dijo...

Qué buen post...
Es tan cierto esto, pero es a la vez tan difícil empezar a aplicarlo en la vida para bajar el nivel de decepcion...

Me pasa como dijo antes "el salmón", suelo creer que la gente es naturalmente buena.

Pero también me pasa que suelo pretender que la otra persona, sólo por el hecho de quererme, tiene que saber qué necesito sin tener que decírselo, y bien dice mi psicóloga: "el querer te hace adivinar qué es lo que quiere alguien??? cómo lo quiere y cuándo lo quiere???".

Y, no, por supuesto que no.

El Salmón dijo...

Querida Carolina. No gastes en psicólogos ni psicoanalistas.

De siempre, el mejor psicoanalista es un barman.

Gracias por hacerme mención. Beso

veroblog dijo...

Lo mejor sería no esperar mucho y dar lo que mas se pueda…

Blondie. dijo...

La verdad es que tenès razòn, pero es demasiado difìcil empezar a hacer cosas por el simple gusto de er feliz siempre al otro, sin esperar nada de vuelta. Aparte creo que todos somos lo suficientemente egoísta como para juntarse con alguien para recibir algún beneficio (aunque nunca lo admitamos)

Igual, si todos dejaramos de esperar cosas, todo serìa demasiado lindo...

\_O_/ dijo...

Aceptar que no todos somos iguales y, por ende, no actuamos de la misma manera, es el primer y mas importante paso.
Igualmente, creo que es inevitable esperar que la gente se comporte como nosotros lo haríamos. Pero a pesar de eso, no estaría anda mal hacer el ejercicio de recordar lo del párrafo anterior cada vez que alguien nos "decepciona".
El error mas común es ponerle significado propio a las acciones de el otro. El motivo por el cual uno haría una cosa, no tiene por que ser el mismo motivo de la otra. Para poner un ejemplo, si cuando uno quiere ignorar a alguien lo que hace es (invento) evitar el contacto visual, no quiere decir que si alguien evita el contacto visual con vos quiere ignorarte.
Así y todo, yo creo que vivir sin expectativas no está bueno. Prefiero mil veces decepcionarme seguido a no tener ambiciones.
Pero como todo... hay que buscar el balance, y para eso no hay fórmulas. Con lo cual, mi respuesta a este interrogante es "depende" ;-)

Lucífugo dijo...

Vos no sos quién para decir pero vos sos quién ELIGE. Es diferente.

Daria dijo...

Hola!!! Sabés? "No soy yo, sos vos" El otro día se me ocurrió esa frase pensando en una situación que me pasó y podés creer que me trajo alivio... Porque claro, nene!!! Esta vez no soy yo, claramente sos vos!!! Y me encanta! Por una vez en la vida yo pude y no me escapé. NO se pudo, no se pudo ... pero estoy tranquila.

Todo Termina dijo...

Una vez mas, coincidimos. Yo muchas veces espero que el otro actue de la manera que yo hubiera actuado, y sé que la mayoría de las veces es imposible.

rodolfo librero dijo...

Pau:
Usted me deja boquiabierto con las argumentaciones variadas que expone y hasta me parece imposible que tenga la edad de 28 y razone con tanta experiencia. Usted es una minona de mujer..!!! Saludos !!!

Julieta* dijo...

Coincido coincido!!!!
Me suele pasar eso, pero es dificil no poner expectativas. Uno se imagina cosas que no suceden, que no son y luego... se lleva el chasco. Lo bueno es aprender a manejar eso y no echarselo al otro como culpa de el (al fin y al cabo todo empieza y termina en nuestra cabecita).

Te digo en serio, la vida te da mas sorpresas de esa manera!

Beso!

bachi.tux dijo...

Yo soy lo que soy, no más que lo que Ud. quisiese que sea.

El mundo me reservó un lugar para vivirlo, y como me guardó un lugar, lo hace para otros que vendrán.

Nadie debe juzgar a nadie si no es lo que uno quiere que sea. El humano tiene esos vértices, desea que el otro sea, sin importar como es el mismo...

Compato totalmente su posteo, y la felicito. Algo para pensar largo y tendido!

Saludo

Eli dijo...

La verdad es que me pegó tu texto por estar en un momento en que pienso todas esas cosas.

Ri dijo...

Por una relacion con el otro con 0 expectativas!!

Mery dijo...

Yo no creo que sea una cuestión de expectativas ni de soberbia, de decir cómo debe ser el otro para que nos agrade. Creo más bien que uno se dedica constantemente a ver cosas malas en el otro. No nos basta estar a bien con alguien, porque nos parecería "demasiado perfecto"... tenés que ir y buscarle el defecto... mi hermana es medio así, cada vez que conoce a alguien nunca te admite que le cae bien, siempre busca ver qué tiene de malo... y como bien dice la frase: "el que busca encuentra". Yo sé que por ejemplo el flaco que trabaja conmigo tiene miles de defectos, pero a la vez no me pelea, es simpático y entretenido, tiene sus miles de formas de hacerme reir y de sacar la mejor onda de mí. Y yo aprecio eso, porque a la larga si te llevás bien, si te caés bien con esa persona, lo demás realmente no importa.
Ahora, si esa persona te caga MAL, ya es otro tema...
Besotes!!!!
*Mery*

Naranja Silvestre dijo...

Pau: Ja...y cómo se hace??



Beso!

PD: justo hoy posteas esto, Maldita! ;)


P

milvecesdebo dijo...

No espero nada de nadie particularmente.
Curiosamente no me hace sentir mal, pero a la larga quien de alguna manera lo logró en profundidad, poco a poco se desvanece de mi vida.
Cariños

XY dijo...

"La gente nos defrauda".
Siempre la culpa del otro, nunca ni siquiera compartida.
Habría que empezar por definir "nos defrauda".

Sabelaska dijo...

Tenemos que dejar de esperar lo que esperamos de los demas...

Pero... ¿Y si ellos esperan que no lo dejemos de esperar?

bortol dijo...

te leo, me lees??

bortol.blogspot.com

bortol dijo...

dice gente por ahi que amar es "dar lo que uno no tiene a la persona que no es"... en ese juego-engaño está la cosa... dejar de adivinarnos quizas...

Anónimo dijo...

Mmm....hay que esperar menos...y aceptar más...
Algo naaada fácil...

Sol...

Pau - NSYSV dijo...


May: Es que en realidad es uno de esos conceptos que son muy difíciles de poner en práctica...

Sebas: Por ahí la palabra no es expectativa sino... deseos proyectados, no sé...

Cambalache: Ja, si habré tenido de esas peleas. No entiendo que la gente no entienda que ciertas cosas para mi son importantes...

Autoinvitada: A lo que iba era a esperar más de los otros de lo que los otros están dispuestos...

Salmón: Ayer justo una amiga me dijo: "Vos no es que le das el beneficio de la duda a la gente, sino que la catalogás de buena de una". Y me pasa lo mismo que a vos. Después me sorprendo.

Vero: Si, claro, es prácticamente imposible.

Marits: En realidad mi problema pasa más por el lado de pretender o desear que actúen de determinada forma, y cuando no lo hacen, yo me enojo, y puteo. Pienso que se están equivocando. Y capáz la equivocada soy yo.

Elanónimosoy: Yo no creo que la solución a todos nuestros problemas sea convertirnos en una isla. En realidad, la idea es aprender y saber qué esperar de quien y nada más.

Nikolina: Uff, ese es otro gran tema. La incoherencia entre el decir y el hacer. Pero claro, eso da para otro post ;)

Perse: Trataremos de seguirla

Caro: Si, claro, ese es otro tema. Muchas veces nos decepciona que la gente no haga algo y por ahí el otro ni sabe que nosotros estamos esperando o necesitando ese algo. Hay que aprender a hablar! :)

Veroblog: "Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da... Nada es más simple, no hay otra forma, nada se pierde, todo se transforma."

Blondie: mmm no sé, será que yo soy muy del "servicio" al otro. Lo cual es una soberana cagada...

O: " ponerle significado propio a las acciones de el otro" --> Wow :)

Lucifugo: Tenés razón. Finalmente yo decido en quién poner las expectativas, y problablemente ahí sea donde yo me equivoco.

Daria: :) jaja, me alegro por vos nena!

Todo termina: Sip, pero el tema es... el error es del otro, por no hacer lo que "debería" hacer? O es mío por pretender algo que no debería?

Rodolfo: Gracias. Tu comentario levantó mi día! Y muchas gracias también por el mensaje que me dejaste! :)

Julieta: Estoy tratando de verlo así! :)

Bachi: Gracias! :) Habrá que meditarlo seguido y tenerlo siempre presente, no?

Eli: Perdón! :S

Ri: jajaja, por una relación con el otro con 0 expectativas! Ea!!

Mery: ja, claro... no está bueno estar buscando siempre lo negativo de las otras personas. Yo al menos, siempre trato de moverme por otro lado. Buscar lo que tengo en común. Ver qué puedo aprender de la otra persona...

NS (Pau): Ah, no... yo tiré la idea, de ahí a ponerlo en práctica, no sé!! ja

Milvecesdebo: Yo si, siempre tengo expectativas sobre la gente. Y muchas veces me "descepcionan". Y de ahí salen estos pensamientos.

XY: Ya lo hablamos en el mini chat ;)

Sabelaska: mmmm pero... si nunca cumplen con lo que esperamos, no es un juego histérico?

Bortol: O sea que el amor, finalmente, es una gran mentira? No creo que sea así!

Sol: Si, demasiado complicado te diría!


Besos
Pau

Sabelaska dijo...

Es un gran juego histerico.

Pau - NSYSV dijo...


Sabelaska: Es triste que así sea!

Beso
Pau

VaL! dijo...

Expectativas hay que poner siempre. Pero también paciencia, y estar preparado para las equivocaciones.

Muchas de las cosas que queremos van a tener que ser explícitamente comunicadas, y muchas de las veces que nos lastiman, no son con mala intención, y se solucionan con un "esto que hacés me hace mal."

Es como que, si yo te pinto la pared de rojo, pa darte la sorpresa, y vos, que odiás el rojo, decís "aaaay, graaacias" sin aclarar, yo me quedo con la idea de que el rojo te gusta, y, una vez que di en la tecla, te sigo regalando rojo siempre. No da.