sábado, 29 de diciembre de 2007

El mismo amor, la misma lluvia



Les voy a contar una historia real. Yo no la viví, me la contó el protagonista. Y dice así:

Se conocieron una noche, en una fiesta. El dueño de casa era un amigo en común, y él dice haberse enamorado apenas la vio entrar con sus amigas. Ella dice no haberlo visto hasta que él se acercó a hablarle y le dijo:

- Che, a vos te conozco de algún lado.

Él dice que no se le ocurrió mejor frase para empezar a hablar. Ella dice que se dió cuenta al toque que el pibe la quería levantar.

Cuestión que estuvieron charlando toda la noche. De repente, no se acababan los temas de conversación y pasaron por miles de temas, siempre al azar, siempre sin darse cuenta, prácticamente contándose todas sus vidas. Él dice que estaba nervioso. Ella dice que se notaba.

Él dueño de casa se dio cuenta que entre sus dos invitados había onda. Al igual que las amigas de ella, que no pararon de mirarla con cara de "Ojo..." durante toda la noche. Él dice que no se dio cuenta que algo estaba mal. Ella dice que no quiso cruzar miradas con sus amigas por miedo al reproche.

De repente, la casa se empezó a vaciar, y llegó el momento de partir. De alguna forma, durante toda la noche, ella esquivó el pase de datos, y a pesar de que él insistió, no logró ni el teléfono, ni el mail, ni el ICQ (era en otras épocas). Él dice que no podía dejarla ir así como así. Ella dice que no podía...

Casi al momento de irse, cuando las esperanzas parecían perdidas, él le dijo:

- La próxima vez que llueva, andá a x lugar. Yo voy a estar ahí esperándote.

Ella lo miró, se rió, y se fue.

Unos días después, Buenos Aires se inundó con una lluvia torrencial. Él, casi sin dudarlo, se puso lo primero que encontró y salió corriendo al lugar de encuentro. La plaza estaba vacía. Y cuando empezó a buscarla a ella y no la encontró, se sintió un tonto. Pero de repente, se dio cuenta de que no estaba solo. Parada, en medio de la plaza, bajo esa lluvia torrencial, estaba ella. Él dice que no podía creerlo. Ella dice que tampoco.

Se sentaron a charlar, como si no lloviera, sobre un banco de la plaza. Él le preguntó por qué no quería darle sus datos. Ella le dijo:

- No puedo. Estoy de novia.

Él la miró con sorpresa. No entendía qué estaba haciendo ahí, en la plaza, con él, si ella estaba de novia con otra persona. Entonces, se levantó, la miró como si fuera la última vez, se dio vuelta y se fue.

Él dice que ella era el amor de su vida. Ella dice que él también.






Este post está inspirado en un post de RCK que me hizo recordarla. Gracias.


Vean la peli, que es genial. La historia no tiene nada que ver con la que conté, pero igual, es genial.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Wow!, qué historia.
Pau, paso a contarte que ni bien leí el post anterior, me dí cuenta que era una joda del día de los inocentes; de todos modos, no me creas muy viva, me creí que un amigo era gay. (TAMPOCO ES QUE NO ME LO ESPERABA).
Yo siempre quise ser protagonista de una historieta como esa, será que soy medio mosaquista, que me gusta sufrir?!. Ahora cambié de opinión.
Beso, Pau.
Feliz dos mil ocho!

Noa dijo...

Tengo una estructura mental que me hace hallar este tipo de historias mas tirando a bobas que a románticas o tristes.


Pero yo tengo menos sentimientos que un muñeco playmobil.

Pura López dijo...

Viste Serendipity? me hizo acordar mucho a esto. Besos!

Lexi dijo...

y así se terminó?
ufa!!!

Amlokadion dijo...

Qué buen relato!

rodolfo librero dijo...

Al leerlo hizo que recordara aquella película Singing on the Rain.
Claro distancia enorme a comparación.
En este relato los signos interrogan las respuestas. Explica todo, pero no conforma a ninguno de los dos.
Los entendidos en psicología analizan que el agua en un sueño cuando cae sobre el cuerpo, libera la conciencia del si mismo. Quizás uno de los dos malogró el sueño del ensueño del otro y hubo un instante de lluvia y de transparencia entremezclada por las miradas. Uno solo dijo todo y eso basto para dar vuelta la vida como que le dicen...

El Chini dijo...

carajo, cómo duele el amor! (como el blog de 1 amiga)

me largué casi a llorar...

qué va a ser... soy un tipo sensible

Naranja Silvestre dijo...

Snif
Snif
Snif

Por qué parece que todo es imposible??

Beso!!!

Snif

Bombón Asesino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bombón Asesino dijo...

Que lindo relato. La peli es para ver, muy recomendable.

FACUNDO, el que no se hequiboca. dijo...

Ufff, hermosa y cruel historia. Hay un momento en que a todos nos pasa algo parecido. Y lo terrible es que no llega ni con las campanitas ni con los fuegos artificiales que tantas veces nos anunciaron. Pero uno nota que es ese momento y esa persona.
Después habrá más tiempo y más personas, pero ya no será lo mismo.
Beso.

Sebas dijo...

muy bonita historia..., y que bonita que es la lluvia..
Beso!!

zeta dijo...

Ufff,me encanta...Debí escribirla yo...:S.Su modo de contarla también es muy bueno,debería empeñarse en eso...De todos modos me encantó,pero es curioso,en fin,no digo mñas,no quiero arruinar el momento...

Anónimo dijo...

ESTOY VIENDO EXACTAMENTE ESA PELÍCULA, PAU.-

PerSe dijo...

que historia hermosamente de mierda.... :( me puso la piel de gallina, ahora me voy a domir triste...

Pau - NSYSV dijo...


Anónimo: ja, claro, vos sos re avivada y te diste cuenta :P Y si, todas somos masoquistas, nos encantan las historias frustradas!! Feilz 2008 para vos tb!!

Noa: Si, entiendo lo que decís. Y yo creo que tu supuesta falta de sentimientos no es real. Aunque vos te emperres en decir siempre lo mismo.

Pura: Si, la vi, y si, tiene mucho que ver. Esa película... aaahhhh (suspiro)

Lexi: Sip, así terminó... :)

Amlokadion: Gracias! La realidad supera la ficción! :P

Rodolfo: No vi esa peli. Y me encanta esa teoría. La lluvia limpia el ambiente. Viste que después de la lluvia todo se ve más claro, mas nítido?

Chini: No sé si fue en broma o en serio. Si fue en serio, gracias. Si fue en joda, gracias también... jaja

Pau (NS): No todo. Supongo que hay historias que parecían imposibles y se terminan dando igual... ;)

Bombón: Gracias, y si... Muy recomendable!

Facu: Es verdad. Pero siempre tenemos la esperanza de que ese momento sea superado por otro, no?

Sebas: Gracias, y si, la lluvia siempre ayuda.

Zeta: Gracias! :)

Anónimo: Y? Te gustó?? A mi me encantó!

Perse: No che, no te me pongas bajón... Agradecé que no te pasó a vos!! :)

Besos
Pau

rck dijo...

de nada =)

Mery dijo...

Yo quiero una historia así!!!!!
Besos
*Mery*

Mery dijo...

pero con final feliz, obvio... sino sueno a las que aman el amor trágico!!! jejeje

Pau - NSYSV dijo...


RCK: :) Hay que saber agradecer!

Mery: jaja, yo también quiero una así, y claro,con un final feliz! :)

Besos
Pau