El día que dejé de creer en el amor II

(Esta historia empezó acá)



El día de la primer cita va a quedar siempre en nuestra memoria (la mía y la de él, aunque ya no somos "nosotros") como el día en que, según él, yo me hablé todo. Y para mí como el día en que él no paró de hablar. Siempre, durante los siete años que duró nuestra relación, nos acordamos de ese día, y cómo terminamos hablando de nuestras infancias y anécdotas del colegio y cómo yo hasta le ofrecí acompañarlo al dentista.


Después de 6 horas sentados en el patio de comidas del Paseo Alcorta, decidimos emprender la retirada. Caminamos la vuelta a casa por Libertador, de este lado. Hasta el momento él no había intentado ningún acercamiento físico, y yo no lo esperaba. No sabía si iba a acordarme cómo se daba un beso, y ni siquiera si él quería darmelo. Llegamos a la puerta de mi edificio y nos paramos al lado del portero, donde el encargado no podía vernos.



- Bueno, Pau, espero que la hayas pasado bien.

- Si, la verdad que sí.

- Nos vemos, si?

- Si, dale...



Y entonces, me acerqué para darle un beso en el cachete, y en un movimiento que quedaría para la historia como "La gran I.", él me corrió la cara justo a una milésima de segundo, quedando los dos enganchados en un beso que duró segundos pero que para mí fue eterno. Efectivamente, mi memoria no falló y supe darle el beso y él supo darmelo a mí. Fue un beso increíble, suavecito y muy lento. Un beso que costó volver a repetir, porque en realidad tuve que "enseñarle" a dar besos de hombre y no de niño atolondrado. (Pero eso fue después, me estoy adelantando)


Después de ese mini momento en que el mundo desapareció para nosotros, nos dimos un abrazo como si hace años nos conocieramos y nos separamos.



Yo abrí la puerta del edificio con una sonrisa y cuando me dí vuelta para disfrutar de esa última mirada, lo ví caminar hacia el lado contrario al que tenía que ir. A los segundos volvió a pasar, caminando para el otro lado y colorado como un tomate. Tiempo después, nos reímos mucho sobre esto, y cómo él había quedado tan mareado que no sabía ni para qué lado tenía que ir.



Claro que, una vez en casa, empezaron las dudas. Me volerá a llamar? Le habré gustado? Me gustó a mi? Es necesario recordar que ninguno de los dos, a pesar de nuestros jóvenes 20 años, teníamos una historia muy copada para contar. Al menos no en cuanto a asuntos amorosos.


Y claro que vino el resúmen frente a mis amigas: La tiene re clara... Sabe lo que quiere... Tiene objetivos de vida... Es super interesante... Está re informado... Y me gusta, me gusta mucho... Pero... (Alerta tardía: Pau!! El hombre perfecto no existe!! Tendrías que haberlo sabido!!)



Y sí, llamó, durante los siguientes tres días llamó. Y nos vimos... La segunda salida fue a comer a Mc Donalds. Después, nos sentamos en los escalones de la recova y nos dedicamos a darnos besos, muy inocentes. Eramos chicos y nos creíamos grandes. Finalmente, nuestra salida terminó cuando un guardia del lugar nos pidió que nos retiráramos (como si estuviesemos haciendo un escándalo!!)



El tema es que yo la pasaba bien con él, pero él no terminaba de cerrarme. Era demasiado confianzudo para mi gusto. Muy pagado de sí mismo. Y su característica de ser una persona muy afectiva fisicamente chocaba con la mía, de ser una persona de "cuidado, espacio personal, me estás invadiendo". Yo necesitaba tiempo para aceptar su cercanía física, y él necesitaba alguien al lado que pudiera bancarse una caricia constante. Claro que, mirándolo desde el presente, no entiendo cómo podía no bancarme eso en él, pero en el momento, apenas si nos conocíamos, y él tenía esa actitud de "somos novios hace años".



Y como soy mujer, y soy complicada (o lo era en ese entonces) decidí que no quería volver a salir con él. Dije: "Claro que no es él, sino no me pasaría esto de sentirme incómoda al lado suyo". Y decidí que la próxima vez que saliéramos le iba a decir que no quería volver a salir.



Fue la salida infame, según él. Me invitó al cine, con las entradas en la mano, y yo no pude decirle que no. Fuimos a ver "El día final", paradójicamente. Durante toda la película, no hice más que evitar sus abrazos y sus besos. Y caminando de vuelta a casa, tuvimos "la" charla. Años después, él me reprochaba todavía que no hubiese dicho antes todo lo que tenía que decir, y evitar bancarme toda la película (la cual es malísima, dicho sea de paso). Incluso nos reímos porque, dado que era obvio que no nos íbamos a volver a ver, llegado un momento le dije:


- Si querés, sigo sola, eh? No necesitás acompañarme hasta casa.


Llovía y él tenía paraguas y yo no. Y él, al fin y al cabo, es un caballero (lo sigue siendo??). Y nunca me hubiera dejado sola a la medianoche, caminando por una ciudad vacía y con lluvia. Claro que yo todavía no lo conocía.

Llegamos a mi edificio, y ya era claro que no ibamos a repetir la escena de la primera vez. Nos saludamos, él con el orgullo herido. Yo pensando que nunca más lo iba a volver a ver (ingenuaaaaaa!!!!).


(Continuará)


(Este post es muy largo, pero tenía que cerrar esta parte de la historia ahí. Ni antes, ni después. Ahí)

Comentarios

PauLy ha dicho que…
Pau, me encanta... Seguila ya!!

Besos
Mhi ha dicho que…
Queremos saber!! queremos saber!!

(ponele cantito cuando lo lees)
Ana ha dicho que…
sí, que el próximo post sea más largo aún :P
Pura López ha dicho que…
ayyy!! que lindo cuentito!! voy a seguir pasando para leer el resto,permiso eh!
saludos!
*Carolí* ha dicho que…
Qué intriga!!!
Qué lindo!
Se podrá tener una relación con esas características después de los 25 años? (...)
Soñemos que sí...
Espero con ansias la entrega III
El MeLLi ha dicho que…
Esto que acabas de hacer es muy feo. No se deja una historia por la mitad.

Creo que no tenía tanta intriga por saber como termina algo desde que terminé de ver El Señor de los Anillos II

Muy bien relatado

sds
Mery ha dicho que…
Es cierto que a veces que sean muy confianzudos es medio incómodo... bah, depende la situación!! jejeje
Tampoco un quieto que no hace nada...
(Complicadas las minas!!!)
Besotes y espero el resto!!!
*Mery*
Ardillor ha dicho que…
Me encanta la onda de postear en capitulos! Otra! Otra!
(volví a comentar, pero todavia no se que escribir... cuando se deje tde tambalear la estantería, tal vez)
Un beso!
Adri
pd: Que ricura ese nene!! Yo sabia que perfilaba para algo bueno.
Yo y otro Yo ha dicho que…
Nooo que maldad, que intriga!
Shhh queremos leer!
chauz!
Merlïn
:)
J ha dicho que…
Primer comentario. yo estoy aca lejos, sin tele ni teléfono, mi unico medio de comunicación es la compu. Así que me gusta esta historia tuya tipo novela dela tarde, hay que esperar para saber qué pasa, igual espero que no tanto...
Muy bien el blog, refleja muy bien a las mujeres brokenherted del mundo, y a las demas tambien, porque entre nosotras nos entendemos, y, aunque cueste creerlo, a todas nos pasa lo mismo. Incluso en el mismo grupo de amigas...todas cometemos los mismos errores.
Saludos!
wallyzz ha dicho que…
No sabia lo del ICQ !!! que baaaaaarbaro !!!

Bueno dale segui...

Abrazo
Pumpkins ha dicho que…
uhh

noo me re quede con la intriga

chan chan

cuando volvemos mañana???
Desafiando_CE ha dicho que…
Deberias replantearte escribir una novela con esta historia!!!

2 cosas a tener en cuenta:
1ro- La historia es si misma es de amor y debe tener miles de anecdotas para elegir como para que sea drama-romantico
2do- Tenes la gran virtud de saber contarla y dejar a la gente enganchada

Besos Pau, sigo esperando...
elcabeza ha dicho que…
La verdad que los continuara son toda una maldad del marketing pero cuando la historia lo vale, la verdad que nunca mejor utilizados.
No soy yo, sos vos ha dicho que…

Pauly: Gracias, ya salió la 3er parte.

Mhi: jaja

Ana: Gracias! Y me encantó tu blog!

Pura Lopez: Be my guest!

Caroli: Yo también espero que si!! Aunque nuestras mentes ya estan corruptas! :(

El melli: Perdon? Y gracias?? je

Mery: Complicadas nosotras? Naaah, ni ahi... ja

Ardi: Gracias!! Y me encanta que estes de vuelta! Y quiero saber que paso! Si se puede, obvio, no?

Merlin: Ya vino la 3ra :)

J: Gracias!! Y me rei mucho con lo de la novela de la tarde!! Donde estás?? Como haces para vivir sin tel ni tele?? :)

Wallyzz: Y el beso y la sonrisa??

Pump: :) Ya está

Ce: Gracias! Solo es cuestion de ser honesta conmigo misma, como vos lo dijiste :)

Cabeza: jaja, no busqué una estrategia de marketing... salio asi, no más...

Besos
Pau
Horacio ha dicho que…
uy uy uyyy, qué tema las personas que les tenés que enseñar a dar besos pero sin decírselo para que no se sientan mal, jajajajjajaa
No soy yo, sos vos ha dicho que…

Horacio: En realidad, el estaba encantado! Le parecia un juego y se divertia! :) (No puedo creer que leiste este post tan largo!!)

Besos
Pau

Entradas populares